Entrada actual
Abjasia, Armenia, Bloqueo económico, Donbass, Osetia, Rusia, Saakashvili, Transnistria, Turquía, Ucrania, Unión Soviética

Conflictos inacabados en el espacio post-soviético

Artículo Original: Alexey Timofeychev / Russia Beyond the Headlines

????????????????????????????????????

Tiraspol, Transnistria.

La reciente intensificación del conflicto entre Azerbaiyán y Armenia en Nagorno-Karabaj, así como la actual crisis en la región de Donbass en el este de Ucrania, ha devuelto el interés a otros conflictos inacabados en países post-soviéticos como Moldavia o Georgia.

Si bien Moscú ha jugado un papel clave a la hora de “congelar” cada uno de esos conflictos territoriales, Rusia afirma que ve en estas disputas sin resolver un problema que podría amenazar su propia seguridad.

El constante peligro de reanudación de las acciones militares en esas zonas, con las impredecibles consecuencias que eso pudiera acarrear para la estabilidad regional, supone para el Kremlin la necesidad de mediar para resolver las contradicciones existentes, aunque “congeladas”, entre las partes en conflicto.

Posiciones armenias en Nagorno Karabaj

Posiciones armenias en Nagorno Karabaj

Nagorno-Karabaj

Los enfrentamientos militares que se han reanudado recientemente en Nagorno-Karabaj han costado la vida a al menos 60 personas en ambos lados en lo que ya es la mayor intensificación del conflicto desde que la fase activa de la guerra en la zona terminara en 1994. La guerra que se libró por el control de este territorio que en tiempos de la Unión Soviética formaba parte de Azerbaiyán, pero que contaba (y cuenta) con población mayoritariamente armenia, duró dos años. La dura batalla costó la vida a alrededor de 15.000 personas y supuso la creación de la República de Nagorno-Karabaj, apoyada [aunque no oficialmente reconocida] por Armenia.

Los observadores rusos afirman que el conflicto de Karabaj nunca se ha congelado. “No ha habido un solo mes en el que no se hayan producido víctimas o en el que no se hayan producido tiroteos”, afirmó Sergey Mijeev, director del Centro de Investigación Política de Moscú. Pero en el último año el nivel de violencia en la zona de conflicto de Karabaj ha aumentado de forma significativa.

Los expertos rusos creen que es Azerbaiyán, que perdió la guerra hace 20 años, el que está más interesado en una escalada del conflicto. Además del deseo de venganza, Bakú, que sufre fuerte dependencia de los ingresos derivados del petróleo, puede estar interesado en apartar la atención de su población de las dificultades económicas. Pero existe también la posibilidad de que Ankara esté jugando un papel provocador. Turquía es el único país que apoya incondicionalmente a Azerbaiyán en este conflicto.

Mientras Rusia -que jugó su papel al principio de la guerra hace 20 años para terminar asumiendo el papel de ser uno de los mediadores- trata de construir buenas relaciones con ambos países, el hecho de que Moscú y Ereván sean aliados [Armenia es miembro de la Unión Euroasiática y de la Organización de Cooperación de Shanghái, lo que supone que si Armenia fuera atacada Moscú tendría la obligación de intervenir en su ayuda-Ed] dificulta para Rusia determinar a qué país debe apoyar en el conflicto.

Sin embargo, Moscú dialoga con ambas partes y ha sido capaz de conseguir ciertos objetivos. El presidente azerí Iljan Aliyev afirmó en una conversación con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, que el acuerdo de alto el fuego alcanzado el 5 de abril se había conseguido gracias a la mediación rusa.

Milicianos de Bender, Transnistria

Milicianos de Bender, Transnistria

Transnistria

El conflicto de Transnistria de 1992, otra de las consecuencias del colapso de la Unión Soviética, fue más corto y menos sangriento que el de Karabaj. Lo ocurrido en Transnistria, una estrecha franja industrial de Moldavia bordeando Ucrania y con una población mayoritariamente rusa, fue una reacción a la declaración de independencia de Moldavia en 1991.

Las autoridades de Transnistria (Pridnestrovie en ruso) ya habían declarado la creación de la República Moldava de Transnistria en 1990, antes de la ruptura de la Unión Soviética, como respuesta al temor de la población local a las políticas del Gobierno central de Chisinau [capital de Moldavia]. La población de habla rusa de Moldavia –residentes principalmente en Transnistria- se mostraba contraria a lo que temían que fuera la creación de un estado nacionalista moldavo basado en las raíces rumanas y que buscara la reunificación con su vecino occidental, del que se había separado en 1940, cuando la Unión Soviética se anexionó la región según el pacto Molotov-Ribbentrop.

Chisinau trató de solucionar el problema de Transnistria por la fuerza. Los enfrentamientos militares concluyeron con un alto el fuego negociado por Rusia y Moscú envió un contingente de fuerzas de paz que aún sigue estacionado allí. La no reconocida República Moldava de Transnistria [PMR por sus siglas en ruso] ha existido ya durante un cuarto de siglo.

Los observadores afirman que las tensiones han aumentado en Transnistria recientemente, aunque esto no ha dado como resultado un conflicto armado. El deterioro de la situación se produce en el marco de lo ocurrido en Ucrania, con estado de ánimo fuertemente pro-ruso en Transnistria, que se ha convertido en un rehén entre Moscú y Kiev.

En septiembre de 2015, Ucrania trató de imponer un bloqueo de transporte sobre la región desde su lado. Vladimir Yevseyev, del Instituto CIS de Moscú, afirmó que tanto Ucrania como Moldavia están creando dificultades económicas en Transnistria.

El ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia afirma que el Gobierno moldado, que busca consolidar lazos con la Unión Europea, trata de expulsar a las fuerzas de paz rusas de Transnistria reemplazándolas con algún tipo de misión civil. Moscú cree que esto contribuye a aumentar las tensiones en la república.

Tropas rusas camino a Osetia del Sur en 2008

Tropas rusas camino a Osetia del Sur en 2008

Abjasia y Osetia del Sur

Los conflictos de Abjasia y Osetia del Sur son similares: ninguno de los dos grupos étnicos quería ser parte de Georgia. Como respuesta al camino hacia la independencia que Tiblisi había iniciado en los últimos años de la URSS, Abjasia se declaró estado soberano. Lo mismo hizo Osetia del Sur. Antes, Osetia del Sur ya había intentado incluso conseguir un estatus de república autónoma dentro de la República Socialista Soviética de Georgia. En ambos casos, la confrontación entre el centro de la República y las zonas separatistas dio lugar a acciones militares. En el caso de Abjasia (1992-1993), el conflicto fue más largo y más sangriento y dejó entre 14.000-16.000 víctimas. El conflicto en Osetia del Sur (1991-1992) resultó en menos de mil víctimas. Las fuerzas de paz rusas, que en Osetia del Sur formaban parte de una fuerza conjunta con Georgia y Osetia del Sur, fueron introducidas al final de ambos conflictos.

En agosto de 2008, tras una serie de escarceos entre las tropas georgianas y las de Osetia del Sur y varios ataques con mortero, las fuerzas de Georgia lanzaron un asalto contra esta región apoyada por Rusia, avanzando hasta la capital, Tskhinvali, en un intento de capturar la ciudad y bloquear a las tropas rusas para que no pudieran acudir en apoyo de Osetia del Sur a través del túnel Roki, que hace frontera con Rusia. Sin embargo, las tropas rusas y osetias fueron capaces de aguantar el ataque georgiano, dando tiempo suficiente para que llegaran refuerzos desde Rusia.

Las principales consecuencias de la guerra de cinco días entre Rusia y Georgia fue el despliegue de tropas rusas en Osetia del Sur y  en Abjasia y el reconocimiento ruso de dichos territorios como estados soberanos, aunque solo tres estados (Nicaragua, Venezuela y Nauru) han seguido su ejemplo, mientras que Occidente sigue considerando los territorios como parte de Georgia.

En 2015 entró en vigor un acuerdo de alianza estratégica entre Rusia y Abjasia, mientras que Rusia también firmó un acuerdo de cooperación e integración con Osetia del Sur.

En comparación con Karabaj y Transnistria, Abjasia y Osetia del Sur se encuentran en una posición más estable y ahora son prácticamente protectorados rusos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.139 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,095,054 hits
A %d blogueros les gusta esto: