Entrada actual
2 de mayo, Anti-Maidan, Anticomunismo, Automaidan, Batallón Azov, Borotba, Euromaidan, Extrema Derecha, Fascismo, Nacionalismo, Odessa, Partido Comunista, Parubiy, Praviy Sector, Right Sector, Ucrania

En el núcleo del poder

El papel de la extrema derecha en las protestas de Maidan, en el golpe de Estado de febrero de 2014 y en los primeros meses del nuevo Gobierno ha sido tema de debate desde la llegada al poder de un gabinete en el que Svoboda contaba con una representación que no se correspondía con el apoyo popular del partido. Ya entonces eran evidentes los grupos de ideología fascista, las banderas rojas y negras del Praviy Sektor, que históricamente utilizaron grupos como OUN o UPA, y la figura de Stepan Bandera cuyo retrato colgaba en el interior del ayuntamiento de Kiev, tomado por las fuerzas pro-Maidan.

En los dos últimos años, la imposición de la agenda nacionalista del Gobierno ha venido acompañada de una constante búsqueda de desacreditar, e incluso criminalizar, a toda oposición que no se ajustara a la idea nacionalista de Ucrania. Sin necesidad de grandes éxitos electorales, la extrema derecha ha consolidado su poder en la calle, dejando claro que para condicionar a jueces, fiscales o políticos no son necesarios ni representación parlamentaria ni siquiera la legitimidad de contar con el apoyo de la ciudadanía. Para la consolidación de la extrema derecha solo es necesaria la creación de grupos organizados y el apoyo, explícito o no, de las autoridades que, salvo en contadas excepciones, permiten que actúe con impunidad. Así lo han demostrado grupos como el Praviy Sektor, con su presión a jueces y fiscales en el caso del 2 de mayo en Odessa, ciudad en la que el nacionalismo ucraniano se encuentra en minoría.

La ilegalización o intento de deslegitimación de partidos acusados de actitudes pro-rusas ha venido acompañada por agresiones o amenazas de la ultraderecha, que actúa como brazo paramilitar del Gobierno, con quien generalmente comparte objetivos e intereses. En Odessa, donde las protestas de 2014 contra el nuevo Gobierno contaron con una base de organización política y participación de la ciudadanía, ese tipo de intimidación se ha extendido también a otros colectivos más allá de los partidos políticos y se ha centrado especialmente en el entorno de las víctimas del campo de Kulikovo.

Para justificar la represión política y policial y permitir, si no incitar, la actuación de los grupos de extrema derecha, Ucrania se ha basado, especialmente desde la pérdida de Crimea en 2014, en explotar la idea de la “guerra híbrida”. Esa política de comunicación, adoptada también por la prensa occidental y la OTAN, ha servido para acusar a Rusia de intervención militar directa en Donbass y para culpar al país vecino del empeoramiento de la situación económica en el país o de cualquier movimiento de protesta que no contara con el visto bueno del nacionalismo ucraniano.

Esta estrategia ha definido como provocaciones pro-rusas la celebración del 1 de mayo, todos los símbolos relacionados con la victoria en la Segunda Guerra Mundial o los actos en memoria del casi medio centenar de personas que murieron en el incendio provocado por los cócteles Molotov de los nacionalistas ucranianos en la Casa de los Sindicatos de Odessa. Y esos actos se han encontrado con los obstáculos de las autoridades o con el acoso de los radicales, en lugares de importancia estratégica y población de habla rusa como Járkov y especialmente en Odessa, donde el acoso a la izquierda y a los actos relacionados con el campo de Kulikovo se han visto sometidos a la constante presión de los grupos locales de extrema derecha.

Bien organizados, con capacidad para movilizar a un número suficiente de activistas para intimidar a los jueces o acusados del caso del 2 de mayo, las madres de Kulikovo o las escasas manifestaciones reivindicativas que se han organizado, el Praviy Sektor, Automaidan y otros grupos nacionalistas cuentan con el apoyo de las autoridades, que en general permiten que actúen con impunidad.

El pasado 2 de mayo, cuando tanto Kulikovo como los nacionalistas conmemoraron, por separado y de forma bien diferente, a los fallecidos aquel día, quedó demostrada la ruptura existente en la Ucrania nacionalista y la que no lo es. Por la tarde, los nacionalistas homenajearon a Igor Ivanov, líder del Praviy Sektor en Odessa, que murió tiroteado en los enfrentamientos de la mañana del 2 de mayo de 2014. Dirigido por el sustituto de Ivanov al frente del Praviy Sektor, Serhiy Sternenko, que minutos antes del acto organizaba la entrada de sus tropas al acto con la policía, el homenaje finalizó con los habituales gritos de “gloria a Ucrania, muerte a los enemigos”.

Además de un insulto a Vladimir Putin, el cántico incluye una burla a Novorrusia, algo curioso si se tiene en cuenta que el homenaje se celebró a escasos metros de la estatua a Mijail Vorontsov, gobernador de Novorrusia en la época del Imperio Ruso. Rodeando el acto, era difícil distinguir a quienes participaban en el acto y a quienes se encontraban allí para proporcionar seguridad como miembros de las tropas del Ministerio del Interior. Con el mismo uniforme de camuflaje, todos vestían los pañuelos amarillos de Maidan y las cintas, también amarillas, con las que las tropas ucranianas se identificaban en el frente en los primeros meses de la guerra.

Horas antes, miles de ciudadanos de Odessa conmemoraron el segundo aniversario de la masacre de la Casa de los Sindicatos frente al campo de Kulikovo. Al contrario que los nacionalistas, que celebraron su acto sin interrupción y sin las anunciadas “provocaciones pro-rusas”, quienes se acercaron al campo de Kulikovo aguantaron estoicamente las horas de espera, la indiferencia de los observadores de la OSCE, las burlas de varios grupos de nacionalistas (especialmente de las juventudes del cuerpo civil de Azov) y, sobre todo, la negativa de las autoridades ucranianas a permitir el paso hasta el lugar en el que debía celebrarse el homenaje.

“El 2 de mayo del año 2014, nazis ucranianos quemaron aquí a docenas de Odessitas. Luto y recuerdo”

A diferencia de otras ocasiones, en las que habían sido los grupos nacionalistas, especialmente el Praviy Sektor de Serhiy Sternenko, los que habían intentado sabotear los actos, en esta ocasión fueron las autoridades las que se encargaron de impedir que el homenaje transcurriera con normalidad en el lugar previsto.

Consecuencia o no de las acciones de un grupo de activistas, que mostraron carteles que acusaban de asesino al ahora presidente del Parlamento Andriy Parubiy y de cómplice al presidente Poroshenko, la presión contra los activistas de Kulikovo ha aumentado desde entonces. Desde aquel día, cada una de las reuniones semanales en las que los familiares homenajean a los allí asesinados se han encontrado con el mismo obstáculo: la negativa de las autoridades a permitir el paso hasta la valla que rodea la Casa de los Sindicatos, alegando una amenaza de bomba, que siempre ha resultado ser falsa.

A ello se ha sumado la presencia de la extrema derecha que, con su líder Sternenko a la cabeza, se ha burlado y ha acosado a los allí presentes. Como es costumbre, Sternenko ha publicado regularmente esas imágenes, acompañadas de insultos o acusaciones.

Sin olvidar el caso 2 de mayo, especialmente en lo que respecta a la presión que las organizaciones nacionalistas han ejercido sobre los jueces, Sternenko se ha centrado en las últimas semanas en exponer a personas que considera “pro-rusas” o comunistas y exigir que las autoridades tomen cartas en el asunto.

En las últimas semanas, el blanco de las burlas y provocaciones de Sternenko y sus seguidores ha sido Elena Radzykhovskaya. Más allá de la intimidación, Sternenko ha aumentado recientemente la presión contra Radzykhovskaya, a la que ha denunciado ante la Universidad Nacional de Odessa, donde es profesora asociada del departamento de Historia, exigiendo su despido. Especialista en historia medieval e historia de la zona del mar Negro, con una tesis doctoral sobre Aragón, Cataluña y el Reino de Francia, un cuarto de siglo de experiencia y conocimiento de ocho idiomas, Radzykhovskaya se ha convertido en la obsesión de Sternenko.

El acoso a Radzykhovskaya no es nuevo. Ya en el verano de 2014 fue increpada e interrumpida por una delegación ucraniana cuando trataba de presentar su visión sobre lo ocurrido en Odessa el 2 de mayo en Bruselas. El objetivo de la conferencia, organizada por la eurodiputada de Letonia Tatjana  Zdanoka, era exigir una investigación sobre lo ocurrido en la Casa de los Sindicatos en busca de justicia para las víctimas. Dos años después, activistas, ciudadanos de Odessa y familiares de las víctimas siguen exigiendo esa investigación.

En el escrito remitido al rector de la Universidad Nacional de Odessa, donde Radzykhovskaya imparte clases principalmente relacionadas con la historia medieval, Sternenko alega, sin temor alguno a que sea evidente que su acusación tiene una motivación política, que la profesora asociada utiliza esas clases para adoctrinar a los alumnos. En una petición publicada en Change.org, alumnos y exalumnos niegan dicha acusación a la vez que defienden el derecho de la profesora a sus propias ideas.

El líder del Praviy Sektor presenta como prueba de las actividades anti-ucranianas de Radzykhovskaya imágenes de una protesta celebrada el Día de la Constitución de Ucrania, organizado por un pequeño grupo entre los que se encontraban Radzykhovskaya y Maurice Ibrahim, activista de Kulikovo y líder de las fuerzas de izquierda de la ciudad y otro de los objetivos del Praviy Sektor. El grupo escenificó un funeral por la Constitución, que consideran incumplida por el golpe de Estado de 2014 y por la actuación del Gobierno que llegó al poder entonces y que sigue negándose a investigar la masacre de Odessa.

En el proceso de criminalización de Radzykhovskaya ha sido de gran utilidad para la extrema derecha la figura de su hijo, Andrey Brazhevsky. “Nuestra protagonista: la madre de uno de los muertos el 2 de mayo de 2014 en la Casa de los Sindicatos, el colaboracionista pro-ruso Andrey Brazhevsky, que quería ver tropas rusas”. Los ataques contra Andrey Brazhevsky tampoco son nuevos. Para sorpresa de sus compañeros de partido, ya en 2014, activistas ucranianos trataron de descalificarle, al igual que han intentado descalificar todo el movimiento de protestas asociado a Kulikovo, como nacionalista, monárquico e imperialista ruso.

Brazhevsky tenía 26 años en el momento de su muerte el 2 de mayo en la Casa de los Sindicatos, era aficionado al deporte y se dedicaba a la informática. Pese a las calumnias de una parte del activismo de Maidan, que pretende confundir el Imperio Ruso con la Unión Soviética para desacreditar a ciertas opciones políticas, Andrey Brazhevsky era un comunista comprometido. Como tal participó junto a sus compañeros de Borotba en la manifestación del 1 de mayo. El 2 de mayo, pasó la mañana del que iba a ser el último día de su vida ayudando a evacuar a los heridos en los enfrentamientos que se produjeron en el centro de Odessa.

Vestido con un jersey morado y casco, el vídeo muestra a Brazhevsky trasladando heridos a una ambulancia cercana. Más adelante, ya en la Casa de los Sindicatos, Andrey es evacuado en ambulancia. Oficialmente, Brazhevsky murió a causa del impacto producido por la caída cuando trataba de salir, por la ventana, de la Casa de los Sindicatos, ya ardiendo.

Tanto su madre como sus compañeros de partido Alexey Albu y Vlad Wojciechowsky, ambos supervivientes del 2 de mayo, afirman que Brazhevsky fue golpeado por la extrema derecha tras la caída. Albu, entonces diputado municipal en Odessa, se vio obligado a abandonar apresuradamente la ciudad días después del 2 de mayo ante la amenaza de una detención inminente. Wojciechowsky, que regresó a Odessa meses después, pasó dos meses en la cárcel acusado por los disturbios del 2 de mayo antes de ser entregado como prisionero de guerra en Donetsk en diciembre de 2014.

11196306_749868098465483_7347542332823733671_n

Elena Radzykhovskaya con la fotografía de su hijo, Andrey Brazhevsky

Las acusaciones contra Elena Radzykhovskaya, cuyo principal crimen es la ideología de su hijo asesinado, son un paso más en el ataque contra toda fuerza de izquierdas, principalmente Borotba, el Partido Comunista y la Unión Anarquista, por parte de una extrema derecha que actúa con impunidad, si no con complicidad de las autoridades.

En junio de 2015, el Praviy Sektor, con Sternenko a la cabeza, tomó la sede del Partido Comunista en la ciudad, cuya presencia era ya muy limitada. Un año después, esa sede ya ha pasado a manos de la administración regional que dirige el gobernador Saakashvili. Y mientras Sternenko exige a la universidad que despida a Radzykhovskaya y al SBU que investigue sus actividades políticas, las autoridades ucranianas buscan a Alexey Albu por su apoyo a la RPL.

Radzykhovskaya, que desde la muerte de su hijo se vio obligada a recaudar dinero para costear el tratamiento de una grave enfermedad, se enfrenta ahora a las provocaciones y acusaciones de la extrema derecha, que intenta desacreditarla al tiempo que intenta hacerle perder su empleo.

Escasos días después de que Serhiy Sternenko publicara en su perfil de redes sociales la petición remitida al rector de la universidad, el líder del Praviy Sektor informaba de la respuesta. La universidad condenaba el acto en el que participó Radzykhovskaya y prometía, no solo investigar el caso, sino informar a Sternenko del resultado de dicha investigación.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ¿Quién será el siguiente? | SLAVYANGRAD.es - 12/07/2016

  2. Pingback: Nueva campaña de acoso del Praviy Sektor en Odessa | SLAVYANGRAD.es - 06/01/2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.142 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,094,217 hits
A %d blogueros les gusta esto: