Entrada actual
Avdeevka, Bombardeos, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano

Cuando la guerra entra en casa

Artículo Original: Aleksander Kots / Fotografías: Viktor Guseynov

wx1080-16Llegamos a esta dirección la noche del 3 de febrero, cuando Donetsk recibió una lluvia de Grads y en la zona de Motel impactaron huracanes [proyectiles Uragan]. Un pequeño apartamento en un bajo recibió un impacto directo que destrozó las paredes, como si hubieran inundado con fuego, vapor y espuma la cómoda vivienda de alguien. Por suerte, nadie se encontraba en el piso. Los encontramos unos días más tarde. Y su historia es aún más trágica.

Gennady y Valeria Maleev son naturales de Donetsk. Ella creció en la zona de Putilovka, junto al aeropuerto. Su madre y su padre trabajaban allí, en la fábrica Tochmash. La que una vez fuera el orgullo de la industria soviética no camina siquiera a medio gas, quizá al 30%. Valeria estudió música en la universidad local (ahora enseña teoría de la música y solfeo). Después ingresó en el Conservatorio. Durante 16 años fue miembro de un coro de la iglesia.

Gennady se graduó en la escuela médica. Durante once años, trabajó en el Servicio Estatal de Rescate Minero como médico del grupo de reanimación. En esta región minera, su especialidad lleva al extremo. En 2001, en un trabajo de rescate en la mina Zasyadko [la misma en la que la semana pasada, a causa de los bombardeos, 200 mineros quedaron atrapados durante horas hasta que fueron rescatados-Ed], resultó gravemente herido. Una fractura de compresión en la columna dio carpetazo a su prometedora carrera. 50% de discapacidad: “sin estar mucho tiempo en pie ni levantar peso”.

wx1080-17Nos sentamos en la cocina de uno de sus conocidos y Valeria recuerda cómo comenzó la guerra. He escuchado este tipo de historias docenas de veces. Son tremendamente informativas y están repletas de detalles a los que en tiempos de paz no se habría prestado atención. Por ejemplo, el color del casco del piloto del helicóptero que volaba sobre tu casa para combatir en la nueva terminal del aeropuerto. En aquel momento, la pareja vivía en su casa en la localidad de Tochmash. Enviaron a su hijo con familiares para alejarle de todo en Rusia. Ellos se marcharon para vivir algunas temporadas en Makeevka, en Gorlovka.

“La primera vez que los bombardeos llegaron a Tochmash fue el 1 de octubre de 2014”, cuenta Gennady. “Un proyectil de Grad impactó directamente en el jardín, destruyó la valla y tiró las ventanas, las puertas. Fue un shock. Pero dos días más tarde, la carga cayó directamente sobre la casa.

“La habitación de nuestro hijo quedó completamente destruida”, cuenta Valeria. “Vivir allí era imposible. Nos llevamos todas nuestras cosas de allí. Durante un año y medio hemos alquilado un piso: solo hay que pagar los gastos comunitarios. Pero los dueños iban a venderlo, así que empezamos a buscar otra cosa. Entonces, el precio del alojamiento en Donetsk había caído. Gastamos nuestros ahorros y pedimos prestado a amigos. Compramos un pequeño piso en la avenida de Kiev: una habitación, quince metros cuadrados. Llevamos todo lo que tenemos, la ropa y los electrodomésticos. Para cuando llegó el último empeoramiento, ya nos habíamos acostumbrado a los bombardeos.  El 1 de febrero me desperté por la mañana entre fuertes explosiones. Me arrastré hasta el teléfono para mirar qué estaba pasando: no había wifi, habían cortado la luz. Fui al radiador, estaba frío. No había agua. Es un bajo, una casa a continuación de la otra. No tengo miedo de los bombardeos. Pero sin calefacción y a veinte bajo cero en la calle… Nos fuimos a otra zona un par de días. Nos llevamos solo algunas cosas básicas. El 3 de febrero, los vecinos me llamaron por teléfono por la noche. Veinte veces. Tenía el teléfono en silencio. Nos enteramos por la mañana. Todo se ha quemado. Gracias a Dios, no estábamos allí. Mi marido habría estado viendo la televisión, yo me habría escondido en el baño, que dicen que es el lugar más seguro. Con el impacto en la cocina, habría escapado por el pasillo. No habríamos sobrevivido”.

wx1080-18Junto a la pareja, nos acercamos a ver su primera casa. Las ruinas de la destrozada habitación están llenas de nieve. Sin embargo, es el patrón habitual. Apenas hay estructuras que no tengan ningún impacto. En cualquier parte hay cráteres recientes de los que sale la tierra negra. Los operarios vuelven a trabajar para restablecer el tendido eléctrico destruido. Algo retumba en la zona de Spartak y Peski [zonas cercanas al aeropuerto de Donetsk]. Pero nuestros anfitriones ni siquiera se inmutan, simplemente no le prestan atención.

Las ventanas del quemado piso en la avenida de Kiev han empezado ya a taparse con material genérico con marcas de la ONU. Gennady y Valeria deambulan en silencio. “Imagínese, por todas partes alrededor de la casa había gente”, dice Valeria. “Solo ha sufrido el piso vacío. Dios ha salvado a otros, todo está intacto. Pero nosotros hemos perdido absolutamente todo. Antes de venir a las ruinas, le pedí al párroco de la iglesia donde canto en el coro que rece por nosotros. Para que tengamos fuerza para aguantar ver nuestra casa destruida. Y hemos venido aquí y los dos estamos tranquilos.

“Dios nos da fuerza para seguir adelante”, dice Gennady. “Sobrevivir con mi mujer”.

“Le pido a Dios que acabe la guerra”, asiente Valeria. “Entonces puede que podamos empezar a recuperar algo” …

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.265 seguidores

Últimos resúmenes del frente

Estadísticas del Blog

  • 1,057,973 hits
A %d blogueros les gusta esto: