Entrada actual
Alto el fuego, Biletsky, Bloqueo económico, Bombardeos, Diplomacia, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Elecciones, Grupo de Contacto Trilateral, LPR, Minsk

Entre la diplomacia y la guerra

d13_nH2FxbsEn vísperas de la nueva ronda de conversaciones del Grupo de Contacto Trilateral, que incluye a Ucrania y a las Repúblicas Populares, el presidente ucraniano informó ayer de sus conversaciones con los líderes de Francia y Alemania para agilizar el cumplimiento de los acuerdos de Minsk. Prácticamente un año y medio después de la firma del acuerdo, que debía dar paso a un alto el fuego inmediato y a un proceso de negociación en el que el Grupo de Contacto debía cobrar protagonismo, los bombardeos de las zonas de la línea del frente continúan y Ucrania sigue favoreciendo los formatos en los que no están presentes los representantes de las Repúblicas Donetsk y Lugansk.

La exigencia de negociación directa entre Kiev y los actuales representantes de Donbass ha sido, y sigue siendo, uno de los principales obstáculos que impiden que se produzcan grandes avances más allá de acuerdos puntuales de alto el fuego o intercambios de prisioneros en pequeños grupos y no según la fórmula “todos por todos” que prevén los acuerdos. Tras la última ronda de consultas en Minsk, donde se esperaba un acuerdo de desmilitarización de la zona de Stanitsa Luganskaya y una pequeña zona de los suburbios de Donetsk, las partes optaron por continuar las negociaciones en busca de un acuerdo que aún no ha llegado. Un fracaso más en un proceso que por el momento no ha dado grandes resultados.

Desde el inicio de las negociaciones de paz en 2014, Ucrania siempre ha favorecido el formato de Normandía, en el que no solo cuenta con el apoyo de Francia y Alemania, sino que ni siquiera tienen presencia las Repúblicas Populares. Solo Rusia, cuyos intereses no siempre coinciden exactamente con los de Donbass, representa a la otra parte de la guerra en dichas conversaciones.

La última conversación telefónica entre Poroshenko, Merkel y Hollande reafirma la preferencia de Ucrania por el Cuarteto de Normandía. Es ahí donde Kiev espera conseguir imponer su interpretación de los acuerdos. “Las partes acordaron intensificar el trabajo en el formato Normandía y otros formatos”, afirmaba ayer el comunicado publicado en la web del presidente de Ucrania. “Concretamente, se acordó elaborar una clara hoja de ruta para la implementación de los acuerdos de Minsk, que debe incluir que Rusia cumpla con el componente de seguridad”, proseguía.

La elaboración de una hoja de ruta ya se planteó en la reunión que el presidente ucraniano celebró en el marco de la reciente cumbre de la OTAN en Varsovia con los líderes de Francia y Alemania, a los que se unieron también el entonces primer ministro Cameron y el presidente Obama. La idea, una estrategia más para probar el compromiso de Kiev con los acuerdos a la vez que los retrasa, choca con el paquete de medidas de Minsk, que es en sí una hoja de ruta para cumplir el primer acuerdo firmado en la capital bielorrusa en septiembre de 2014 y que dio lugar al primer alto el fuego. Después de meses en los que Ucrania se negó a negociar con “los separatistas”, implantó un bloqueo económico y de transporte que aún continúa y prosiguieron los bombardeos. El acuerdo de febrero de 2015 debía convertirse en una herramienta para cumplir con el acuerdo inicial, que otorgaba un estatus especial aún por definir para Donbass, que regresaría a soberanía ucraniana tras la celebración de elecciones locales.

Tras el peor mes desde de agosto de 2015 en términos de víctimas, y en el que el  número de bajas ucranianas ha aumentado notablemente, el presidente ucraniano vuelve a apelar a Merkel y Hollande para intensificar el trabajo en el formato Normandía, así como en otros formatos que el comunicado ucraniano ni siquiera menciona. El mensaje apunta también a que Poroshenko expresó su “profunda preocupación por el fuerte empeoramiento de la situación en Donbass y el aumento del número de víctimas”. Culpando, como sucede habitualmente, únicamente a la otra parte de la línea de separación, Poroshenko denuncia el aumento de ataques “de los militantes rusos”, a los que acusa también de utilizar armamento prohibido por los acuerdos de paz.

Se afirma también que las milicias han aumentado el número de ataques utilizando armas de gran calibre. “Petro Poroshenko también incidió en la intensificación de la actividad de grupos de sabotaje y reconocimiento rusos que reciben eficiente respuesta de las Fuerzas Armadas de Ucrania”.

Mientras la situación en el frente sigue siendo complicada y numerosas zonas de la línea del frente son bombardeadas a diario, el presidente Poroshenko mantiene intacto su discurso ante sus socios del cuarteto de Normandía. Sus representantes en el Grupo de Contacto, por su parte, continuarán esta semana con unas negociaciones que en cada ocasión se han encontrado con el mismo obstáculo: la interpretación interesada de los acuerdos firmados.

Ucrania sigue exigiendo el prerrequisito de un alto el fuego completo y duradero, opción poco realista teniendo en cuenta que Kiev no ha retirado su armamento de la línea del frente y las partes se encuentran en posiciones separadas por apenas unos metros. Donetsk, Lugansk y Rusia, comprendiendo que solo un acuerdo político puede garantizar el alto el fuego, exigen que el acuerdo se cumpla en su integridad y en el orden establecido por esa hoja de ruta pactada en Minsk. Y aunque Ucrania sigue exigiendo concesiones y ha dejado claro que no cumplirá con puntos clave del acuerdo –como la amnistía general que se niega a conceder, igual que se niega a negociar directamente la legislación que se comprometió a aprobar- varios miembros del Parlamento ucraniano han advertido que el trabajo legislativo avanza.

Por el momento, Ucrania solo ha aprobado una ley de amnistía hecha a medida de los batallones nacionalistas y continúa afirmando que no es posible celebrar elecciones locales en Donbass. Sin embargo, varias figuras de la política ucraniana, especialmente las contrarias al proyecto, afirman que una comisión parlamentaria estaba a punto de finalizar la redacción de la ley electoral para Donbass que Kiev se comprometió a aprobar tras la cumbre de jefes de Estado y de gobierno del Cuarteto de Normandía celebrado en París a finales de 2015. A la denuncia de Timoshenko se sumaron las amenazas de Andriy Biletskiy, que advirtió que movilizaría al batallón Azov y otros batallones nacionalistas contra la aprobación de la ley. Diputados ucranianos llegaron a poner fecha a la sesión de la Rada que debatiría y votaría el proyecto (se habló primero del 12 de junio mientras que diputados del Samopomisch aseguraron que sería el 14 de julio). La votación, de momento, no ha tenido lugar.

En Donbass, las autoridades de las Repúblicas Populares han vuelto a dejar claro que no celebrarán elecciones de forma unilateral, lo que podría suponer el final del proceso de Minsk. Dando más tiempo a Kiev para cumplir con su parte, Donetsk y Lugansk volvieron a retrasar las elecciones al aún lejano 6 de noviembre. Y mientras la diplomacia prosigue su trabajo en los diferentes formatos, Donbass sigue en el limbo y se mueve, aparentemente a la misma distancia, entre la reanudación de las hostilidades, la congelación definitiva del conflicto y el inicio del proceso político que desembocaría en las elecciones locales y el retorno a Ucrania.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.565 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,122,299 hits
A %d blogueros les gusta esto: