Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, ONU, OSCE, Ucrania, Uncategorized

Largo bloqeo diplomático

Artículo Original: Colonel Cassad

Brevemente, sobre la situación en Donbass.

En la Federación Rusa se ha aprobado un nuevo concepto de política migratoria, que hará más sencillo que ciudadanos rusoparlantes de la antigua Unión Soviética reciban la nacionalidad rusa. También se limitarán de forma significativa los trámites burocráticos relacionados con el registro de inmigrantes de habla rusa.

En general, la iniciativa es correcta, aunque llega muy tarde. Ya se habló de la necesidad de tomar estas medidas en 2014 y en aquel momento se llegó a tratar en los comités de la Duma. No se ha aprobado nada hasta 2018. Será interesante ver cómo afectará a los sistemáticos intentos de deportar a Ucrania a milicianos que, por un motivo o por otro, no habían conseguido obtener un pasaporte ruso. También habrá que observar cómo afecta al procedimiento burocrático de obtención de ciudadanía para los residentes de la RPD y la RPL y otros refugiados de Ucrania. Por otra parte, las mayores facilidades para obtener la nacionalidad llevará también a un mayor control de los servicios de seguridad, ya que puede ser una forma de infiltración de agentes extranjeros. Es probable que se busque un equilibrio para que las personas puedan obtener el deseado pasaporte sin obstaculizar el trabajo de los servicios de seguridad.

Por otra parte, el saliente jefe adjunto de la misión de observación de la OSCE [cuyo último día en el puesto fue el 31 de octubre-Ed] se quejó en una aparición en la BBC de que en sus cuatro años de trabajo en Donbass no ha cambiado nada: antes se disparaba y se sigue disparando.

“Como todo el que trabaja en la OSCE, debo dejar este puesto tras diez años de servicio en la organización. Durante cuatro años, he estado aquí prácticamente cada semana para informar de la situación en Donbass. Créame, no me gusta lo que tengo que decir: poco ha cambiado en este tiempo. Cuatro años después del alto el fuego, todas las partes siguen infringiendo esos acuerdos”.

De hecho, Hug no ha hecho más que afirmar una obviedad. Además, la OSCE ha probado su completa impotencia a la hora de lidiar con el conflicto. Es improbable que el relevo de Hug vaya a ser capaz de imponer su influencia para que acabe esta guerra de trincheras en Donbass que regularmente obliga a recoger cadáveres de soldados y civiles a ambos lados de la línea del frente. Por el momento, no se dan las circunstancias para que ese final se produzca.

En términos electorales, a Poroshenko le beneficia mantener activa la sangría en Donbass. Tampoco a Estados Unidos le interesa parar una productiva guerra en la frontera con la Federación Rusa. Y es probable que Moscú siga esperando para resolver la situación a que haya un cambio de Gobierno y se pueda actuar según las circunstancias.

Tampoco la próxima reunión entre Volker y Surkov promete cambios significativos en este sentido. Las elecciones en Donbass [previstas para el 11 de noviembre, aunque tanto Ucrania como sus socios internacionales exigen que sean canceladas-Ed] reafirmarán el statu quo con la elección de candidatos previamente aprobados. No sería una sorpresa que en Kiev ocurriera lo mismo [en las elecciones de la próxima primavera].

Y esto lleva a la siguiente noticia: ya que los acuerdos de Minsk se encuentran bloqueados, el presidente bielorruso Alexander Lukashenko ha propuesto enviar a Donbass una misión conjunta de la ONU y de la OSCE, sin especificar si esa misión estaría en el frente o hasta la frontera. Como se sabe, hay una gran diferencia: Rusia está a favor de la primera opción y Estados Unidos, de la segunda. Y no ha habido un compromiso para llegar a un acuerdo en este asunto. Evidentemente, en los acuerdos de Minsk no hay prevista ninguna “misión conjunta” y, en la práctica, lo que plantea Lukashenko no es más que combinar dos opciones que se han propuesto de forma separada y que han acabado en bloqueo.

Se ha discutido la posibilidad de una misión de paz de Naciones Unidas y observadores de la OSCE armados, pero en cuanto salió en la conversación el tema de dónde se desplegarían, apareció inmediatamente el fatal desacuerdo. Así que hay grandes posibilidades de que esta opción “conjunta” de Lukashenko tenga el mismo destino que las opciones “separadas” que se han discutido en otras ocasiones. Desde luego, Rusia podría apoyar una “misión conjunta de Naciones Unidas y la OSCE” desplegada en la línea de contacto para impedir ataques, pero Washington jamás aceptaría esa opción y seguiría exigiendo a Rusia que entregara la frontera [entre Rusia y la RPD/RPL] para dar a Kiev la oportunidad de invadir y barrer Donbass.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.053 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.241.018 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: