Entrada actual
Alemania, Alto el fuego, Avdeevka, Bombardeos, Crisis Humanitaria, Donbass, Donetsk, DPR, Logvinovo, Lugansk, Minsk, Poroshenko, Slavyansk

Donbass otra vez bajo las bombas

Artículo Original: Alexander Kots / Komsomolskaya Pravda

kots1Fue una jugada atrevida. El presidente de Ucrania, inmerso en negociaciones con Angela Merkel, interrumpió abruptamente su visita a Alemania a causa de la inminente catástrofe humanitaria en la zona de conflicto en Donbass. Avdeevka se encontraba sin electricidad, agua y calefacción. Se creó un cuartel general de coordinación, al que se unieron oficiales-parásito de una docena de departamentos. Juntos comenzaron a pensar cómo salvar a los desafortunados residentes.

Todo ello vino precedido de tres días de un completo infierno, una lluvia de artillería que golpeó Donetsk. Y Grads. Y Uragan. Los Howitzer no trabajaron solos, sino acompañados de baterías de artillería contra las posiciones de las milicias y zonas residenciales. Uno de los proyectiles explotó en el hospital de Makeevka y mató a dos personas. Una docena de civiles resultaron heridos. Miles de personas están atemorizadas, a pesar de que es difícil impresionar a los mineros con el sonido de artillería. Pero lo que está ocurriendo ahora a lo largo de la línea de contacto recuerda a los peores días del verano de 2014 y el invierno de 2015. Las redes sociales dan una terrible crónica:

“Sigue habiendo explosiones en la zona del aeropuerto. De vez en cuando los cristales de las ventanas retumban de las bombas. Hace tres años que no da este miedo”.

“Donetsk. Llegadas: impacto directo en una vivienda en el número 37 de la calle Partizanskaya, en Listoprokatchikov, Komintern y la estación de tren”.

“No se detiene el bombardeo del territorio de la RPL. Otra vez hay daños en Pervomaisk, en la línea del frente”.

“Donetsk. Oktyabrsky, simplemente horrible”.

“Hoy hay en Donetsk una especie de locura. Artillería sin interrupción por la mañana. El centro de la ciudad retumba. Explosiones en Makeevka y Donetsk”.

“Cinco de la mañana. Una carga completa de Grads, después sonido de disparos de howitzer. Está claro que esta noche no se puede dormir”.

“La mina Zasvadko de Donetsk se encuentra sin electricidad a causa de los bombardeos del Ejército Ucraniano, 200 mineros han quedado atrapados bajo tierra”.

mn-ywnqnzs

Algunos de los mineros tras ser rescatados/Denis Grigoriuk

La intensidad del fuego aumenta. Y las bajas. Entre los defensores del ejército de la RPD: alrededor de diez muertos. Están en sus posiciones, atrincherados bajo tierra, en bunkers. Hay hombres que llevan semanas, o meses, viviendo bajo los bombardeos en las trincheras.

Al final, Donetsk comenzó a responder [a los bombardeos]. Comenzó a responder con potencia, sin dudar si disparar para acabar con la artillería enemiga. A juzgar por las comunicaciones de radio interceptadas, el Ejército Ucraniano ha perdido en estos dos últimos días a 78 personas. Y los enfrentamientos continúan.

Casualmente, todo ha coincidido con la visita de Petro Poroshenko a Alemania. Cuando se presentó en el horizonte la posibilidad, no de amistad, sino de entendimiento mutuo entre Rusia y Estados Unidos, hubo que buscar el apoyo de los socios europeos. Y en el contexto de la “agresión rusa”, todo es mucho más sencillo. Tras las conversaciones con Angela Merkel, Petro Poroshenko ya no tenía nada más que hacer en Alemania. Sin embargo, a su partida, posó heroicamente. Puede que eso ablande al público europeo. Pero recuerdo la catástrofe humanitaria de Slavyansk, cuando la ciudad vivió durante varios meses sin electricidad ni agua corriente. Cuando los civiles asesinados eran enterrados el mismo día de su muerte porque no había morgue. Cuando se recogía el agua de los cráteres que habían dejado las bombas.

Y recuerdo Lugansk sin electricidad, cuando en la recepción del hotel hombres de uniforme entregaban botellas de plástico de cinco litros de agua industrial. Había colas de hombres mayores con baldes en Donetsk; madres que hacían fuego en Uglegorsk; abuelas con las mejillas llenas de lágrimas congeladas esperando para recibir bolsas de ayuda humanitaria en Debaltsevo. Los ojos de estas personas son imposibles de olvidar.

En los tres últimos años han muerto en el territorio de la RPD más de dos docenas de ingenieros que trabajaban, bajo los bombardeos, para restaurar las líneas eléctricas destruidas. No necesitaban ningún cuartel general de coordinación ni grandes gestos políticos para hacer su trabajo.

El lunes, la artillería ucraniana dejó sin electricidad la planta de filtración de agua de Donetsk, lo que dejó sin agua corriente ni luz a varias zonas de la capital de la RPD. Aquí es algo normal. Los trabajadores de reparación tardaron varias horas en solucionar la situación. Aquí la guerra no es motivo de no ir al trabajo o al colegio. Y la guerra continúa, ahora con más fuerza.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Donbass otra vez bajo las bombas | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN - 04/02/2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 36.200 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,030,638 hits
A %d blogueros les gusta esto: