Entrada actual
2 de mayo, Odessa, Ucrania

Quinto aniversario de la masacre de Odessa

Por quinto año consecutivo, los ciudadanos de Odessa rendirán homenaje a las víctimas de la masacre de la Casa de los Sindicatos y mostrarán su solidaridad a las familias, abandonados por las autoridades y rodeados de medidas de seguridad. Según informaba el diario local Timer, único diario ucraniano que ha seguido de la forma que lo merece los acontecimientos (y que ha sufrido amenazas y represalias por ello), el día se desarrollará según “el esquema Saakashvili”. Es decir, se utilizará el plan de seguridad de 2016, cuando el entonces gobernador de Odessa optó por utilizar a la Guardia Nacional para rodear completamente el recinto con soldados armados que debían permitir el paso únicamente a través de tres accesos previo paso por el detector de metales.

En aquella ocasión, ante la mirada de los observadores de la OSCE sobre el terreno y de un grupo de agentes del SBU desde el tejado de un hotel cercano, un conveniente “aviso de bomba” (falso, como ha ocurrido en cada ocasión que se ha utilizado esa treta) sirvió a las autoridades para impedir completamente el paso hasta el edificio. Pese a los ruegos de los centenares de personas allí congregadas, las autoridades impidieron durante todo el día que pudiera celebrarse el acto ante el edificio en el que casi medio centenar de personas fueron quemadas vivas o apaleadas hasta la muerte tras saltar por las ventanas del edificio en llamas.

Al igual que en ocasiones anteriores, los familiares y amigos de los allí asesinados, así como la población de Odessa que, salvo la excepción de los minoritarios grupos nacionalistas, siempre ha apoyado a las víctimas, intentarán celebrar en paz el acto en su memoria. Lo harán sin el apoyo de las autoridades locales y regionales, que siempre han renegado del campo de Kulikovo, permitiendo que esos pequeños grupos nacionalistas y violentos amenacen y acosen a las madres de las víctimas. Es el caso de Serhiy Sternenko, exlíder del Praviy Sektor en Odessa, que además del acoso y hostigamiento físico ha pasado años intentando hacer perder su trabajo en la universidad a la madre de Andrey Brazhevsky sin más argumento que la ideología comunista de su hijo asesinado.

Tampoco esta vez se espera la presencia de ningún representante político, más allá de algún representante local del Bloque Opositor, en el homenaje. Con la excepción de Yury Boyko en 2016, que viajó hasta Odessa pero prefirió no enfrentarse al grupo de Sternenko que esperaba en el aeropuerto para impedir su presencia en Kulikovo, ninguna figura política mínimamente relevante se ha preocupado en absoluto por apoyar a las víctimas de la masacre de Odessa. El mismo papel han jugado las organizaciones internacionales por los derechos humanos, que se han limitado a comunicados de prensa apelando a Ucrania a investigar los hechos, pero que nunca han denunciado la gravedad de los hechos, la actitud de Ucrania hacia las víctimas o el uso que se ha hecho de la justicia precisamente para tratar de culpar de los hechos a los supervivientes.

Más allá de la permisividad de las autoridades para permitir o facilitar la llegada de radicales de extrema derecha cuyo objetivo y cuya labor era acabar con el campamento frente a la Casa de los Sindicatos -donde un variado grupo de activistas (prorrusos, comunistas, anarquistas o partidarios del Partido de las Regiones) recogían firmas para un referéndum de federalización del país-, el papel de las autoridades y la prensa de Ucrania ha sido siempre legitimar lo ocurrido aquel día como una victoria del país. Las víctimas han sido insultadas, culpadas y, en el caso de algunos supervivientes, encarceladas. En septiembre de 2017, fueron absueltos por la única parte judicializada del caso de lo ocurrido aquel 2 de mayo de 2014, los disturbios ocurridos esa mañana, todos los acusados. A pesar de las pruebas gráficas disponibles, ninguno de los nacionalistas de extrema derecha que agredieron a los activistas de Kulikovo, que se vieron obligados a refugiarse en el edificio de la Casa de los Sindicatos, que posteriormente ardió a causa de los cócteles Molotov lanzados desde el exterior, ha sido detenido o interrogado.

El Gobierno ucraniano, más preocupado por el incendio en Notre Dame que por el de la Casa de los Sindicatos, siempre ha dejado claro que hará todo lo posible por culpar a las víctimas y proteger a los verdugos. Así se ha podido comprobar con la persecución que sigue sufriendo Evgeny Mefedov, absuelto por el caso de los disturbios de la mañana del 2 de mayo, y detenido de nuevo por cargos de incitación al separatismo en una farsa que solo busca utilizar la prisión preventiva -este ciudadano ruso lleva en prisión desde mayo de 2014 sin que ninguna organización por los derechos humanos le haya calificado de preso político- como castigo contra alguien a quien no consiguen condenar.

Es difícil imaginar que la situación vaya a cambiar en exceso con la llegada a la presidencia de Volodymyr Zelensky. Sin embargo, a pesar del rechazo de las autoridades, de los insultos y del acoso de la extrema derecha, las madres de Kulikovo seguirán exigiendo justicia para las víctimas y paz para Donbass como lo han hecho cada sábado desde 2014 y cada aniversario de la masacre.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.546 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.319.837 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: