Entrada actual
Batallón Shakhtyorsk, Batallón Tornado, Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, Enfrentamientos, Guardia Nacional, LPR, Lugansk, Lyashko, SBU, Semenchenko

Hazañas del batallón Tornado

Artículo Original: Lenta.ru

detail_b1c48a5ba0c0564707e456d0dbd8404fEn Ucrania ha resurgido con fuerza el conflicto alrededor del famoso batallón de militantes voluntarios Tornado, que luchó en Donbass, en la región de Lugansk, del lado de Kiev. El 2 de agosto, en el tribunal del distrito Obolonsky de Kiev, la sesión vino acompañada de enfrentamientos masivos entre partidarios del batallón Tornado y las fuerzas de seguridad. Docenas de agentes del orden resultaron heridos. Es complicado entender por qué es tan difícil condenar a los militantes.

El batallón

En otoño de 2014 estalló un escándalo alrededor del batallón voluntario Shakhtyorsk, creado por el líder del Partido Radial Oleh Lyashko después del estallido de la guerra en el sudeste del país. El ministro del Interior Arsen Avakov firmó su disolución debido a los saqueos de los soldados. En aquel momento, el ministro afirmó que unos 50 ladrones de los 700 miembros que formaban el batallón “minero” [Shakhtyorsk] habían conseguido desacreditar a todos, aunque en algunas batallas (concretamente en la de Ilovaysk) habían luchado con solvencia. Apenas una semana después de la disolución del batallón “minero” se creó una nueva unidad. Los soldados del batallón Shakhtyorsk se alistaron en el batallón Tornado. “Los mejores soldados, que han pasado por Peski e Ilovaysk, hoy están en nuestro batallón. Tenemos una gran experiencia”, afimó Daniil Volya, comandante de la nueva unidad. Tornado tenía su base en Zaporozhia, que se consideraba una ciudad “del frente”. [En realidad, Zaporozhia está a más de 200km de distancia de Donetsk].

Sin embargo, ya entonces estaba claro que el problema iba mucho más allá de lo admitido por Avakov. “En la línea del frente, vi al batallón Shakhtyorsk creado por Lyashko. Simplemente impactante. Alcohólicos, ladrones, idiotas y soldados sin preparación alguna. Al final, sobre la base del batallón Shakhtyorsk se formó la compañía de patrulla Tornado de operaciones especiales del Ministerio del Interior. Se eligió Zaporozhia como primer destino ya que la ciudad estaba en una situación relativamente pacífica. Oficialmente, la misión parecía poco concreta: “luchar contra los separatistas y terroristas”, explicó el activista Andrey Dzindzya.

Ruslan Onischenko

Ruslan Onischenko

Kiev, Zaporozhia, Lugansk y después…a todas partes

Pronto fue evidente que la decisión del Ministerio del Interior de reformar el batallón no había solucionado ninguno de los problemas y simplemente había agravado la situación. El 2 de noviembre de 2014, pocos días después de la formación del batallón Tornado, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) detuvo a seis hombres del batallón que portaban armas en Kiev. El SBU afirmó: “los miembros de este particularmente peligroso grupo subversivo se encontraban en la capital de Ucrania para cumplir una serie de órdenes privadas de carácter delictivo”. Mientras tanto, los soldados del batallón se vengaron atemorizando a las autoridades de Zaporozhia. El entonces alcalde de la ciudad, Alexander Sin, se negó a ceder ante la exigencia de desplegar fuerzas especiales en la ciudad. Las negociaciones discurrieron de la forma habitual: hombres armados irrumpieron en el despacho del alcalde apuntándole con sus pistolas y él, a cambio, llamó a la policía. Finalmente, Tornado fue retirado del peligro y enviado primero a la ciudad balneario de Berdyansk, en la región de Zaporozhia y, en 2015, a la llamada zona de la operación antiterrorista (ATO) en la región de Lugansk.

Todo esto tuvo gran repercusión en Ucrania, pero en junio de 2015, el país recibió la gran sorpresa. El odiado Gennady Moskal, en aquel momento gobernador de la zona de Lugansk bajo control de Kiev, se quejó del batallón ante el SBU, el Ministerio del Interior e incluso ante el Consejo de Ministros a causa del sabotaje ilegal de un tren que transportaba carbón procesado en la planta de Alchevsk [en la RPL y que transportaba carbón, única forma de mantener el suministro eléctrico en la zona de Lugansk controlada por Kiev]. “Se hizo para tapar los numerosos crímenes cometidas por esta unidad en la región de Lugansk”, comentó indignado Moskal, que más adelante explicó: “Tornado no ha participado en operaciones de combate, sino que se convirtió en una trama de crimen organizado. De hecho, son una banda que se dedica al secuestro, asesinato, violación, asalto, saqueo, atraco y otros crímenes”.

Fue extremadamente difícil parar el descontrol de los soldados. Al día siguiente de la petición de Moskal, Arsen Avakov, ministro del Interior, firmó la orden de disolución de la compañía y de iniciar una investigación interna. En algún momento la situación empeoró hasta convertirse en peligrosa y, como comentaron las autoridades, “representan un peligro para la seguridad nacional de Ucrania”. Los soldados de la compañía (alrededor de 100 personas) tomaron la base cercana a Lisichansk e introdujeron equipamiento militar. Sin embargo, en el perímetro exterior, las fuerzas de seguridad detuvieron a la columna vertebral de Tornado empezando por su comandante, Ruslan Onischenko, con lo que se logró evitar lo que iba a ser una completa batalla.

En el curso de la investigación quedó claro que del total de soldados de Tornado, alrededor de una tercera parte, 43 personas, tenía condenas previas. La investigación reveló también otras pruebas de sus abusos y crímenes, especialmente de naturaleza sexual que fueron grabados en vídeo. Parecía que el castigo de los militantes sería rápido y adecuado. Pero no fue así.

pic_d38d0fbd3ecf29627d2e82e4f7c7e041

Batalla en la base de Lisichansk

El juicio

En septiembre de 2015, la Fiscalía General Militar de Ucrania informó de que la investigación de las acusiones contra los soldados del batallón Tornado había concluido. Se informó de que serían acusados según siete artículos del Código Penal de Ucrania. Esos cargos incluían creación de organización criminal, detención ilegal o secuestro, tortura y “satisfacción del deseo sexual de forma violenta y no natural”.

Las siguientes noticias sobre los militantes no aparecieron hasta enero de 2016, cuando antiguos soldados del batallón asaltaron el edificio del tribunal de Kiev en el que se celebraba una audiencia cerrada contra sus “camaradas”. A finales de enero, Anatoly Matios, fiscal militar, anunció los datos más recientes: nueve soldados estaban siendo procesados y existía orden de detención de otros 15. La investigación continuaba.

En abril, la Fiscalía General de Ucrania envió la formulación de cargos contra el comandante del batallón tornado, Ruslan Onischenko, su comandante adjunto y un empleado de la compañía. En paralelo, los antiguos soldados de la unidad añadieron algo más a la historia con un tiroteo en la cuidad de Boyarka, cerca de Kiev, contra los representantes de la Fiscalía Militar que querían saber por qué ocupaban los dormitorios del Ministerio del Interior. Y después volvió a reinar el silencio.

Los soldados de Tornado se hicieron ver otra vez a principios de agosto. La sesión ante el tribunal del 2 de agosto en la misma corte de Kiev discurrió según el escenario habitual, aunque a mayor escala. En esta ocasión, en los enfrentamientos entre los defensores de la unidad y las fuerzas de seguridad se saldaron con 27 policías heridos.

Como informó el entonces jefe de policía de Kiev Andrey Krischenko, las fuerzas de seguridad fueron atacadas con gases lacrimógenos. “Los manifestantes lanzaron gas, palos, porras y piedras. En la escena se han recuperado varias latas vacías de gas “Cobra”, que utilizan únicamente la policía y Guardia Nacional”, explicó Kryschenko.

Enfrentamientos de la semana pasada

Enfrentamientos de la semana pasada

Las fuerzas de seguridad también se enfrentaron a ruedas volando y botellas de agua. El vídeo de los hechos muestra el comportamiento de los soldados del batallón Tornado amenazando a los jueces y fiscales militares. El casi olvidado comandante adjunto del batallón Semen Semenchenko en cambio acusó a las fuerzas de seguridad de utilizar la violencia y gases lacrimógenos contra “manifestantes pacíficos” y mostró su más sentida decepción ante las autoridades ucranianas: “Ni siquiera es como Yanukovich….Hitler ha vuelto”. No sorprende que la sesión prevista para el 3 de agosto fuera pospuesta hasta el 9. Simplemente era imposible para la policía trasladar a los acusados al juzgado.

En su asalto al tribunal, los “activistas” plantearon formalmente sus dos obvias exigencias: que el caso del batallón Tornado procediera con más rapidez y de forma pública (hasta ahora las sesiones se celebran a puerta cerrada).

En realidad, esta historia tiene ya más de un año y las pruebas parecen ser las mismas con las que se contaba entonces, aunque sigue sin haber sentencias. Y el caso parece no tener fin. Indirectamente, esto prueba que su política funciona. Pero quién y cómo está involucrado en el caso solo se puede especular. Y es improbable que se llegue a saber completamente.

Hay que recordar que esta historia comenzó con el que es sin duda el “opositor” más ruidoso de Ucrania, Oleh Lyashko y que el fiscal militar Anatoly Matios alegó que el batallón Tornado recibía “asesoramiento” de miembros del Partido Radical [liderado por Lyashko]. “Esas consultas, esa asistencia, aún estamos investigando para confirmarlo…así que habrá que seguir el procedimiento”, amenazó Matios en 2015. Sin embargo, nada de eso ha ocurrido. El deseo de mantener el proceso a puerta cerrada está claro: quién sabe qué revelaciones y contra quién pueden aparecer en las vistas. Pero hay algo que es evidente: no habrá una salida fácil a esta situación. Tornado no solo es un peligro para las autoridades de Kiev sino para toda Ucrania.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Hazañas del batallón Tornado

  1. ¡¿ Tornado ?!, les viene al pelo aunque en su mayoría estén rapados. Ese fenómeno atmosférico tiene por costumbre arrasarlo todo, tal y como ocurre en la actualidad con la totalidad de los grupos nacionalistas ucranianos. Su supuesta forma de crear patria es arrasarlo todo, y, a ser posible, no dejar testigos. No se hasta que punto la rusofobia de los ciudadanos de esa nación disculparán actitudes como esta para contener las supuestas malas intenciones del OSO, pero preferiría vérmelas con un OSO enfadado, rugiente y babeante a andar en un nido de serpientes, o peor aun, en medio de un tornado de nivel…, dejémoslo en 3 ++; no creo que den para más.

    Me gusta

    Publicado por Ahiur | 09/08/2016, 10:57

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.142 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,094,217 hits
A %d blogueros les gusta esto: