Entrada actual
Rusia, Ucrania, Zelensky

El año de Zelensky

Se cumple un año de la aplastante victoria electoral de Volodymyr Zelensky contra su antecesor, Petro Poroshenko, que basó su campaña en el nacionalismo y militarismo, frente a un discurso del aspirante que buscaba una retórica moderada y promesas de paz. Doce meses después de esa victoria, las esperanzas de la población en un cambio en la política nacional han desaparecido prácticamente por completo entre una política errática que en ningún momento ha supuesto cambio real alguno con respecto a los cuatro años anteriores.

En estos doce meses ha quedado claro que, no solo esas exageradas expectativas de cambio no se han cumplido, sino que la norma general en prácticamente todos los aspectos de la política nacional e internacional ha sido la continuidad con la línea marcada en la legislatura anterior por el presidente Petro Poroshenko.

Artículo Original: Colonel Cassad

El servicio de prensa de Zelensky ha querido promocionar los “éxitos” del presidente Ze durante su primer año al mando. Todo es muy bonito.

Lo que Ucrania ha aprendido de Zelensky:

  1. Es posible abrir el mercado de la tierra agrícola.
  2. Los ministros no son santos: si no cumplen, pueden cesar tras un mes en el puesto.
  3. La mayoría absoluta no quiere decir dictadura, como sería el caso en Rusia.
  4. Los prisioneros pueden volver, incluso de Mordor.
  5. La inmunidad parlamentaria, no crean en ella, retírenla.
  6. Se puede despedir al Fiscal General, no hace falta esperar al siguiente presidente o a una llamada de Washington.
  7. El primer ministro puede ser regañado por los altos sueldos de los oficiales.
  8. El presidente puede dar ruedas de prensa de catorce horas, hasta que se acaben las preguntas.
  9. Un ministro puede autoaislarse voluntariamente en cuarentena solo para calmar a la población.
  10. El Estado puede pagar docenas de vuelos para traer a casa a ciudadanos que se encuentran varados en el extranjero.
  11. El partido del presidente puede rechazar voluntariamente la financiación del Estado.
  12. Durante una pandemia, el presidente puede ser más accesible a la población que el alcalde de la ciudad.

Команда Зеленского

  1. Para cumplir con las exigencias del FMI, para eso es posible. Durante la campaña electoral, Zelensky repitió que habría un referéndum sobre este tema, pero, en el transcurso del año, Ucrania ha podido saber que no es necesaria ninguna consulta cuando se trata de las exigencias del Fondo Monetario Internacional.
  2. Lo principal es que Avakov continúe. Y no continúan otros ministros de Poroshenko, como, por ejemplo, “todos los extranjeros”. No hay diferencia con los ministros del antecesor, solo similitudes, desde Avakov a representantes de la oligarquía (ahora hay más miembros del clan Ajmetov).
  3. Como si no hubiera diferencia especial entre cómo se han presentado las enmiendas a la Constitución en Rusia y las “enmiendas del FMI” en Ucrania.
  4. Con Poroshenko, por supuesto, no hubo intercambios de prisioneros. Que Nadezhda Savchenko no les engañe, nunca regresó de Mordor.
  5. Ninguno de los diputados ha sido acusado, aunque se habló de acusar a Poroshenko y otros. Pero no se ha hecho nada.
  6. Se ha tardado casi un año en cesar al Fiscal General Ryaboshapka porque no había acuerdo entre los diferentes clanes oligárquicos.
  7. Qué horror, una regañina. Posiblemente vayan a llorar.
  8. Putin tiene un serio competidor en lo que respecta a hablar en televisión y va claramente por detrás. Jaque mate, Mordor.
  9. Es decir, el ministro, en lugar de organizar el sistema sanitario para combatir la pandemia, se encierra en cuarentena. Es como si un general, en lugar de comandar las tropas, cogiera un rifle y dijera: “ya os las arreglareis vosotros mismos”.
  10. La capacidad de repatriar a sus propios ciudadanos, en lugar de ser lo normal, se considera un éxito.
  11. No lo necesitaba especialmente, para empezar porque el partido existe a expensas de grupos financieros y oligárquicos´
  12. Ya sabemos que Zelensky puede hablar mucho. El problema es lo que dice.

En resumen, si estos son los éxitos del año de los que pueden inventar los especialistas de las relaciones públicas, queda poco de las esperanzas de “vivir una nueva vida”.

  1. La guinda del pastel: se está considerando seriamente la posibilidad de nombrar a Mijaíl Saakashvili “viceprimer ministro para las reformas”. Reír por no llorar.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.859 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.353.676 hits
A %d blogueros les gusta esto: