Entrada actual
Análisis político, Donbass, Estados Unidos, Groisman, Jaresko, Kiev, Minsk, Política, Poroshenko, Yatseniuk

Ucrania busca nuevo primer ministro

Tras la renuncia de Arseniy Yatseniuk, enmarcada en la negociación de un nuevo Gobierno exigido por los socios internacionales de Ucrania, especialmente Estados Unidos, el presidente Petro Poroshenko busca un acuerdo para que sea uno de sus hombres el que ocupe el puesto de primer ministro. Poroshenko busca que sea el actual presidente del parlamento, Volodymyr Groisman, el que ocupe el puesto de Yatseniuk. En su intento de concentrar todo el poder político, el presidente ucraniano intenta que sea uno de sus hombres el que lidere el nuevo gobierno.

yatsArtículo Original: Andrey Polunin / Svobodnaya Pressa

La negociación política ucraniana, que durante las últimas semanas se ha producido en la sombra, ya ha terminado: Arseniy Yatseniuk anunció que abandona su puesto a la cabeza del Gobierno, ese cuya misión calificó [en 2014, días después de la victoria del golpe de Estado del 22 de febrero] de suicida. Es probable que el actual presidente del parlamento, Volodymyr Groisman, ocupe su puesto.

El nuevo primer ministro no estará en una posición de envidiar: la economía que le ha dejado Yatseniuk está en un estado deplorable. Así lo demuestran los datos del PIB ucraniano. Si en 2013, el PIB ascendía a 183.000 millones y crecía al 4% anual, el Centro Estatal de Estadísticas de Ucrania contó solo 132.000 millones y una caída del 28%. La economía cayó otro 10% en 2015 y ahora los expertos cifran en alrededor de 80.000 millones de dólares el PIB ucraniano.

Sin embargo, la economía ucraniana muestra signos de crecimiento, aunque sea gracias a una inflación sin precedentes. Antes de Euromaidan, un dólar tenía un valor de 8 grivnas ucranianas. Ahora, el cambio es de 25 grivnas el dólar. Según datos oficiales, la inflación alcanzó en 2015 su máximo de los últimos veinte años con el 43,3%.  Según la CIA, el dato es aún más alto, 49%, lo que coloca a Ucrania en el puesto 225 de la lista de los países en los que se dispone de datos. Expertos de Naciones Unidas han calculado que, en el verano de 2015, vivía bajo el umbral de la pobreza el 80% de los ucranianos.

En esta situación, y en el marco de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno de Yatseniuk aumentó el precio del gas, el agua y la electricidad multiplicándolo por entre 3 y 6. Como es obvio, la población respondió a la crisis con impagos. Según las estadísticas oficiales, en enero de 2016, el nivel de pagos de tarifas domésticas no supera el 56%, por lo que los servicios de vivienda de Ucrania pueden quedar paralizados por falta de fondos.

Las perspectivas de independencia de la economía son inexistentes gracias a otro de los éxitos del Gobierno de Yatseniuk: la reestructuración de la deuda externa. Kiev acordó con los acreedores internacionales los términos de los pagos de la deuda de 18.000 millones. Los acreedores aceptaron una quita del 20% y extender el plazo cuatro años. Los pagos de los 15.500 millones de dólares restantes comenzarán en 2019.

Parecería que ese acuerdo permitió a Ucrania evitar la suspensión de pagos. Pero en realidad esa reestructuración impide cualquier crecimiento. Concretamente, si la economía ucraniana crece un 3-4%, Ucrania estará obligada a pagar a los acreedores un 15% del aumento del PIB si este supera el 3%. Si el aumento del PIB supera el 4%, los acreedores recibirían un 40% del exceso. En general, la situación está clara: trabajar para pagar los intereses.

Dicho esto, Groisman lo pasará mal. Sí, el 1 de abril, el presidente de Estados Unidos Barack Obama se reunió con su homólogo ucraniano Petro Poroshenko durante la cumbre de seguridad nuclear en Washington y reafirmó la voluntad de su país a seguir aportando garantías de crédito por valor de mil millones de dólares a Kiev al término del proceso de formación del nuevo Gobierno. Pero todos comprenden que la “independencia” que supone este dinero solo cubrirá las necesidades más urgentes.

¿Cuál será el destino del primer ministro Groisman, sacará a Ucrania de la mala situación económica?

El director del Centro de Investigación Política y Conflictos de Kiev, Mijail Pogrevbinsky opina que el nombramiento de Groisman como primer ministro cambiará el estilo del gabinete al lidiar con los problemas. “No habrá declaraciones maleducadas como las que hicieron famoso a Yatseniuk ni insolentes ataques anti-rusos. Pero la esencia de la política ucraniana no va a cambiar. En la parte económica, la política se limita a cumplir con las exigencias del FMI (es posible que se consiga alguna concesión mínima).

Es significativo que Groisman publicara el sábado 9 de abril un artículo con su programa en un medio ucraniano. En él se menciona dos veces a Rusia, en ambos casos como “agresor” y no se menciona en absoluto a Donbass. Groisman es un hombre racional y comprende que sin solucionar el conflicto en el este de Ucrania es imposible restablecer el orden en el país. Pero teme hacer pública su postura, sea cual sea, antes de que el parlamento vote su candidatura a primer ministro, por lo que ha preferido quedarse con el habitual “Rusia-país agresor”.

SP: ¿A qué tiene miedo?

La mayor parte de los diputados de la Rada ucraniana están en un estado de radicalismo y forman parte del partido de la guerra. Es necesario clarificar algo: forman este grupo radicales convencidos, rusófobos, nacionalistas ucranianos y neoliberales pro-occidentales. Pero la otra parte de la mayoría parlamentaria radical está formada por conformistas que comprenden que es peligroso para sus carreras políticas alejarse del punto de vista mayoritario, establecido por posturas anti-rusas.

La suma de esos grupos da la mayoría en la que tendrá que apoyarse Groisman o no será capaz de aprobar ninguna decisión en el Parlamento. Esta mayoría, y sus actitudes políticas, no permitirá a Groisman [o a cualquier otro candidato] alejarse de las posturas dominantes.

Además de eso está la postura de los jefes externos, los estadounidenses, que manejan la situación sobre el terreno y que controlaban a Yatseniuk como controlarán al nuevo Gobierno. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, lo dejó claro. En una conversación con Yatseniuk, Biden expresó su gratitud a su anterior protegido y abiertamente afirmó que el nuevo gabinete debe seguir el camino de “cumplir con las obligaciones y planes del Fondo Monetario Internacional”. Eso supone que no se pueden esperar cambios en la política de Kiev.

SP: ¿En qué dirección actuará Groisman en relación al proceso de Minsk?

En su artículo publicado el sábado, Groisman no mencionaba Donbass. Pero unos días antes había afirmado que no habrá elecciones en Donbass hasta que Kiev no recupere el control sobre la frontera entre las repúblicas no reconocidas y la Federación Rusa. En otras palabras, Groisman coincide con la postura de Poroshenko y esa postura es contraria a los acuerdos de Minsk. Y eso quiere decir que el nuevo gabinete seguirá haciendo periódicas declaraciones sobre la importancia de Minsk, pero seguirá sin haber acuerdo.

SP: ¿Qué suponen estas políticas para Ucrania? ¿Llevarán al deterioro de la calidad de vida?

Creo que Ucrania recibirá lo prometido por Estados Unidos y el siguiente tramo del FMI para evitar que la economía esté al borde del colapso. En cuanto a la calidad de vida de la población, ha caído tanto que ya no puede caer más. La población no llega a fin de mes y está tremendamente descontenta con la situación. Pero cómo se acumulará y se transformará esa insatisfacción en el futuro es una pregunta abierta.

Sí, parte de la sociedad ucraniana que apoyó Maidan y el golpe de Estado está desencantada y no confía en los políticos. Pero no creen que el actual camino “hacia Occidente, la UE y la OTAN” sea incorrecto. Piensan que eligieron a esos políticos y que Kiev tiene que corregir su política, pero siempre lejos de Moscú.

Calculo que alrededor del 60% de la población ucraniana tiene posturas anti-rusas. Dos tercios de ellos fueron pro-Maidan y el resto no lo apoyaron, pero ahora, a causa de Crimea y Donbass, comparten la opinión anti-rusa.

SP: ¿Qué será de Yatseniuk?

Yatseniuk ha dejado claro que no le han ofrecido otro puesto, pero es demasiado pronto para considerarle retirado. Como sabe, ha afirmado que su objetivo “va más allá del puesto de primer ministro”. En mi opinión, eso indica que está preparando algo nuevo para intentar recuperar el “Frente Nacional” y luchar por la consecución de las ideas que considera correctas. En pocas palabras, Yatseniuk piensa dedicarse al trabajo del partido, aunque creo que sería mejor que fuera al extranjero, a algún puesto cómodo en las estructuras europeas o en la ONU. Yatseniuk se ha ganado tantos enemigos en Ucrania, que su país puede ser peligroso.

Sergey Markov, analista político y director del Instituto de Investigación Política, afirma que “Ucrania se dirige hacia la dictadura personal de Poroshenko”. “Creo que muchos están contentos por esto en Rusia, porque esperan que Poroshenko, que tenía una relación amistosa con el embajador ruso Mijail Zurabov y trató con muchos de los oligarcas rusos, a largo plazo será capaz de alejarse de Estados Unidos. Como cualquier oligarca, y Poroshenko es el típico oligarca, prefiere robar y no matar. En mi opinión, estas esperanzas son infundadas. Durante dos años, Poroshenko ha seguido una policía de supresión de los “rebeldes” por la vía militar. Y durante reuniones con autoridades rusas, es de suponer que lo haya justificado por la postura estadounidense.

Con el nombramiento de Groisman, Poroshenko toma el control de un puesto muy importante. Hay que recordar que el jefe de Estado de Ucrania controla ahora el bloque económico del Gobierno, la dirección del SBU [Servicio de Seguridad de Ucrania], la presidencia del parlamento y la Fiscalía General. Pero la concentración de poder en manos de Poroshenko no implica cambios para Rusia. Ucrania no está controlada por su presidente sino por el presidente de Estados Unidos.

Desde este punto de vista, el puesto de primer ministro ucraniano es puramente técnico. Groisman es un hombre 100% de Poroshenko, por lo que no tiene una postura propia. Poroshenko simplemente rogó a Biden por el control del puesto de primer ministro y ha nominado a quien él ha aceptado”.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.107 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,092,453 hits
A %d blogueros les gusta esto: