Entrada actual
Extrema Derecha, Fascismo, Historia, Rusia, Ucrania

Aniversarios

Artículo Original: Andrey Manchuk

El Parlamento de Ucrania ha adoptado la resolución Número 2364 sobre la celebración de fechas y aniversarios memorables en el año 2020. “La celebración a nivel estatal de aniversarios de fechas importantes en la vida público-política de Ucrania y el aniversario de figuras extraordinarias es un componente importante de la política estatal de memorial nacional y contribuye a la consolidación de la sociedad”, afirmaba el comunicado que acompaña a la resolución. Sin embargo, tras leer el texto, es fácil comprender que la memoria de los políticos ucranianos tiene una ideología muy concreta. Y su conocimiento de la historia de Ucrania no cumple los requisitos mínimos de un estudiante de secundaria.

Gracias a la decisión de los diputados, el 21 de abril, Ucrania celebrará el centenario del acuerdo de Varsovia, que siempre se ha considerado un acto de vergüenza nacional. Y no solo lo han considerado así los bolcheviques sino también algunas influyentes organizaciones de nacionalistas ucranianos. La esencia de este desequilibrado acuerdo entre el líder polaco Jozef Piłsudski y el atamán de la República Nacional Ucraniana Simón Petliura es que la parte ucraniana transfería a una revivida Polonia territorios de Ucrania occidental (Galizia, los Cárpatos, Volinia, Jolmschina). Fue una dura traición a Galizia: el antiguo Carpatian Sich, que había perdido contra los polacos la guerra por el establecimiento de la República Nacional de Ucrania Occidental, se pasó a las tropas de Petliura y se convirtió en la base de las unidades de combate del ejército de la República Nacional Ucraniana.

No es extraño que los líderes de la República Nacional de Ucrania Occidental se negaran a aceptar la alianza con Piłsudski por ser una tragedia para los ucranianos de Galizia. El “dictador” Yevhen Petrushevich protestó duramente contra el acuerdo con los polacos y fue enviado por Petliura a Viena, mientras que una parte de las desmoralizadas tropas de Galizia desafiantemente desertó a los rojos para formar el Ejército Rojo Ucraniano de Galizia.

Sin embargo, la rendición de la República Nacional de Ucrania Occidental no se limitó a la pérdida de vastos territorios ucranianos. Petliura también acordó subordinar sus tropas al comando polaco, que se estaba preparando para atacar Kiev, y a mantener a los polacos a expensas de la población ucraniana, lo que en la práctica suponía saqueos y requisas. Además, los terratenientes polacos en el territorio de Ucrania controlado por Petliura recibieron garantías de protección de sus propiedades, es decir, que sus tierras no iban a caer en manos de los campesinos ucranianos. Mientras tanto, los derechos civiles y sociales de los ucranianos de Galizia y Volinia fueron aplastados desde el principio por las autoridades polacas.

Piłsudski utilizó el acuerdo para ampliar su expansión política en el territorio de Ucrania. Bajo este plan, la cuasi-independiente Ucrania de Petliura se convertía en parte integral de un futuro imperio polaco organizado según el modelo de la medieval Mancomunidad de Polonia-Lituania, en la que también se pretendía incluir a Bielorrusia y Lituania. Al capturar Kiev en mayo de 1920, las tropas de Piłsudski se comportaron como si fueran los dueños de la ciudad, ignorando abiertamente a las autoridades de facto de la República Nacional Ucraniana. Y cuando el Ejército Rojo liberó la capital ucraniana, las tropas polacas en retirada hicieron volar por los aires el principal puente sobre el Dniéper, que había permanecido intacto a pesar de las guerras, golpes y disturbios.

El acuerdo de Varsovia con Piłsudski marcó el colapso político final del atamán Petliura, que finalmente perdió toda credibilidad a Piłsudski ante la población, que le vio como un títere de Polonia y los nacionalistas del Carpathian Sich de Galizia abiertamente calificaron a su antiguo líder de traidor. El fallido líder vivió durante un tiempo a sueldo de Piłsudski y después partió hacia París, donde fue ejecutado por el anarquista judío Samuel Schwartzbard, que buscaba vengar la muerte de sus familiares durante los pogromos.

Los ignorantes diputados ucranianos, que hace tiempo que han dejado la memoria histórica a merced de Vyatrovich, no comprenden que celebrar el centenario del acuerdo de Varsovia es algo ridículo y vergonzoso porque es celebrar la rendición a un enemigo extranjero, una rendición clara y sin ambigüedad alguna que nada tiene que ver, por ejemplo, con los acuerdos de Minsk, escritos en clave de compromiso [y que los nacionalistas califican de rendición a Rusia-Ed]. Si es que incluso OUN, que luchó contra la ocupación polaca de Ucrania occidental impuesta sobre ellos por su líder Petliura, calificó el pacto de gran traición.

Sin embargo, a juzgar por el texto de la resolución, los ucranianos celebrarán el años que viene un considerable número de fiestas que serían imposibles en cualquier otro Estado moderno europeo:

“El Parlamento de Ucrania ha adoptado la resolución Número 2364 sobre la celebración de fechas y aniversarios memorables en 2020. Los diputados han decidido que, el próximo año, los ucranianos celebrarán a nivel oficial el aniversario de Volodymyr Kubiovich, que aparece en la imagen, y otros nacionalistas:

Hace 280 años del nacimiento de Maim Zalizniak, líder de la Koliyivschina, uno de los organizadores de los pogromos y el asesinato masivo de los judíos de Uman.

Hace 130 años del nacimiento de Ivan Poltavets-Ostranitsa, colaboracionista Nazi, principal figura de UNAKOR, la organización de los cosacos ucranianos que colaboró con los Nazis. El grupo de UNAKOR actuó como batallón de la policía auxiliar ucraniana en la masacre de muchos miles de judíos en Volinia, Yitomir, Bila Tserkva y Vinnitsa.

El 6 de febrero se cumplen cien años del nacimiento del colaboracionista Nazi Vasily Levkovich, un criminal de guerra de la policía auxiliar ucraniana, organizador y participante en el asesinato masivo de 5000 judíos de Dubno y otros varios miles en Rovno.

El 20 de febrero se cumplen 115 años del nacimiento de Ulas Samchuk, colaboracionista Nazi, editor-jefe del diario antisemita y pronazi de Rovno llamado “Volinia”. El periódico publicaba artículos antisemitas que llamaban al exterminio de los judíos.

El 24 de febrero se cumple el 110º aniversario del nacimiento de Vasily Sidor, colaboracionista Nazi y criminal de guerra, miembro del batallón Nachtigall y del 201º batallón de la policía auxiliar. Participó en el asesinato masivo de judíos y polacos y en operaciones punitivas contra los partisanos y la población civil en Bielorrusia.

El 16 de mayo se cumplen 130 años del nacimiento de Kiril Osmak, colaboracionista Nazi y uno de los líderes de la Rada Nacional Ucraniana en Kiev entre 1941 y 1943 bajo el liderazgo del criminal de guerra Andriy Melnik.

El 12 de agosto se cumplen 130 años del nacimiento de Olexandr Vishnevsky, colaboracionista Nazi y uno de los organizadores de la División Galizien de las SS.

El 23 de septiembre se cumplen 120 años del nacimiento de Volodymyr Kubiovich, colaboracionista Nazi y organizador de la División Galizien de las SS.

El 12 de noviembre se cumplen 100 años del nacimiento de Vasily Galas, miembro de OUN y uno de los organizadores y participantes del pogromo de la región de Ternopil. Como miembro de UPA, organizó y participó en las masacres contra la población polaca.

El 17 de noviembre se cumplen 110 años del nacimiento de Yaroslav Staruj, miembro de OUN, organizador de los pogromos contra la población judía en Ucrania occidental en 1941.

El 12 de diciembre se cumplen 140 años del nacimiento de Andriy Melnik, líder de OUN, colaboracionista Nazi y organizador de las unidades de la policía auxiliar ucraniana, organizador del asesinato masivo de población judía, especialmente en Babi Yar.

Según el decreto del Consejo de Ministros, se debe crear y organizar un comité para las celebraciones, que aprobará el plan y la financiación. El Ministerio de Educación realizará clases y conferencias informativas mientras, el Banco Nacional de Ucrania acuñará monedas conmemorativas y Correos emitirá sellos y sobres conmemorativos”, denunció Eduard Dolinsky, presidente del Comité Judío-Ucraniano.

Según Dolinsky, el Consejo de Ministros de Ucrania debe crear un comité para la organización de celebraciones en honor a estos criminales de guerra y asesinos y reservar los fondos necesarios para ello del presupuesto del país. El Ministerio de Educación organizará para la ocasión clases y conferencias informativas para los estudiantes, el Banco Nacional de Ucrania acuñará monedas conmemorativas y Correos emitirá sellos y sobres conmemorativos. Será otro acto de enaltecimiento de quienes colaboraron con los Nazis, ahora representados ante los ucranianos como injustamente olvidados héroes de la nación.

En este contexto, la traición de Petliura a Ucrania occidental no es más que otra broma de la historia moderna ucraniana. Pero será muy gracioso ver cómo se celebra en Ivano-Frankivsk, Lutsk o Lviv.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

diciembre 2019
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.729 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.375 hits
A %d blogueros les gusta esto: