Entrada actual
Donbass, DPR, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania, Zelensky

Pequeños cambios en una estrategia que se mantiene

Artículo Original: Lenta.ru

La campaña electoral en Ucrania fue, sin exagerar, uno de los principales temas del año. El actor Volodymyr Zelensky anunció su participación en la carrera presidencial la noche del 1 de enero de 2019. Desde entonces, ha conseguido dos importantes récords en la política ucraniana: se ha convertido en el primer candidato en alcanzar una cifra como el 73% del voto en la segunda vuelta de las elecciones y, por primera vez en la historia de Ucrania, ha conseguido una mayoría absoluta en el Parlamento con su partido “Servidor del Pueblo”.

Pusieron sus esperanzas en el joven presidente especialmente los habitantes del sudeste de Ucrania en general y los representantes de las Repúblicas Populares de Donbass en particular. Natural de la zona de habla rusa, Zelensky comenzó su campaña con una retórica de paz y críticas a los eslóganes nacionalistas del entonces jefe de Estado, Petro Poroshenko.

Curiosamente, en la primavera de 2014, Poroshenko encarnó las mismas esperanzas que Zelensky: iba a ser capaz de acabar rápidamente con el conflicto y negociar con Rusia. Sin embargo, la administración de Poroshenko pronto optó por alargar el conflicto a base de obstaculizar la implementación de los acuerdos de Minsk. Ahora ya está claro que su sucesor pretende hacer lo mismo y que toda esa retórica de paz no era más que populismo.

Durante la campaña, Zelensky sorprendió. Unas veces hablaba de la necesidad de abandonar los acuerdos de Minsk y otras expresaba su compromiso con ellos. Ante todo, el equipo del nuevo presidente repetía que era necesario “repensar” los acuerdos de Minsk principalmente para distanciarse del curso político de los tiempos de Poroshenko en los que se firmó el acuerdo.

Cómo hay que reinterpretar el acuerdo es algo que aún no se ha especificado. El nuevo Gobierno carece desesperadamente de experiencia y cualquier paso es percibido como hostil por la parte nacionalista del país, con apoyo de Poroshenko y su fuerza política, Solidaridad Europea. Por supuesto, el nivel de protestas por la firma de la “fórmula Steinmeier” no llegó a niveles de 2004 o 2014, pero hizo lo que pretendía: Zelensky volvió al camino de continuar con las políticas de Poroshenko.

Así se vio en la cumbre del formato Normandía. Antes de su celebración, la parte ucraniana afirmó que, de no producirse progresos diplomáticos, considerará la posibilidad de construir un muro en la frontera con Donbass, algo que ya había planteado Poroshenko. En la cumbre, el equipo de Zelensky solo hizo modificaciones cosméticas a la estrategia de la anterior administración. La esencia siguió siendo la misma: obstaculizar la implementación de los acuerdos de Minsk con la introducción de exigencias evidentemente impracticables.

Congelar el conflicto es beneficioso para todas las fuerzas políticas de Ucrania. Zelensky puede decir a su electorado que ha ofrecido la paz pero que ha sido ignorado por Rusia. Poroshenko puede seguir usando la retórica del “fuerte sitiado” y el “enemigo a las puertas”. El líder de la Plataforma Opositora, Viktor Medvedchuk, cercano a las élites rusas, puede seguir dándose el placer de hablar de Zelensky como un pacificador ineficiente cuando él lo habría hecho mucho mejor. Y todos los problemas socioeconómicos del país pueden seguir culpándose en la guerra. Todos salen ganando.

Un asunto que ha dejado clara la división en la sociedad ucraniana es la cuestión de la lengua. En julio de 2019, ya bajo el mandato de Zelensky, entró en vigor la ley sobre el uso de la lengua, que hace obligatorio el uso de la lengua ucraniana para las autoridades estatales y el gobierno local, el sistema judicial, las instituciones educativas, hospitales, servicios industriales y el comercio. También obliga a expandir el uso del ucraniano en los medios. Todo ello a pesar de que más de la tercera parte de la población considere que su lengua materna es el ruso y un porcentaje aún más elevado de ciudadanos lo utiliza como lengua vehicular en su vida diaria.

La ucranización llegó a los colegios, para los que antes se había adoptado la ley “sobre educación”. Los 194 colegios de habla rusa que quedan serán transformados el 1 de septiembre de 2020. El equipo de Zelensky se las ha arreglado para apoyar esta iniciativa y se ha negado a revisarla [a pesar de que en campaña prometió hacerlo-Ed] al no ver motivos para ello. El nuevo presidente se ha dejado hacer rehén de la parte nacionalista de la sociedad que defiende a Poroshenko.

En general, pese a las expectativas de normalización de las relaciones con Rusia que se produjeron con la llegada al poder de Zelensky, el nuevo presidente pretende mantener el curso de su predecesor. Es verdad que el nuevo líder ucraniano no forzará el proceso de ucranización utilizando eslóganes nacionalistas, pero la inercia del curso de Poroshenko se mantendrá y no será revisada.

Seguirán rompiéndose los lazos culturales y económicos con Rusia, seguirá eliminándose el ruso de la educación y del sector cultural, se prolongará el conflicto en Donbass. Las autoridades rusas no pretenden ejercer presión sobre Zelensky en este aspecto, ya que ven la amenaza de los radicales al equipo del nuevo presidente como algo mucho más peligroso. Aunque su nivel de aprobación sigue siendo relativamente alto, 2020 será un reto para Zelensky.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

enero 2020
L M X J V S D
« Dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 22.100 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.334.874 hits
A %d blogueros les gusta esto: