Entrada actual
Bloqueo económico, Carbón, Economía, Industria, Rusia, Ucrania, Uncategorized

A pesar de todo, las relaciones comerciales se mantienen

90_mainDurante más de tres años, el Gobierno de Kiev ha mantenido una durísima retórica que ha culpado a Rusia de gran parte de los problemas que Ucrania viene sufriendo en los últimos tiempos: la “guerra híbrida” de Moscú es la causante de la guerra en Donbass, la difícil situación económica en Ucrania y también de cualquier tipo de protesta que se produzca en el país, ya sean las de la población de Odessa en el campo de Kulikovo, las del Pravy Sektor (organización prohibida y perseguida en Rusia) o el bloqueo de Donbass iniciado por diputados del nacionalismo más extremo. Y, aun así, pese a que Ucrania amenaza con prohibir las importaciones de libros, medicinas e incluso carbón de Rusia, las relaciones comerciales entre los dos países siguen aumentando, no solo en los productos que más habitualmente se mencionan -como el carbón- sino en todo tipo de productos industriales.

Artículo Original: Strana.ua

Los exportadores ucranianos se han acordado de Rusia. El fuerte giro de nuestras empresas de oeste a este queda confirmado por las estadísticas de aduanas. En el primer trimestre del año, Ucrania ha suministrado a Rusia productos por valor de 935 millones de dólares, un aumento del 44% con respecto al mismo periodo del año pasado. Al final del año, el porcentaje de exportaciones a Rusia ascendió al 9%, consolidando al país vecino como uno de los principales compradores de nuestros productos, afirma el presidente del Centro Analítico de Ucrania, Alexander Ojrimenko.

Sin embargo, estos datos no se limitan a las exportaciones, sino también a las importaciones. “Pese a la decisión de nuestro Gobierno de extender los aranceles a los productos importados desde Rusia hasta el 31 de diciembre de 2017, el comercio entre ambos países aumentó un 74,1% desde el inicio del año. Se trata del 11,8% del volumen total del comercio exterior de Ucrania. Por el contrario, el comercio con la Unión Europea aumentó solo un 20% hasta los 4.800 millones de dólares”, explicó Vasili Golyan, del Centro Analítico Europeo.

En dos meses de 2017, las exportaciones de Ucrania a Rusia aumentaron un 54,4% y, en el mismo tiempo, las exportaciones de Ucrania a la UE, tan solo un 14,3%. Strana ha tratado de conocer tanto las causas de este aumento de récord como si continuará en el futuro.

¿Qué se exporta?

Según Ojrimenko, el principal aumento en las exportaciones se ha producido en el acero y productos de ingeniería. “Es una buena dinámica, hasta un 70% de aumento en válvulas, tuberías, tanques. Los motivos son diferentes. Concretamente, el aumento en la demanda de tuberías está relacionado con la estabilización de los precios del petróleo. Con la caída del precio del oro negro, Rusia redujo drásticamente las compras de tuberías. Por ejemplo, en 2014-2015 apenas importó nuestras tuberías”, explica Ojrimenko. El acero ucraniano es el mejor en términos de relación calidad-precio, así que los promotores rusos han comenzado a comprarlo en masa. “Ahora mismo casi toda construcción de Moscú cuenta con nuestros productos”, afirma Ojrimenko. Nuestros ingenieros mecánicos trabajan activamente para llevar a Rusia transformadores, equipamiento para la industria cárnica, máquinas, piezas de repuesto, etc.

“En Occidente no están interesados en los productos de ingeniería de Ucrania, mientras que Rusia ha aumentado la importación de prácticamente todos los productos de esta gama. Las ventas de maquinaria, equipamiento, mecanismos y equipamiento eléctrico ascendieron a 251,9 millones de dólares, un aumento de 31,2% en 2016. Las exportaciones de equipamiento de transporte ascendieron un 23,5%”, calcula Vasili Golyan.

En muchas categorías, Rusia no solo se mantiene como principal comprador, sino que también aumenta su cupo. Según los datos de aduanas, en el primer trimestre del año, Rusia ha importado tractores por valor de 3,5 millones de dólares, mientras que el total ascendió a 5,2 millones en todo el año pasado. En comparación, el resto de compradores gastan apenas unos céntimos. Por ejemplo, este año completan el top-3 Bielorrusia (106.000 dólares, 2,7%) y Holanda (81.000 dólares, 2%). El año pasado, además de Rusia, los compradores principales fueron Italia (812.000 dólares, 8,9%) y Polonia (789.000 dólares, 8,6%).

Rusia es el principal cliente de nuestras piezas para motores (57,4%, 4,7 millones), calderas para calefacción central (50,8%, 2 millones), elementos para reactores nucleares (100%, 2,4 millones), fibra de vidrio (57,3%, 1,1 millones), tubos flexibles (38,7%) e incluso detalles como cerraduras y llaves (54%, 114.000 dólares), accesorios para ropa y zapatos (34,3%, 198.000 dólares); mantas y telas (85,9%, 910.000 dólares).

Un mundo escaso

Los expertos afirman que el aumento en las exportaciones mantiene la actividad de la industria, que frenéticamente busca una forma de vender sus productos, ya que la demanda nacional ha descendido, por lo que, literalmente, llaman puerta a puerta. Los rusos abren la puerta con más facilidad que, digamos, por ejemplo, los europeos, cuyos mercados están saturados de productos y requerimientos, por no hablar de que los costes de promoción son mucho más altos que en los países post-soviéticos.

Además, Ojrimenko afirma que se han calmado un poco las emociones que en los dos últimos años impedían el comercio entre Rusia y Ucrania. “Se han calmado ambos lados, tanto las compañías rusas como las nuestras. Es más fácil comunicarse y buscar una posición común”, afirma el experto. Así que muchos fabricantes nacionales, que en los dos últimos años simplemente tenían miedo de buscar socios comerciales en Rusia, se arriesgaron y lo hicieron”.

Por ejemplo, este año las compañías han conseguido establecerse en el suministro de zapatos de cuero a Rusia por un valor de 1,5 millones de dólares, el 16% de las exportaciones, en los tres primeros meses del año. El año pasado, según las estadísticas de aduanas, la Federación Rusa no aparecía entre los tres principales compradores de nuestros zapatos.

La situación en cuanto a prendas de vestir es similar. Este año, las exportaciones a Rusia han supuesto ya el 49,5% del total (90.000 dólares), mientras que en todo el año pasado apenas supusieron el 19% (114.000 dólares). Las únicas caídas se han producido en artículos como cinturones, de los que Rusia ha comenzado a importar en menor cantidad. Si en 2015 el total alcanzó los dos millones (10% del total de las exportaciones) y en 2016, 1,2 millones de dólares (6,8%), el primer trimestre de este año no está entre los tres principales compradores.

Sin embargo, incluso quienes aumentan el volumen de exportación de sus productos a Rusia prefieren no hacer publicidad de su cooperación con el país vecino, ya que temen que eso dañe su imagen. Como ha podido saber Strana, varios pequeños productores que envían a Rusia ropa de mujer niegan completamente esos envíos y se niegan a hablar del asunto.

Tendencias para el futuro

Los expertos opinan que la tendencia para el resto del año continuará al alza. Para muchos de nuestros productores simplemente no hay más alternativa que el mercado ruso. “En Occidente no están interesados en los productos de ingeniería ucranianos. De hecho, el restablecimiento de las tradicionales relaciones económicas con Rusia es la base de la supervivencia de segmentos enteros de la industria. En los mercados de Estados Unidos o la Unión Europea, que producen ellos mismos productos de alta tecnología, no hay nada para nosotros”, explica Golyan.

Y añade: desde el principio del año, además de Rusia, nuestras exportaciones trabajan activamente para desarrollar mercado en India, Turquía, Argelia, Sudáfrica e Irán. Pero se han reducido las ventas a Holanda, Alemania, Francia. “Esto vuelve a demostrar lo inútil del negocio de la integración económica en Occidente. En Ucrania Europa solo ha conseguido canales para obtener materia prima barata”, concluye el experto.

Sin embargo, el pico en la actividad de las relaciones comerciales puede ser solo temporal. “Si no hubiera bloqueo en Donbass, definitivamente diría que las exportaciones a Rusia seguirán creciendo. Pero la situación puede cambiar en cualquier momento. No hay ninguna garantía de que no se vayan a introducir aranceles a todos los productos que harían imposibles las exportaciones”, argumenta Ojrimenko.

Yury Havrylchenko, experto del Fondo de Seguridad Pública, tampoco descarta la posibilidad de que el bloqueo de Donbass sea el principal motivo del aumento de las exportaciones. “En realidad creo que es un simple lavado de los datos de exportaciones. Lo que previamente se enviaba a Rusia camuflado a través de Donbass y oficialmente pasaba como transporte interno de bienes, ahora simplemente puede haber pasado a la categoría de exportaciones”.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.648 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,071,492 hits
A %d blogueros les gusta esto: