Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania

Sobre la retirada de Petrovskoe

Artículo Original: Denis Grigoriuk

El proceso de retirada de tropas y armamento de Petrovskoe se encuentra en su fase final. El 11 de noviembre termina el periodo de tres días para la retirada de las fuerzas armadas de la línea de contacto. La RPD retiró todas su tropas el mismo 9 de noviembre [eran solo 14, un dato que ayuda a poner en perspectiva esta retirada, especialmente teniendo en cuenta las dificultades que ha pasado para producirse y el desmedido optimismo que ha creado-Ed], pero Kiev solicitó tres días. Después de que la OSCE confirme que no hay personas armadas entre las localidades de Petrovskoe y Bogdanovka, comenzará el desminado de la zona. Con ello, Ucrania habrá cumplido las condiciones impuestas por la Federación Rusa para celebrar la cumbre de líderes del “Cuarteto de Normandía”.

Desde Occidente se ha visto con buenos ojos el hecho de que las partes en conflicto hayan retirado el armamento de tres localidades: Stanitsa Luganskaya, Zolotoe y Petrovskoe. Se considera una prueba de que las partes finalmente se han embarcado en el camino de la resolución pacífica al conflicto en Donbass. Veamos si es así.

La cuestión fundamental

Posiblemente debido a que vivimos en un constante flujo de información, muchos pueden haber olvidado que el ensayo de retirada de tropas y armamento en las tres localidades ya se produjo en 2016, último año en el que se produjo una cumbre con la participación de la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés François Hollande, Vladimir Putin y Petro Poroshenko en el “formato Normandía”. Desde entonces, los observadores de la OSCE han seguido registrando importantes infracciones: unidades armadas ocuparon parte de la llamada zona neutral. De hecho, el acuerdo de 2016 quedó roto. El resultado es la ausencia de cumbres del “formato Normandía” desde entonces.

La vuelta a la idea de reanudar las negociaciones directas se produjo tras la elección del exactor Volodymyr Zelensky como presidente de Ucrania. Kiev se retiró de Stanitsa Luganskaya, se realizó con éxito un intercambio de prisioneros [entre Rusia y Ucrania-Ed] y, bajo presión Ucrania firmó la llamada “fórmula Steinmeier”. La Federación Rusa afirmó estar preparada para la cumbre, pero exigía un proceso de preparación. Si traducimos ese lenguaje diplomático al lenguaje común, quiere decir que la retirada de tropas y armamento era una cuestión de principios. Vladimir Putin ha insistido en que Ucrania cumpla el acuerdo de 2016, infringido por Ucrania de forma casi inmediata. El jefe de Estado de la Federación Rusa no podía sentarse en la mesa de negociación, ya que no veía motivo para hablar con aquellos que no estaban dispuestos a implementar acuerdos adoptados por sus líderes. De hecho, la presión a las autoridades ucranianas buscaba medir si era posible negociar.

Todo se mantiene

Sobre la retirada de la línea del frente, tanto desde el punto de vista de la diplomacia como desde el de la realidad, no es correcto hablar de retirada o separación de tropas, sino de una fase de acciones prácticas para eliminar infracciones a la separación de tropas y armamento. Es decir, lo más importante que ha ocurrido en la línea de contacto en los últimos meses no es la retirada de tropas y armamento sino la presión política a Kiev, que infringía el acuerdo.

También me gustaría llamar la atención al hecho de que nadie se ha marchado de esas localidades. En mi último artículo sobre Petrovskoe, escribí que ninguno de los centros de los pueblos de la zona -Bogdanovka, Viktorovka, Petrovskoe- está dentro de la zona de retirada de tropas y armamento. Siguen bajo control de Ucrania o la RPD, como ya estaban. De hecho, los soldados solo se han trasladado unos kilómetros. Entre ellos está el puesto de control de la OSCE, que registra las infracciones. Estaba ahí antes, lo que hasta ahora no ha impedido que se produjeran esas infracciones.

Sin embargo, en la zona desmilitarizada sí está una parte de Petrovskoe, esa mitad del pueblo en la que solo reside una mujer, aquella sobre la que también escribí. La parte del pueblo en la que residen todos los demás civiles sigue bajo control de la milicia popular de la RPD. La situación es similar en Bodganovka. Es decir, todo este proceso se ha realizado únicamente por el bien de las futuras negociaciones de París. No tiene nada que ver con ningún plan de paz.

El verdadero plan de paz

Después de que los soldados de la RPD abandonaran la zona de retirada con sus armas, nos quedamos un rato en el pueblo. Estaban también los empleados de la misión de observación de la OSCE. De repente, escuchamos un bombardeo en la zona de Dokuchaevsk. A través de las redes sociales, nos enteramos de que el Ejército Ucraniano había atacado la ciudad. los observadores internacionales en los todoterreno blancos en la zona de retirada también los escucharon. Intercambiaron miradas, pero se mantuvieron en silencio junto a los vehículos blindados.

La situación es reveladora. La retirada se estaba produciendo en una zona del frente en la que regularmente hay ataques, pero que, en comparación con años anteriores, no son tan intensos. Así lo evidencia lo que nos han contado los residentes locales, que aseguran que este año no ha sido tan malo como el pasado. Y mientras las cámaras de la OSCE se encontraban en la retirada de tropas, a unos pocos kilómetros se produce otro bombardeo en Dokuchaevsk.

Si hablamos de una verdadera retirada de tropas para la resolución pacífica al conflicto, entonces es necesario que se retiren las unidades ucranianas de la zona de la Planta de Filtración de Donetsk, Kominternovo y Dokuchaevsk, algunos de los sectores más peligrosos del frente, donde los ataques son constantes. En esos lugares constantemente se producen bajas, muertos y heridos tanto civiles como militares.

También es preciso recordar la muerte de la abuela de la niña rubia Rita. La mujer acudió a su casa en las afueras de Zaitsevo y le explotó una mina en su casa. Es aquí donde hay que desminar en primer lugar. Lo mismo ocurre con la Planta de Filtración de Donetsk, un desastre humanitario. Pero las tropas de Kiev siguen disparando contra la planta, que surte de agua a millones de personas. Las tropas ucranianas han infringido los acuerdos, capturando la parte de la zona neutral junto a la planta.

La retirada de tropas y armamento en este lugar podría afectar realmente al conflicto armado. Pero hasta entonces, hasta que eso ocurra, si es que ocurre, solo se puede hablar de batallas políticas, no pasos reales hacia la paz. Aunque es verdad que eso era difícil de imaginar en tiempos en los que las autoridades ucranianas estaban formadas por el partido de la guerra, liderado por Poroshenko y los grupos de nacionalistas ucranianos que improvisó.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.522 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.327.618 hits
A %d blogueros les gusta esto: