Entrada actual
Uncategorized

Los comunistas de Dneprodzerzhinsk

Sergey Tkachenko y Denis Timofeyev

En 2014, en los momentos más duros de la guerra en Donbass, cuando las organizaciones de extrema derecha comenzaban a actuar con total impunidad y con el apoyo del Gobierno, dos comunistas de la ciudad de Dneprodzerzhinsk fueron detenidos acusados de separatismo y posesión de explosivos en un caso que, desde el principio, tenía indicios de ser puramente político. Ahora, ilegalizado y desaparecido como fuerza opositora el Partido Comunista, los acusados han sido condenados, sin más prueba que unos ejemplares de periódicos que afirman que fueron plantados por la policía, por cargos de separatismo, la acusación estándar para mantener a la oposición incómoda en prisión una temporada.

Así lo recogía ayer Ukraina.ru:

El periodista Andrey Manchuk informó en su perfil de Facebook de que los ex diputados del Consejo Local y Regional por el Partido Comunista de Ucrania Sergey Tkachenko y Denis Timofeev han sido puestos en libertad:

En Dneprodzerzhinsk (ahora Kamenskoe) hoy [el viernes, 23 de noviembre de 2018-Ed] han sido condenados por separatismo los exdiputados de la ciudad y el distrito del Partido Comunista Sergei Tkachenko y Denis Timofeev. Se les condena por supuestamente haber difundido el periódico Novorossiya escondido en la edición del periódico Prometheus.

Así es como se creó y se colapsó este vergonzoso caso por el que los dos chicos han pasado desde 2014 en la cárcel ante el silencio de los activistas por los derechos humanos de Ucrania, liberales de izquierdas y otra gente de bien:

Los comunistas de Dneprodzerzhinsk Sergey Tkachenko y Denis Timofeev llevan en prisión desde el 1 de septiembre de 2014. Su detención supuso una sorpresa para sus camaradas en las organizaciones del Partido. Según cuentan, ni Sergey ni Denis estaban involucrados en acciones de apoyo al “mundo ruso”, sino que se dedicaban a la protección de los derechos de los trabajadores de la planta metalúrgica Dzerzhinsky y otras fábricas de la ciudad, con lo que habían hecho muchos enemigos. Además, la detención de los comunistas coincidió con la campaña política contra el Partido Comunista, acusado de apoyar a los terroristas. Según el Partido Comunista, todo buscaba impedir que el partido de Simonenko pudiera participar en las elecciones, en busca de un motivo para su prohibición.

“En 2014, el Partido Comunista era el único partido con representación parlamentaria que abiertamente se opuso a la guerra en Donbass. Primero Turchinov y después Poroshenko dieron la orden de recopilar argumentos para su prohibición”, afirmó a Strana el secretario general del comité regional del Partido Comunista de Dnepropetrovsk, Andrey Bondarenko. “A consecuencia de ello, muchos de nuestros camaradas fueron sometidos a gran presión. Entre ellos estaban Sergey Tkachenko y Denis Timofeev, a los que, el 1 de septiembre, se les colocó el set estándar del separatista: una docena de ejemplares del periódico Novorossiya, una granada y munición. Se les acusó de incitación a la violación de la integridad territorial de Ucrania y posesión de explosivos”.

En aquel momento, en el verano de 2014, el Partido Comunista recordó que los representantes de organizaciones locales de extrema derecha abiertamente portaban armas en Dneprodzerzhinsk, ciudad natal y feudo político del entonces líder del Praviy Sektor, Dmitro Yarosh. Sin embargo, no hubo ni preguntas ni registros por parte de las fuerzas del orden. Además, los camaradas Tkachenko y Timofeev sospechaban de la parcialidad de la juez y su enfoque político del caso.

“Es suficiente haber acudido a una sola vista para comprender que la juez del distrito regional de la ciudad de Dneprodzerzhinsk, Tatiana Ivchenko, está del lado de la acusación”, afirmó el secretario del comité regional del Partido Comunista. “Todos los testigos de la acusación son miembros de la extrema derecha (Praviy Sektor, Automaidan, etc.) o personas que no tienen nada que ver con el caso y esperan conseguir que testificar les beneficie en otras causas penales pendientes. Comprobar dónde estaban esos días sería muy simple: por ejemplo, con sus facturas telefónicas. Pero la juez constantemente rechaza esta petición de la defensa. Parece que si se hiciera, se podría probar que los testigos son falsos”.

Los abogados de los comunistas fueron capaces de descubrir de qué unidades militares eran las granadas encontradas en las viviendas de Tkachenko y Timofeev y también que no se había denunciado robo de armas alguno. En las granadas y explosivos no había huellas de los acusados ni de sus familiares. Así que solo quedó el cargo de posesión de ejemplares del periódico Novorossiya, aunque Tkachenko y Timofeev afirmaron que había sido colocado por la policía, ya que su contenido es contrario a sus ideas y al programa del Partido Comunista. El examen del material no reveló en esos ejemplares apelación ilegal alguna y así lo concluyeron los expertos en el juicio. Sin embargo, la acusación realizó una moción para que fueran reexaminados y la moción fue aprobada, lo que significa que los comunistas, en prisión desde hace más de un año y medio, seguirán en prisión. “Sin prueba alguna, la acusación, con la ayuda de la juez, intencionalmente retrasan el proceso. Tienen miedo de soltar a los chicos, porque entonces quedará claro que el caso contra Tkachenko y Timofeev es político y es una farsa”.

Ukraina.ru

Más de dos años después de esa confirmación de que los acusados seguirían en prisión a pesar de la debilidad del caso y las evidencias de que la acusación era puramente política, Tkachenko y Timofeev fueron condenados por el tribunal ucraniano por una causa de separatismo. Cuatro años y casi tres meses después de ser detenidos, han sido puestos en libertad ya que han cumplido, en prisión preventiva, el tiempo que les imponía esta condena de dudosa legalidad. Una vez más, el caso confirma el abuso de la prisión preventiva en Ucrania como método para mantener en prisión el mayor tiempo posible a opositores incómodos. Lo mismo ocurrió en los casos de los periodistas Alexander Bondarchuk o Ruslan Kotsaba, absueltos tras pasar largo tiempo en prisión preventiva acusados de cargos políticos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.090 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.249.965 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: