Entrada actual
Donbass, Educación, Kiev, Nacionalismo

El dilema de la lengua en la educación ucraniana post-Maidan

Articulo Original: Tatiana Kirsanova / Lenta.ru

pic_72d897a29334588297bae987440a3855-1En vísperas del Día del Conocimiento [como se conoce al primer día del curso escolar], la ciudad de Kiev permitió a los colegios ucranianos de la capital no celebrar de forma solemne el 1 de septiembre. Según la alcaldía, este acto que tradicionalmente precede al inicio del año escolar lleva a memorias de los tiempos soviéticos. El Departamento de Educación y Ciencia envió a los colegios un mensaje explicando que cada centro podía determinar el formato del festival. La subdirectora de la administración del gabinete de la ciudad de Kiev, Ana Starostenko, afirmó que de esta forma las autoridades de la ciudad tratan de eliminar los vestigios del pasado soviético.

Pero esta no es la única costumbre que el sistema educativo ucraniano pretende liquidar. En la ciudad de Bajmut en el territorio de Donetsk controlado por Kiev, tres semanas antes del inicio del curso, tres colegios pasaron a lengua ucraniana [en lugar de rusa]. Ante la indignación de los padres, las autoridades locales se ofrecieron a pagar el viaje a los niños que sigan queriendo estudiar en ruso.

Ruso a cambio de traslado

En Bajmut, hasta ahora Artyomovsk, el 10 de agosto, los colegios nº 14, 17 y 18 pasaron a enseñar en lengua ucraniana. Los padres y madres que habían matriculado a sus hijos para la clase de primero en el colegio nº 18 protestaron contra el acto de “ucranización” de la institución apenas días antes del inicio del curso. “Nos inscribimos el invierno pasado y pedimos la admisión para las clases en ruso. En junio nos volvieron a entrevistar sobre el asunto de la lengua y los padres volvimos a elegir el ruso. Y de repente, el 15 de agosto, los profesores anunciaron que las clases pasaban a impartirse en ucraniano”, explicó un representante de los padres y madres. En el colegio nº18 se habían apuntado 59 alumnos, pero su opinión no ha sido escuchada, simplemente se les ha ignorado.

Según los padres, los colegios que imparten sus clases en ruso se encuentran excesivamente alejados para llevar a los niños. Para solucionar el problema, el alcalde ha encontrado una solución alternativa: pagar el viaje a los niños y sus acompañantes. [Los padres argumentan que tendrían que salir del trabajo para acompañar a los niños al colegio, por lo que la solución del alcalde no es tal].

La desaparición del ruso

El número de colegios que enseñan en ruso está descendiendo rápidamente, no solo en el este de Ucrania sino también en el centro, incluso en el corazón de Kiev. Sin embargo, la demanda aumenta. La familia Savluk lleva 30 años en Kiev desde que, en los años 80, se mudaron a la capital desde los suburbios. Ya que su lengua materna es el ruso, la elección para el colegio de su hijo Serafin, de siete años, estaba clara. En su intento por matricular a su hijo en un colegio en ruso, llamaron a todos los colegios del distrito. Hace seis meses, ya no quedaban plazas. Todas las plazas en los colegios que enseñan en ruso se habían cubierto en los dos o tres primeros días desde que se abriera el plazo. Y el niño tuvo que matricularse en un colegio privado, que no es barato: un curso escolar cuesta alrededor de 70.000 grivnas (2.600 dólares). “Ahí, por supuesto, va a aprender muy bien, las condiciones son buenas, pero es muy caro. Hemos tenido que recortar de nuestro presupuesto para poder pagar esa cantidad de dinero para que el niño reciba una educación adecuada”, afirma la abuela Galina Savlukov. Los hijos de Galina estudiaron en colegios en ucraniano, por lo que conoce perfectamente el sistema de educación local, así que insistió a la madre de Serafín para que su hijo estudiara en ruso.

No son solo los padres los que comentan la falta de colegios en ruso, sino también los profesores. La directora del colegio nº153 Pushkin, Olena Batalova, afirmó, con cierto orgullo, que competencia por las plazas era más dura que para la universidad. “Para 56 plazas, en dos días recibimos 230 solicitudes”.

Sin embargo, el Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania cree que no existe escasez de colegios en lengua rusa en Ucrania. La ministra de Educación, Lilya Hrynevych, afirmó que en términos generales la actual situación el sistema educativo satisface a la población de habla rusa del país. “Si los padres tienen un problema, pueden contactar con sus departamentos locales de educación, que les recomendarán un colegio en el que haya clases de ruso o que sea íntegramente en ruso”, añadió la ministra.

Sin embargo, las recomendaciones no llevan a oportunidades para los niños. Los padres afirman que las autoridades simplemente no reaccionan ante las quejas de falta de plazas en colegios en ruso. Por ejemplo, en la ciudad de Mukachevo [en Transcarpatia, oeste de Ucrania], 25 padres y madres de alumnos no consiguen que un colegio que lleva el nombre de Pushkin autorice al menos una clase en ruso. “Este año, por los esfuerzos del alcalde, que ha hecho legales unas condiciones que en realidad son ilegales, así como los esfuerzos del director del colegio, se negó el derecho a estudiar en ruso a los alumnos de primer curso.”, afirmó Vladimir Saltykov, uno de los padres de Mukachevo.

Mi lengua – mi enemigo

Según la Constitución, la lengua oficial del Estado en Ucrania es el ucraniano. El ruso, como otras lenguas de los pueblos constituyentes, se tenía en cuenta como forma de comunicación de una minoría nacional. Existe también una ley sobre los principios de la política lingüística en el Estado, adoptada por el Parlamento en 2012 y cancelada en 2014 después del Maidan. Sin embargo, el presidente de Ucrania nunca llegó a firmar la derogación de esa ley, por lo que sigue en vigor la norma de que cualquier colegio público está obligado a crear clases en las lenguas de las minorías nacionales si reciben un número suficiente de peticiones (artículo 20, párrafo 4). La ley sigue en vigor, pero no está siendo aplicada y existe la percepción de que los colegios rechazan las solicitudes de estudiar en ruso para no estropear las estadísticas ucranianas.

Según esas estadísticas, de los 519 colegios de Kiev, solo siete instituciones educativas enseñan en ruso, apenas un 1,5% del total. Solo doce colegios de la capital disponen de clases de ruso. Sin embargo, según el censo, de los 2,5 millones de residentes en Kiev, 600.000 – la cuarta parte de la población de la capital – afirman que el ruso es su lengua materna.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2016
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.654 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,070,147 hits
A %d blogueros les gusta esto: