Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Normandía, Rusia, Ucrania

En bucle

A lo largo de la última semana, en parte a causa de las declaraciones de diferentes representantes del partido de Zelensky y del propio presidente, ha vuelto a hablarse de puntos de los acuerdos de Minsk y del proceso de negociación de una resolución al conflicto que parecían desaparecidos. Se trata de los puntos políticos de los acuerdos de Minsk, esos que hasta ahora Ucrania ha preferido evitar para centrarse únicamente en los aspectos militares y en la entrega de la frontera.

Por una parte, ante la preparación de una posible cumbre del cuarteto de Normandía -que Macron anunció como inminente, posiblemente sin esperar que Rusia pusiera condiciones para su celebración-, Moscú ha planteado una serie de consideraciones previas que deberían cumplirse como prerrequisito a la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania. Rusia exige la retirada de tropas de Stanitsa Luganskaya, Zolotoe y Petrovsky según el acuerdo de 2016 (desde entonces, Ucrania ha avanzado sobre los dos últimos puntos en lugar de retirarse), un paso posible tras la retirada parcial de Stanitsa Luganskaya y teniendo en cuenta que Zolotoe y Petrovsky son dos puntos de importancia militar menos relevante.

Pero la principal exigencia rusa es que se acepte, por escrito y antes de la cumbre, un documento de compromiso procedente del Grupo de Contacto -en el que están presentes la RPD y la RPL- con la llamada “fórmula Steinmeier”. Se trata de la propuesta del ahora presidente de Alemania, entonces ministro de Asuntos Exteriores, para acelerar el proceso de implementación de los acuerdos de Minsk. Por primera vez y sorprendiendo a muchos, Ucrania ha dado a entender que podría favorecer esta idea, eso sí, siempre desde la interpretación ucraniana.

Según esta fórmula, que Ucrania había rechazado de pleno hasta ahora y que la RPD y la RPL han seguido exigiendo a pesar de que aceleraría su retorno a Ucrania, no se esperaría hasta cumplir los puntos militares, se pondría en marcha el proceso político con las elecciones locales y, lo que es más importante, entraría en vigor de forma inmediata el estatus especial para Donbass, de forma temporal primero y de forma permanente en el momento en el que la OSCE verificara los resultados electorales.

Es ahí donde radica la parte más relevante del proceso de Minsk, ya que, en caso de seguir este camino, el contenido de ese estatus especial de Donbass determinaría la forma en la que la RPD y la RPL regresarían a Ucrania. Desde la RPD y la RPL se busca un estatus especial que suponga una autonomía política y económica completa, mientras que desde Kiev se afirma repetidamente que no habrá estatus especial para Donbass en la Constitución de Ucrania. Así lo ha vuelto a repetir esta semana el presidente del Parlamento de Ucrania, que ha apelado a modificar o reescribir la ley de estatus especial aprobada unilateralmente (y no de forma negociada con Donetsk y Lugansk como exige Minsk) por Kiev y que nunca ha entrado en vigor. Aunque se trata de un estatus especial únicamente retórico, sin contenido político, parece ser excesivo para Kiev, que lo aprobó únicamente para poder decir que había cumplido su parte en los acuerdos de Minsk.

Es precisamente esa simulación de cumplimiento de los puntos políticos del acuerdo la que sigue preocupando a Kiev, que teme que, en una cumbre del “formato Normandía” se exija a Ucrania que cumpla lo que firmó. El representante de Kiev en el Grupo de Contacto de Minsk lo llama “ceder a las exigencias de Moscú”. Ante esa preocupación, Kiev responde con exigencias propias. Kuchma, que ya anticipó que la “fórmula Steinmeier” no va a funcionar, se centra en el aspecto electoral para afirmar que es imposible de celebrar elecciones en las condiciones actuales y para exigir la entrega de la frontera. Así lo recogía el sábado Vzglyad:

El líder de la delegación de Kiev en el Grupo de Contacto para la resolución de la situación en Donbass, Leonid Kuchma, expresó su preocupación ante la posibilidad de que en la próxima cumbre del “Cuarteto de Normandía”, los líderes de Francia y Alemania vayan a presionar al presidente Volodymyr Zelensky.

Según informa TASS, Kuchma se mostró preocupado por la previsible cumbre del Cuarteto de Normandía, en el que espera que los líderes de Alemania y Francia presionen al presidente de Ucrania para convencerle de una serie de compromisos, entre ellos aprobar un plan para celebrar elecciones locales en Donbass sin supervisión de Kiev.

“Zelensky lo pasará mal, será uno contra tres”, afirmó el líder de la delegación de Ucrania en el Grupo de Contacto en una entrevista para Associated Press. “Tengo alguna esperanza”, añadió Kuchma en respuesta a una pregunta sobre sus expectativas de un resultado positivo de la cumbre del “canal a cuatro”.

Según el expresidente de Ucrania, se pide a Kiev que su consentimiento “a todas las demandas de Moscú”, incluida la exigencia de otorgar estatus especial para Donbass. Sin embargo, el representante de Kiev en el Grupo de Contacto insistió en el “compromiso de Ucrania” con los acuerdos de Minsk, en los que, según Kuchma, “primero está la seguridad”. “Hay que retirar tropas, armamento pesado, tienen que devolvernos la frontera y después tendremos elecciones”, afirmó Kuchma.

-Vzglyad

Como firmante de los acuerdos por parte de Ucrania, Kuchma debe conocer la letra de los acuerdos, que afirman que la entrega del control de la frontera comenzaría únicamente tras la celebración de las elecciones locales en Donbass. La entrega de la frontera, con la que Donbass quedaría aislado de Rusia, que ya no podría romper el bloqueo comercial, ha sido desde el principio uno de los puntos que Ucrania ha tratado de modificar. Incapaz de hacerlo, Kiev optó por repetir constantemente la exigencia de entrega de la frontera, sin importarle el hecho de que las condiciones de esa entrega están explícitamente detalladas en los acuerdos que Ucrania dice defender. A pesar de los ligeros cambios en la estrategia del nuevo Gobierno ucraniano con respecto al anterior, la base sigue siendo la misma, negar las mínimas concesiones políticas que Minsk concede a Donbass y seguir exigiendo al otro lado que cumpla con su parte y que realice concesiones más allá de lo firmado en los acuerdos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.543 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.319.591 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: