Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, LPR, Minsk, Normandía, Rusia, Ucrania, Zelensky

La “fórmula Zelensky”

Artículo Original: Vzglyad

Últimamente da la impresión de que el Gobierno ucraniano se ha hecho más cauteloso y pretende acudir a la cumbre de París del “formato Normandía” bajo el lema “la política es el arte de lo posible”. En cualquier caso, se puede sacar esa conclusión de las declaraciones de Alexey Danilov, presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional. Sin embargo, las declaraciones del presidente Zelensky del 2 de diciembre han contribuido al debate con una nueva ronda de estupidez.

Las ideas clave que se están planteando en torno a la búsqueda de pacificación en Donbass se parecen más a las intenciones de Poroshenko, aunque expresadas de forma más directa y consistente. Por ejemplo, Zelensky ofrece celebrar elecciones en Donbass después de:

  1. El desarme de los grupos armados ilegales (es decir, la RPD y la RPL);
  2. El territorio de bajo control de las milicias y la frontera con Rusia vuelva bajo control de las fuerzas ucranianas;
  3. Todo el que sea favorable a Ria se marche o sea deportado (así lo decía un documento del Consejo de Defensa y seguridad Nacional, del que se ha dicho que es falso) [las declaraciones de la semana pasada de Zelensky iban en esa dirección, por lo que es improbable que el documento fuera falso-Ed].

Por supuesto, aquí no se habla de otorgar a la RPD/RPL los derechos que les otorga Minsk, especialmente la inclusión del estatus especial en la Constitución.

La impresión general que dejan las declaraciones del presidente ucraniano es que está subiendo la apuesta antes de la reunión para garantizarse un compromiso mutuamente aceptable. Sin embargo, también es fácil creer que el otro lado también va a subir la apuesta. Es suficiente recordar las declaraciones del presidente de la Duma sobre la posibilidad de que Ucrania pueda perder más territorios, la aprobación de la ley del Parlamento de la RPD sobre las fronteras de la República y la posibilidad de retirar a la lengua ucraniana el estatus de lengua oficial.

Hay dos puntos que hacen sembrar dudas sobre esta interpretación. Zelensky ha declarado su intención de proponer que el “formato de Normandía” discuta el estatus de Crimea y, si sus homólogos lo rechazan, sugerir un nuevo formato de discusión para el tema de Crimea con la participación de Estados Unidos.

Evidentemente, Zelensky puede ofrecer lo que quiera, pero está claro que Rusia no va a discutir el estatus de Crimea en ningún formato de negociación. En general, el planteamiento de este tipo de iniciativas es suficiente motivo para pensar que se trata de un intento de sabotear la reunión.

La segunda iniciativa que pretende plantear Zelensky se refiere a los acuerdos del gas, tema en el que la idea es ofrecer a Putin un contrato a largo plazo (10 años) de tránsito de gas ruso como si no existiera el Nord Stream. Y realmente no se trata tanto del contrato (aunque un contrato es objetivamente necesario) sino de la intención de apelar a Angela Merkel. Incluso aunque se inicie el tránsito a través del Nord Stream-2, esa ruta no da posibilidad de transportar a la Unión Europea todo el gas requerido. De ahí las declaraciones de Frau Merkel sobre la necesidad de preservar la ruta a través de Ucrania. Obviamente, Zelensky pretende aprovecharse de ese cálculo racional para conseguir el deseado contrato de tránsito y para tratar de renegociar el cumplimiento de los acuerdos de Minsk (en el pasado, Merkel ha defendido el cumplimiento de los acuerdos de Minsk según la interpretación de Poroshenko, por lo que el apoyo a Zelensky es probable).

En pocas palabras, Zelensky propone una serie de términos que no pueden satisfacer a Rusia. de hecho, lo que plantea es el rechazo a la implementación de los acuerdos de Minsk y un ultimátum a Rusia: rendición o… ¿qué? Eso es lo que no queda claro. ¿Otra operación antiterrorista?

Con la información disponible, se puede asumir que la dura postura de Zelensky se debe a dos factores. En primer lugar, Zelensky comparte [con Poroshenko] la opinión de que los acuerdos de Minsk otorgan a Donbass demasiados derechos que “no merece”. En segundo lugar, también tema a los nacionalistas, que tienen el poder de suponer una fuerte presión contra cualquier concesión, incluso contra una posibilidad teórica de reconciliación con Donbass.

El objetivo de Zelensky es conseguir el cese de hostilidades (retirada de tropas, intercambio de prisioneros, restablecimiento parcial de las relaciones económicas), pero eso no garantiza la implementación de los acuerdos de Minsk ni la retirada de las sanciones occidentales contra Rusia. Y esa es, en realidad, la “fórmula Zelensky”.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

diciembre 2019
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.671 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.365.583 hits
A %d blogueros les gusta esto: