Entrada actual
Agresión, Bombardeos, Crímenes de guerra, Crisis Humanitaria, Debaltsevo, Donbass, Educación, LPR, Lugansk, Poroshenko, Testimonio, Ucrania

Poroshenko cumple su palabra: los niños de Donbass no van al colegio

Reportaje de O.C. para Slavyangrad.orggirlPreámbulo: En un discurso en Odessa en el mes de octubre, el presidente Petro Poroshenko comparaba las perspectivas de futuro de los ucranianos con las de los residentes de Donbass. Concretamente, el presidente ucraniano prometió: “¡Nuestros hijos irán a los colegios y a las guarderías mientras los suyos se esconden en sótanos!” Por el momento, el Gobierno ucraniano ha hecho todo lo posible para cumplir con su palabra. Aquí hay uno de esos niños sentados en el sótano según los deseos del presidente de Ucrania.

Fotografías y video de O.C.


El comandante en funciones de la Oficina del Comando de Perevalsk me guió en una breve visita por una de las pequeñas localidades más cercanas a la línea del frente. Las tropas ucranianas habían continuado disparando contra zonas residenciales del pueblo hasta el mismo momento en que la milicia barrió Debaltsevo de fuerzas ucranianas. Tomamos una carretera que conozco perfectamente. Atravesamos una zona del pueblo en la que por todas partes se podían ver las consecuencias de los bombardeos. Nos aproximamos al colegio por la parte trasera, donde vimos un campo de fútbol con un gran cráter en la parte central. Después vimos otro cráter, consecuencia de un misil Uragan, junto al colegio.

img_0960 (2) img_2310


Otro cráter de un misil Uragan junto al colegio. Un tercer misil impactó en el edificio.

img_2187 img_0997


Encontramos un fragmento de un proyectil que se asemejaba a un cubo de aluminio retorcido, pero el característico número de serie evidenciaba que se trataba de un fragmento de un misil Uragan.

img_0985No ha quedado una sola ventana intacta en el lado del colegio orientado hacia Debaltsevo. Evidentemente, no se trataba de disparos al azar: se observaba que todos los disparos hacia el colegio habían sido impactos directos.

img_1127 img_1077img_1040 img_0973


Caminamos alrededor del colegio. Su fachada, orientada en dirección al territorio controlado por la milicia, se ha mantenido prácticamente intacta. Curiosamente, este colegio era uno de los más bonitos de la región de Perevalsk: hace dos años había recibido una subvención para renovar la fachada, por lo que había quedado completamente renovada.

img_1171


La hoz y el martillo junto a un libro con la inscripción: “paz para el mundo”, que añade más tristeza si cabe a toda la escena.

img_1152


El estado del interior del edificio es igualmente terrible: restos de muebles, ventanas rotas, cristales rotos y trozos de yeso por los suelos, fragmentos de madera y ladrillos por todas partes, todo ello rajado y agujereado.

img_22931 img_22881img_2200 img_2217


En las vitrinas de un pasillo semiderruido, los retratos de los héroes de la Gran Guerra Patriótica han vuelto a morir por las balas ucranianas. “No hemos olvidado a nadie, no hemos olvidado nada”.

img_2255-2


Me gustaría añadir que el respeto a la memoria siempre ha sido una parte importante de nuestra educación. La falsificación de la historia, concretamente reemplazando los nombres de los héroes soviéticos por nombres banderistas, se ha convertido, en este conflicto de Ucrania, en una de las principales herramientas utilizadas en los colegios ucranianos. Pero el pueblo de Donbass recuerda su verdadera historia: no solo porque la hemos estudiado en el colegio, sino porque la hemos aprendido de nuestros abuelos, que vivieron esa historia en primera persona y nos la contaron una y otra vez, asegurándose de que nunca la olvidemos.

img_1085


Escuché una voz desde la calle: entre un grupo de adultos, se acercaba una niña que señalaba en dirección a la parte más dañada del colegio diciendo: “Mi clase estaba ahí”. Vika, de siete años, estaba muy triste por su colegio. Prácticamente todos sus amigos han abandonado la ciudad y ahora su familia y ella también tienen que marcharse:

Entré a la clase en la que Vika y otros alumnos de primero solían estudiar. Otra vez, la misma escena: cristales rotos por todas partes, ventanas destrozadas, muebles aplastados, paredes agujereadas…Libros en las estanterías…

img_1005


Alguien había escrito en la pizarra: “Muerte a los invasores fascistas”.

img_1053


Interior de una clase en el colegio en la ciudad de Zorinsk, lo que queda de él. En la pizarra está escrito: Muerte a los invasores fascistas. Y hay restos de cristales rotos por todas partes.


img_1000


001img_1099-copy

Los niños de Donbass no van al colegio…

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.843 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,140,425 hits
A %d blogueros les gusta esto: