Entrada actual
Análisis político, Novorossiya, The Saker, Ucrania

Novorrusia: puede que sí, puede que no.


Original Aquí
Traducción de Nahia Sanzo.

Estos días están dejando progresos importantes. En primer lugar, aunque hayamos contenido nuestra exaltación en los últimos días, el nivel de éxitos de las Fuerzas Armadas de Novorossiya (NAF) frente a las fuerzas de la Junta aumentan y, si fuera posible tomar Mariupol, algo que no parece imposible, podríamos hablar de victoria estratégica, algo que normalmente tomamos con cautela, pero que parece posible tras hablar con una fuente que hasta hace poco tiempo era voluntario en la milicia. La pregunta está clara: ¿qué ha pasado?

La situación militar:

La segunda idea importante es que las fuerzas ucranianas han llegado a un punto decisivo en el que la fuerza militar pueda llegar a colapsarse de forma completa como una presa que explota por la excesiva presión del agua. El Ejército Ucraniano lleva días retirándose no de uno sino de varios frentes, todos salvo el norte de Lugansk. Batallones enteros se han retirado del frente bajo órdenes de sus comandos y sin siquiera la aprobación de los líderes de la Junta. Al menos uno de esos comandos ya ha sido formalmente acusado de deserción. Todo el liderazgo político ucraniano parece sufrir pánico, especialmente Yatseniuk y Kolomoisky mientras que los más radicales y neonazis lanzan su ira contra el Gobierno de Poroshenko. Los rumores de un golpe anti-Poroshenko por parte de estas facciones radicales son constantes. Aparte de esto, las pérdidas del Ejército Ucraniano hace tiempo que son preocupantes. Existen diferentes listas del equipamiento y personal que el Ejército Ucraniano ha perdido en el curso de la guerra. Ahí va una de ellas:

Entre el 2 de mayo y el 21 de agosto, el Ejército Ucraniano habría perdido según esta fuente:

Personal
Total: 32.702
Muertos y heridos: 20.274
Prisioneros, deserciones, desapariciones: 12.418
Material destruido o capturado

Aviación
De ataque
– 16 Su-25 (uno de ellos capturado el 7 de julio)
Bombarderos
– 7 Su-24
De combate
– 2 MiG-29
Reconocimiento
– 1 AN-30
– 6 drones
Transporte
– 2 AN-26
– 2 IL 76

Helicópteros
– 20 helicópteros de ataque y de transporte Mi-24, Mi-17 y Mi-8

Material de tierra
Tanques Total: 347 (68 capturados)
– 319 T-64  65 capturados)
– 2 T-64 Bulat
– 7 T-72 (3 capturados)
– 19 T-84-U Oplot
Carros blindados: Total: 602 (119 capturados)
– 163 BMP IFV (69 capturados)
– 125 BMD IFV paracaidistas ( 9 capturados )
– 312 BTR APCs, ( 39 capturados )
– 2 BRDM ( 2 capturados )
Artillería Total: 180 ( 122 piezas capturadas)
– 4 SO-203 2S7 «Pion» 203mm
– 5 SAU 2S3 «Acacia» 152mm (1 capturado )
– 30 SAU 122 2S1 Gvozdika 122mm ( 25 capturados )
– 2 Morteros 2S4 Tyulpan 240mm (2 capturados
– 6 Morteros SAU Nona 120mm (6 capturados )
– 21 rifles antiaéreos ZU 23-2 ( 18 capturados )
– 24 Lanzacohetes Grad 122mm ( 24 capturados )
– 11 Lanzacohetes Uragan 220mm (4 capturados )
– 45 howitzer D-30 122mm ( 10 capturados )
– 32 Morteros 82mm ( 32 capturados )
Camiones y coches Total: 153 (124 capturados )
– 5 Hummer
– 1 Jeep
– 25-66 Gaz
– Coche
– Grúa móvil
– 1 ZIL 131
– 2 KrAZ
– 58 camiones Ural
– 69 camiones Kamaz
– 4 UAZ 469
(Editado el 23 de agosto).

Esta lista puede, o no, estar en lo cierto. No hay manera de probarlo, ya que no está claro quién la ha elaborado. Pero es consistente con otras similares aparecidas recientemente. Es también consistente con las numerosas pruebas gráficas y videos publicados recientemente, ya sea en la prensa o en plataformas de vídeo como YouTube. Diría también que esta lista está incompleta, ya que no incluye las tremendas pérdidas del Ejército Ucraniano en los últimos días, lo que aumentaría considerablemente el número de bajas y de equipamiento destruido o capturado.

Más allá de los números, veamos las magnitudes:

  • Más de 40.000 soldados ucranianos han muerto, han resultado heridos, hechos prisioneros o han desertado.
  • Más de 600 carros blindados perdidos.
  • Más de 200 piezas de artillería perdidas (este número podría ser en realidad mucho mayor).
  • La mayor parte de la aviación ucraniana ha quedado destruida.

Si, tal y como parece, el número de tropas ucranianas muertas o heridas supera los 30.000, estaríamos hablando de un hecho sin precedentes en las guerras modernas, ya que las bajas civiles han sido más altas que las bajas militares en todos y cada uno de los conflictos bélicos desde la Segunda Guerra Mundial. Esto es cierto también en la otra parte, en la que ha muerto un mayor número de combatientes de las Fuerzas Armadas de Novorossiya que civiles. Así que salvo que los números estén claramente equivocados, y no hay evidencia alguna de ello, las tropas ucranianas han sido masacradas de una manera que no puede explicarse solo por las soberbias capacidades de lucha del ejército de Novorossiya: la Junta ha utilizado a estas fuerzas como carne de cañón sin siquiera tratar de dar la impresión de preocuparse por sus vidas. Novorossiya puede tener de su parte a dios, su moral, el sentido común, la Razón, la historia, los servicios secretos rusos, la legalidad internacional, a Rusia, o la Verdad Absoluta, pero eso no explica el colapso del Ejército Ucraniano.

La vida de un ucraniano no vale menos que la vida de una ruso y, a pesar de la tranquilidad que produce que haya sido el bando ucraniano el que ha salido peor parado y que esto signifique que el baño de sangre pueda acabar en un futuro próximo, es duro pensar en los miles de ucranianos inocentes que han sido utilizados por la Junta, enviados a morir en una operación criminal cuyo objetivo era la limpieza étnica de toda la población de Donbass. Me alegra ver el modo en que Rusia y Novorossiya han tratado a los desertores y prisioneros de guerra ucranianos, incluso a los peores, los artilleros, a los que se ha obligado a ver vídeos de los efectos de sus actos: aquellos a los que han asesinado y el destrozo en viviendas e infraestructuras, o que fueron confrontados por los familiares de las víctimas y obligados a colaborar en la reconstrucción de aquello que habían destrozado. Pero no fueron disparados, torturados o maltratados en modo alguno. Recibieron la atención médica que necesitaban, pudieron asearse, se les proporcionó ropa y alimentos y finalmente fueron enviados a sus casas. Este tratamiento es otra victoria moral para el lado ruso, aunque este hecho no sea reconocido hasta que pase un tiempo.

El quid de la cuestión está claro: Poroshenko prometió la victoria en un periodo de semanas y sus tropas han sufrido una de las derrotas más duras de la historia bélica. ¿Puede Ucrania rearmarse? Hasta cierto punto. ¿Disponen de reservas de armamento? Sí, pero el mejor equipamiento disponible ya ha sido usado. ¿Puede haber una cuarta, quinta o sexta movilización? Es posible, pero la opinión pública puede no aceptarlo esta vez. ¿Pueden los anglo-sionistas enviar instructores, equipamiento y dinero? Claro. ¿Pero será eso suficiente para cambiar el rumbo de la guerra? Probablemente no. salvo que Ucrania se haya guardado un as en la manga y llevara meses entrenando a un gran número de soldados (tal y como Novorossiya ha hecho en Rusia), y que estos soldados estén perfectamente equipados y preparados, no veo posible que estas fuerzas puedan recuperarse en una temporada. Puede que este experimento de Banderastan haya comenzado a hundirse y que las ratas salten del barco. Finalmente parecen escucharse algunas voces cuerdas en la prensa ucraniana.

Se ha visto, por ejemplo, un interesante material en el que un general ucraniano, posiblemente uno retirado, hablando en ruso, afirmaba que ha muerto suficiente gente, todos ellos nacidos en el mismo país, con la misma cultura y la misma lengua (sí, mencionó la misma lengua), que ahora se matan entre ellos. Concluía que “no solo estamos cansados de disparar, estamos cansados de matar”, algo que no se había oído desde hacía tiempo en la prensa ucraniana. Los Shuster y demás siguen invitando a Nazis a sus programas, pero puede que ya haya hecho las maletas y tenga una estrategia de salida (puede que a Israel)

La cumbre de la OTAN

Aún es demasiado pronto para valorar este aspecto, ya que no ha terminado aún, pero por el momento parece que los resultados de esta cumbre van a carecer de relevancia. En primer lugar, Estados Unidos y el Reino Unido han anunciado nuevas sanciones contra Rusia, lo que hace pensar cuál es la postura de otros países. Sabemos que Estados Unidos y la Unión Europea han anunciado esta posibilidad, pero también sabemos que Chequia y Eslovaquia han anunciado la posibilidad de vetar esas sanciones. Incluso aunque esas sanciones se produzcan, serán del tipo simbólico como prohibir a los bancos rusos, que de cualquier manera van a marcharse, o a más oficiales rusos, que ya ven esto como un gran honor. La idea más alocada vino del Reino Unido, que propuso apartar a Rusia de la red SWIFT. Esto hace pensar a Rusia cómo piensa la UE pagar por el gas.

Está también la famosa fuerza de reacción rápida compuesta por 10.000 hombres, esa que tiene que atemorizar al Kremlin. Expliquemos lo que son las fuerzas de reacción rápida. Por definición, no es algo útil en una guerra convencional contra una potencia continental como Rusia, que dispone de un gran número de tropas y armamento. Es casi irrisorio. Pero aunque fuera eficaz: mientras Estados Unidos y la UE discuten la creación de estas fuerzas, Putin ya ha dado la orden de duplicar el tamaño de las fuerzas aéreas rusas, que ya son comparables a cualquiera de sus equivalentes occidentales.

No trato de infravalorar a la OTAN en absoluto. Como una organización política militarizada, su capacidad para hacer el mal es inmensa, pero es un problema para los países de la UE que son, como mucho, un protectorado o incluso una colonia de Estados Unidos, y tienen que lidiar con las consecuencias de un instrumento supranacional controlado por Estados Unidos.

El problema para Rusia es el efecto sedante de la OTAN sobre los líderes políticos de la Unión Europea, tal y como de forma tan grotesca ha mostrado Fracois Hollande cancelando (y después contradiciéndose explicando que solo es un retraso indefinido) la entrega de los Mistral a Rusia. Este tipo de sinsentidos son el resultado de ser miembros de la OTAN, pero no hacen a la OTAN una amenaza militar creíble en este caso.



Hablando de Hollande, su decisión de retrasar la entrega de los barcos Mistral, tiene graves costes para Francia, tal y como ha comentado la BBC :

Un diplomático francés había comentado anteriormente que el contrato sería suspendido hasta noviembre, lo que supondría un coste de 1000 millones de euros. El contrato es por 1200 millones de euros, de los que Rusia ha pagado ya gran parte, así que romper el contrato supondría también reembolsar ese dinero. Además, Francia tendría que pagar otros 251 millones de euros como multa, según informa la web francesa LCI.

Pero el coste real de esta operación no se mide en euros sino en pérdida de credibilidad y de imagen. La imagen internacional de Francia, pese a gritos patrióticos, quedaría dañada. Y nada de eso hace daño a Rusia, ya que las  consecuencias de las sanciones implementadas hasta ahora y de las posibles sanciones futuras no pasan de ser una ligera molestia a corto-medio plazo, que se convierten en una gran oportunidad para llevar a cabo reformas que ya deberían haberse llevado a cabo. Estas sanciones pueden ser una bendición, tal y como lo piensan ya muchos rusos. De ahí los índices de popularidad de Putin en las encuestas de opinión e intención de voto.

¿Comienza a hartare la Unión Europea?

No hay ninguna duda de que la servidumbre hacia el imperio anglo-sionista ha dañado la economía y los intereses políticos europeos. Y no solo eso, sino que desde el punto de vista europeo, la situación en Banderastan empeora por momentos. Hay signos de que tanto el régimen de Poroshenko como la Unión Europea comienzan a ver que las cosas pueden ir a peor salvo que tomen medidas urgentes. Como predijo Oleg Tsarev, la UE se interesaría por las negociaciones en cuanto NAF consiguiera su primera victoria relevante. Y justo a tiempo, Putin ofreció su plan de paz.

Este plan contiene una serie de puntos más que obvios, aunque no deja de ser un buen plan, especialmente combinado con una claro mensaje de que Rusia no es parte del conflicto y que este tiene que resolverse en conversaciones con Novorossiya. Y Novorossiya ya ha aceptado una versión ligeramente modificada de este plan, que aparentemente también ha sido aceptado por Poroshenko. Yatseniuk, por el contrario, se mantiene firme y enfadado y quiere construir un muro a lo largo de la frontera ruso-ucraniana. Por último, parece que Merkel y la OSCE aprueban el plan, mientras que Fabius, aunque no se opone, parece reticente.

Sabemos ya que Ucrania y la UE han incumplido todos y cada uno de los acuerdos a los que se han comprometido desde el inicio de la guerra, pero esta vez no hay duda de cuál sería el resultado si se rompieran las negociaciones o si no se llegara a un acuerdo. Ya que Ucrania y la UE necesitan el acuerdo de paz mucho más que Rusia, puede que esta vez sí que cumplan su palabra. Puede que sí, puede que no.

La parte más importante de este plan es que solo contiene elementos a corto plazo. No hay referencia alguna al estatus final de Novorossiya o al del resto de Ucrania. Y así es exactamente como debería ser. ¿Por qué? Porque lo importante no es lo que dice sino que implica: “has perdido y nosotros podemos volver a empezar en cualquier momento”. Sí, sabemos que ni Rusia ni Novorossiya han dicho nada parecido, pero recuerden que amenazar no entra dentro de la forma de hacer rusa. Rusia no promete, no amenaza, solo actúa. Y puede que Obama, Cameron y Hollande no lo entiendan, pero Poroshenko, como oligarca o jefe de unamafia, lo sabe muy bien. Parece que hay un entendimiento entre Putin y Poroshenko que ningún líder occidental había anticipado.

A pesar de toda la retórica nacionalista y política, ambos son hombres fuertes, jefes de clan, e incluso aunque Poroshenko no aguante las comparaciones con Putin, ambos tienen en común esa cultura de clan, por lo que Putin no necesita amenazar a Poroshenko simplemente porque Poroshenko entiende la situación. Por ejemplo, la televisión ucraniana habla de la conversación en la que Putin supuestamente explica a un oficial de la OSCE que puede tomar Kiev en dos semanas. Sea o no cierto, lo cual es tremendamente dudoso, Putin no necesita explicar esto a Poroshenko, aunque puede tener que aclarárselo a algunos diplomáticos occidentales del estilo de, digamos por ejemplo, Hollande o Rasmussen.

¿Están despertando los europeos? ¿Empieza a funcionar la estrategia rusa de separar a Europa de Estados Unidos? Es demasiado pronto para decirlo, pero podemos mostrarnos algo optimistas. La forma en la que Merkel apoyó sin reservas el plan de paz de Putin es un signo de que, al menos Alemania, empieza a sentir dudas.

¿Qué pasa en Minsk?

Este fin de semana es tremendamente importante, no solo por la cumbre de la OTAN, sino porque Ucrania se reúne con Novorossiya bajo la atenta mirada de Rusia y Bielorrusia. Los temas de conversación van desde el tema energético como el plan de paz. Europa quiere garantías de que va a mantenerse el suministro de gas a cambio de apoyar el plan. La mayor amenaza en este momento la posible ira de los anglo-sionistas y sus aliados nazis si el plan se lleva a cabo. Poroshenko toma aquí un riesgo personal, ya que su situación es ciertamente precaria. Puede haber decidido hacerse un hombre de paz en el último minuto del partido para evitar el peor resultado posible. Puede que Estados Unidos siga haciendo fe a su tradición y abandone a Poroshenko. Puede que Yarosh y sus nazis sean el mayor peligro. Timoshenko, Yatseniuk y Tiagnibok mostrarán su ira por cualquier plan acordado con Putin. De la misma manera, oligarcas como Akhmetov o Kolomoisky, que se odian entre sí, estarán furiosos. También lo estará Hunter Biden.

Lo triste es que el completo circo de nazis ucranianos estaría dispuesto a continuar la guerra contra Rusia, porque eso es todo lo que importa, hasta el último soldado ucraniano en lugar de aceptar un trato, especialmente uno como el que se presenta ahora para Kiev. Siendo sinceros, el acuerdo estará acabado en buenas palabras, pero no es, en cierta manera, una capitulación y no un compromiso, al menos desde el punto de vista de Kiev.

Ucrania necesita un verdadero proceso desnazificación. Hay otra Ucrania ahí fuera, una  muy diferente a la que Banderastan y el imperio anglo-sionista han querido crear. Es cierto que el nacionalismo ucraniano es el producto de siglos de maquinaciones y conspiraciones de Europa occidental, pero esto no implica que deba permanecer de por vida atrapado por quien lo ha creado. Por una parte, este conflicto ha obviado el hecho de que la mayoría de ucranianos y rusos desean que exista una Ucrania independiente. Esto será difícil de probar ahora, pero lo cierto es que la única región de la antigua Ucrania que realmente quiso unirse a Rusia es Crimea. Donbass se habría conformado con mucho menos. Estoy convencido de que los nazis se hicieron esto a sí mismos cegados por su odio a todo lo ruso y a todo lo Ortodoxo. Ahora es  demasiado tarde para cambiar de rumbo. No puede deshacerse esta horrible guerra civil. Pero es posible usarla como reflexión sobre las causas y que resulte en la necesaria desnazificación de Ucrania. Y la mayor parte de ucranianos, no importa lo que piensen ahora, verán que los nacionalistas ucranianos solo necesitaron seis meses  para destrozar completamente el país y que esa ideología de odio e ignorancia no trajo más que pobreza, violencia, humillación y muerte. Pero estamos mirando demasiado lejos.

Veamos lo que traen estos días y veamos hacia dónde nos llevan. Lo que está claro es que es demasiado pronto para celebrar nada pase lo que pase en Minsk y en la cumbre de la OTAN. En el mejor de los casos, tan solo será un paso en la buena dirección en un camino largo y peligroso.

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Anónimo - 06/09/2014

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2014
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 47.779 suscriptores

Estadísticas del Blog

  • 1.907.069 hits
A %d blogueros les gusta esto: