Entrada actual
Alto el fuego, Armas, Bombardeos, Canadá, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Estados Unidos, LPR, Minsk, Rusia, Tillerson, Ucrania, Uncategorized

Armas, acusaciones y bombardeos

Artículo Original: Colonel Cassad

24993527_1966480053611041_1096903856500960403_n

Consecuencias de los bombardeos ucranianos en Gorlovka estos días/Egor Voronov

Para confirmar las declaraciones de Kurt Volker, que recientemente afirmó que la guerra en Ucrania continuará en 2018, Estados Unidos y compañía han endurecido su retórica en dirección a Ucrania, algo lógico teniendo en cuenta el contexto, cuando la guerra de Estados Unidos en Siria no va bien y ha fracasado el intento de Rusia y Estados Unidos de acordar una “no-intervención” en los asuntos internos de los dos países. [Rusia ofreció a Estados Unidos un acuerdo en el que ninguno de los dos países se inmiscuiría en los procesos electorales del otro país, opción rechazada por Estados Unidos alegando que en tal caso se verían obligados a “renunciar a la promoción de la democracia en Rusia, algo que no estamos dispuestos a hacer”].

Una vez más, el Secretario de Estado Rex Tillerson ha vuelto a mencionar la cuestión de Crimea, de la que afirmó que “no es para siempre”. Nada de ello es sorprendente. El más reciente bloqueo diplomático, que no desapareció tampoco en un contexto en el que el asunto de Crimea no se trataba directamente, hace a Estados Unidos volver a la retórica de 2014, inútil entonces y desesperada ahora, pero que funciona como herramienta en el actual empeoramiento en las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

Además de esto, Canadá ha aprobado un permiso para que las compañías canadienses vendan armamento letal a Ucrania. Es previsible que la cuestión del suministro de armamento letal de Estados Unidos a nivel oficial se resuelva tan pronto como Trump sufra una derrota (previsiblemente el año que viene, cuando los Demócratas pueden hacerse con la mayoría en el Senado). Evidentemente, todos estos formalismos no cambian el hecho de que armas de compañías privadas de Estados Unidos y el este de Europa ya están presentes (además de Lituania, que recientemente ha confirmado el suministro de armas ligeras). No es más que un intento a nivel oficial de mantener una apariencia de decencia, pese a que está claro que Estados Unidos, con su participación en el golpe de Estado, es culpable de lo que ahora ocurre en Ucrania.

Teniendo en cuenta que Estados Unidos no tiene como objetivo acabar con el conflicto por la vía del compromiso, puede lanzar armas a la guerra, donde las bajas ucranianas no son de su incumbencia (¿les importan en absoluto las varias docenas de muertos y heridos en Gladosovo, Travnoe y Frunce?). El coste de las viejas armas de los soldados ucranianos no es una gran carga para el creciente presupuesto del Pentágono, interesado en la continuación de la guerra para que, cuando llegue el próximo otoño, pueda volver a aumentar el gasto en Defensa para “contrarrestar la amenaza rusa”.

Y la guinda del pastel: la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, acusó a Rusia de bombardear el territorio ucraniano. No es complicado descifrar. Estados Unidos no está interesado en los bombardeos del Ejército Ucraniano en Dokuchaevsk o Gorlovka. De hecho, Estados Unidos exige que la milicia de la RPD entregue sus posiciones en la zona de la Planta de Filtración de Donetsk. Sin embargo, la última vez que la planta cesó operaciones porque era imposible trabajar, el fuego procedía del lado ucraniano: proyectiles de mortero de 82 y 120mm. Ahora resulta que Rusia bombardeó la planta para privar de suministro de agua corriente a los residentes. Una preciosa imagen de la realidad.

No es complicado descifrar que, en este contexto, no hay un 80% sino un 100% de posibilidades de que la guerra continúe. No hay progreso diplomático evidente a la vista, la histérica retórica anti-rusa aumenta y los intentos de atacar los puntos débiles de la Federación Rusa se hacen aparentes. Cada uno puede definir por sí mismo cuál ha sido el coste de todas esas historias sobre cómo Estados Unidos iba a salir corriendo de Ucrania.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.092 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.250.343 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: