Entrada actual
Alto el fuego, Guerra Civil, LPR, Lugansk, Ucrania

Ni rastro del alto el fuego

Reportaje original de Lur Gil para Berria
Traducción del Euskara de Nahia Sanzo
Fotografía de Lur Gil/Ibai Trebiño

escondidos en el frente

El frente al norte de Lugansk muestra alto y claro que la guerra de Donbass no ha acabado. Por el momento, los acuerdos de paz no han conseguido detener los actos de guerra y hay batalla diaria a pocos kilómetros de la ciudad. Cuando no hay voluntad de arreglar la crisis, no hay alto el fuego que pueda conseguir gran cosa. Las armas callan para dar paso a las palabras, pero cuando no hay lugar para las palabras, solo hablan las armas. En la conflicto de Ucrania ha habido pocas palabras y las armas han tomado su papel en esta guerra que dura ya seis meses.

En los últimos tiempos se han producido varios intentos de buscar la paz, pero las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk no tienen intención de aceptar el Gobierno de Petro Poroshenko, igual que Kiev no tiene intención de reconocer a las autoproclamadas repúblicas. Por eso, el Gobierno ucraniano lanzó en mayo una “operación antiterrorista” que se ha cobrado la vida de más de 4.000 personas, según las últimas estimaciones de Naciones Unidas, y de más de 14.000 según las estimaciones de la milicia. “Hemos tenido que quemar cuerpos en el bosque porque era imposible enterrar tantos muertos”, ha dicho Oleg Popov, diputado del Partido Comunista de Novorrusia. Popov resultó herido por la metralla de una volea de Grads en el frente de Lugansk.

Ucrania celebró elecciones hace dos semanas y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, hace una. Los líderes de gobierno no han cambiado, así que muchos prevén que la situación tampoco lo hará. Con las elecciones ganadas, Poroshenko dio a entender que continuará con la “operación” y que no respetará el territorio ganado por las repúblicas populares y que atacará la línea del frente. Y ha cumplido su palabra: el ejército se agrupa en el frente junto a Donetsk y Lugansk.

En lo que respecta a las elecciones, hay posiciones divergentes entre la población. Algunos han puesto sus esperanzas en los dirigentes que gobernarán Donetsk y Lugansk. Otros, por el contrario, no quieren políticos profesionales, han dejado de creer en ellos, sino a los comandantes de la milicia. Una mujer de Lugansk comenta que solo conseguirán la paz ganando la guerra: “Es imposible olvidar lo que nos han hecho estos fascistas; quieren acabar con todos nosotros y en ello están”.

“No pasarán”

La línea del frente se encuentra a quince kilómetros al norte de Lugansk, en el pueblo de Stanitsa Luganskaia. Desde la capital se escucha constantemente el ruido de las bombas y de la artillería: se han convertido en el sonido habitual del día a día. La milicia se mueve a través de una autovía amplia de camino al frente y vuelta. Apenas se ven otros vehículos y quienes tratan de atravesar el frente arriesgan su vida en esa travesía.

La autovía se corta a tres kilómetros y medio del frente: hay dos puentes caídos en medio de la carretera, derribados con el objetivo de cortar las comunicaciones. Las muestras de bombardeos y de mortero son evidentes en toda la zona, especialmente en la carretera, lugar de duras batallas. Para avanzar, hay que atravesar un puesto de control de la milicia en la estrecha carretera que lleva al único puente que cruza el río. Al otro lado del río está la batalla.

El batallón cosaco lucha en el frente de Stanitsa Luganskaia. El ejército de Kiev ha avanzado en los últimos días y se aproxima a la ciudad. La milicia ha sufrido decenas de bajas, pero han construido un frente duro para defender Lugansk. “No pasarán” es el lema que más se escucha.

Han erigido un puesto de control fuerte en la única carretera que cruza el frente, al lado de un puente que volarían, si fuera necesario, para cortar completamente las comunicaciones con Lugansk. Las medidas de seguridad son duras: hay alrededor de cuarenta personas en el puesto, armados con los famosos Kalashnikov, con otro grupo de milicianos escondidos en las trincheras cavadas los cerros. Por motivos de seguridad, es imposible dar esa información o sacar fotografías. Se palpa la tensión y el frío del invierno hace aún más difícil la defensa del puesto.

El puesto de control se esconde tras un cerro desde el que se avista toda la zona de batalla. Ahí trabajan cuatro jóvenes milicianos que dan a sus compañeros la información de la localización del ejército ucraniano. Disponen de prismáticos y cuatro Kalashnikovs, en sus palabras “la mejor arma del mundo”. Se esconden tras una gran estatua para que el enemigo no pueda verles, y saben bien dónde se ubica el ejército ucraniano: “Los francotiradores ucranianos están en ese pueblo de frente, por eso tenemos que estar escondidos”, dice uno de ellos. Es imposible para los milicianos avanzar más allá del puesto de control: “Los fascistas tienen muchos drones. Es imposible avanzar y cuando quieran lanzarán la ofensiva final y entrarán en Lugansk”.

La ofensiva de Kiev se agudiza, pero la milicia popular no está dispuesta a rendirse. Esta situación anuncia duras batallas para los próximos meses. Como dicen los milicianos, “la guerra no ha hecho más que empezar”.

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Ni rastro del alto el fuego | Lejos del tiempo - 14/11/2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2014
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.840 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.354.572 hits
A %d blogueros les gusta esto: