Entrada actual
2 de mayo, Anti-Maidan, Derechos Humanos, Desaparición, Detención, Intercambio prisioneros, Odessa, Presos Políticos, Prisioneros de guerra, Rusia, Savchenko, Ucrania

Ciudadanos rusos en las prisiones ucranianas

xw_1212610

Alexander Erofeyev y Evgeny Alexandrov en un momento del juicio

Artículo Original: Evgeny Reshetnev / Vesti

Los rusos Alexander Erofeyev y Evgeny Alexandrov, a los que un tribunal de Kiev sentenció a 14 años de prisión por supuestas acciones terroristas, no recurrirán la sentencia [lo que puede facilitar el previsible intercambio de Erofeyev y Alexandrov por Nadia Savchenko, en una prisión rusa tras ser condenada a 22 años de prisión]. Así lo han anunciado sus abogados. Pero en las prisiones ucranianas hay además docenas de ciudadanos rusos a las que las autoridades acusan de crímenes políticos.

Evgeny Mefedov se cortó las venas en la sala del tribunal para intentar atraer atención. Pero él no es la artillera ucraniana Savchenko. Y los defensores de los derechos humanos de los países europeos no se han preocupado por este ciudadano ruso que lleva dos años en una prisión ucraniana sin haber recibido sentencia, que ha intentado cortarse las venas y que está en huelga de hambre. Por el momento no se ha ejecutado la decisión judicial de que fuera puesto en libertad bajo fianza.

El mismo día en que se depositó la fianza, la prisión de Odessa fue rodeada por activistas del Praviy Sektor. Para Evgeny, el camino de la prisión podría ser el último de su vida. Así lo advirtió también el jefe de la prisión. Así que Evgeny sigue bajo la protección de los guardias de la prisión. En una celda se encuentran los activistas de anti-Maidan que el 2 de mayo consiguieron no ser quemados vivos en la Casa de los Sindicatos.

Ninguno de los partidarios de Maidan que lanzaron cócteles Molotov [contra la Casa de los Sindicatos de Odessa el 2 de mayo de 2014] ha sido detenido. Evgeny, que trabajaba como taxista en Odessa, llevó productos a Kulikovo por encargo. Cuando todo comenzó, empujados por los nacionalistas, entró con el resto del grupo en la Casa de los Sindicatos. Milagrosamente logró escapar del edificio en llamas, inhalando carbono monóxido, y fue inmediatamente detenido por la policía.

En aquel momento, Kiev intentaba hacer todo lo posible para probar que había agentes del Kremlin en Odessa. El pasaporte ruso de Evgeny Mefedov fue muy útil en ese sentido.

El residente en Volgogrado Oleg Jlyupin fue obligado a incriminarse bajo tortura. La prensa ucraniana publicó que se había capturado a un miembro de las fuerzas especiales rusas. Todo era mentira, ya que un simple examen de sus contactos en la oficina militar rusa reveló que los números de teléfono correspondían en realidad a clínicas de Volgogrado. Oleg había ido a la región de Lugansk a recoger a su anciano y prácticamente ciego padre, que vivía bajos las bombas, y trasladarlo a Rusia.

El taxista que llevó a Oleg desde la frontera lo llevó directamente a las posiciones del batallón neonazi Tornado. Desde ese momento, comenzaron a convertirle en un espía ruso. “Múltiples fracturas, una rotura en la caja torácica, siete costillas”, afirma Oleg. “Y un pulmón perforado. Podía haber acabado allí para siempre, o en prisión o muerto en una cuneta”.

Oleg afirma que fue liberado gracias a las autoridades rusas. Mientras tanto, docenas de ciudadanos rusos siguen encerrados en cárceles ucranianas. ¿Pero cómo se puede recuperar a unas personas si Kiev niega incluso su existencia? Hace dos años, Vladimir Bezobrazov fue detenido y encerrado en una pequeña localidad cerca de Odessa. Había llegado allí de vacaciones con su madre y su hijo pequeño.

Dijo algo sin darse cuenta. En una cafetería, recomendó al camarero, que se había quejado de su bajo salario, que fuera a trabajar a Donetsk. Un oficial del servicio de fronteras de Ucrania oyó la conversación. Esa tarde, golpearon a Vladimir hasta que confesó que reclutaba militantes para la RPD y la RPL.

Vladimir afirma que confesó porque le prometieron que en caso contrario matarían a su familia. Cuando su familia abandonó Ucrania, se negó a confesar y recibió una sentencia de cinco años de libertad condicional. Pero nunca fue puesto en libertad. Simplemente desapareció. Durante un tiempo nadie supo nada de él. La respuesta oficial de Kiev: que nunca habían liberado a nadie con el nombre de Vladimir Bezobrazov en Ucrania. Finalmente lo encontraron en Járkov.

“En el centro de la ciudad está el edificio del SBU, en el que hay siete u ocho celdas, algunas de ellas con mujeres. Todo es discreto. Salen a pasear una vez cada tres meses, cuando todo está oscuro. Allí hay personas que fueron secuestradas y encerradas en esa prisión secreta. Algunos de ellos llevan aparatos de Ilizarov [aparatos para tratar fracturas abiertas] y, sin ayuda médica, han quedado discapacitados”, afirma Tatiana Buyko, activista de derechos humanos. Vladimir está en esa prisión secreta. Así lo afirman varias personas que han llegado desde ahí en intercambios de prisioneros con las autoridades de Novorrusia. Su hijo no ha visto a su padre desde hace dos años. La abuela del niño sigue buscándole.

¿Por qué está en una especie de cárcel extraoficial e ilegal Vladimir, que fue condenado a libertad condicional? Según afirma su madre, Vladimir tampoco está en la lista para los intercambios de prisioneros.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: CIUDADANOS RUSOS EN LAS PRISIONES UCRANIANAS | EL BLOG DE CARLOS - 24/04/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.142 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,094,217 hits
A %d blogueros les gusta esto: