Entrada actual
Anticomunismo, Donbass, Ejército Ucraniano, Euromaidan, Extrema Derecha, Fascismo, Maidan, Nacionalismo, Parubiy

La perversión de la democracia

parubiyAndriy Parubiy defendió ayer en su intervención parlamentaria que no era necesario tener en cuenta la opinión de los residentes del este del país en el proceso de “descomunización”. Concretamente, el presidente de la Rada ucraniana exigió ignorar la resistencia que se ha producido en algunos lugares del país, principalmente en el sur y el este, a los cambios en la denominación de pueblos y ciudades. Aunque en algunos lugares se han aceptado sin resistencia los cambios, en otros han tratado de mantener sus denominaciones o han optado por volver a las anteriores, muchas de ellas con referencias al Imperio Ruso.

El último caso polémico se ha producido en Dnipropetrovsk, que debía cambiar su nombre por su referencia a Gregory Petrovsky, comunista ucraniano cuya estatua ya fue derribada por los nacionalistas hace unos meses. Sin acuerdo, el Bloque Opositor defendió la idea de mantener el nombre de la ciudad intacto, aunque en referencia no a Petrovsky sino a San Pedro, una opción inaceptable para el nacionalismo ucraniano y especialmente para Volodymyr Viatrovych, encargado de reescribir la historia ucraniana desde el Instituto de la Memoria Nacional.

Como si de una victoria se tratara, Viatrovych anunció en las redes sociales el nuevo nombre de la ciudad, Dnipro, elegida sin tener en cuenta la opinión de la población y a la que se ha opuesto incluso el alcalde de la ciudad, Boris Filatov, miembro de Ukrop, partido nacionalista apoyado y financiado por el oligarca Ihor Kolomoisky. El tema llegó hasta el Parlamento, donde como era previsible los diputados ratificaron el cambio de nombre de la ciudad de Dnipropetrovsk.

Después de dos años en los que los políticos ucranianos han repetido hasta la saciedad la idea de la Ucrania unida frente a la agresión de Moscú, cualquier disidencia es percibida como una traición a la patria ucraniana según el ideario nacionalista. Con la falsa imagen de que Ucrania se defiende de la agresión de Moscú tanto en el frente de batalla como en el frente político o económico, cualquier resistencia, por mínima que sea, tiende a explicarse como una intervención rusa, ya sea militar o en el campo de la información.

Frente a la habitual idea de que la población del este y el sur de Ucrania, y especialmente de Donbass, simplemente ha sido manipulada durante décadas, e incluso siglos, por la propaganda rusa -que ha conseguido convencer a esa población de que es rusa y no ucraniana-, Andriy Parubiy optó ayer por un razonamiento diferente, más original, pero sin ningún rigor histórico.

Citando a su abuela, procedente de Járkov, Parubiy argumentó que, en tiempos soviéticos, Moscú desplazó a la población autóctona ucraniana del este de Ucrania llenando la zona de inmigrantes procedentes de Moscú u otras zonas de la Unión Soviética, una idea que, aunque nada tiene que ver con la historia, explica cómo lo que se entiende como tierras históricas ucranianas llegaron a estar pobladas por un pueblo de habla rusa y no ucraniana.

“Millones que destruyeron a nuestros antepasados en esos territorios, habitados por inmigrantes, invasores de Moscú y de otras partes del país. ¿Y ahora tenemos que apelar a la población local, a la gente que vive allí?”, exclamó ante los diputados Andriy Parubiy, que antes de convertirse en jefe de las autodefensas durante la revolución naranja estudió historia en la Universidad de Lviv.

Tampoco es la primera vez que un representante ucraniano da a entender que la población del este del país no es completamente ucraniana. Días después de la firma del acuerdo de Minsk en febrero de 2015, cuando Ucrania comenzaba su intento por reescribir el acuerdo para evitar cumplir con sus compromisos, Vadym Prystaiko, entonces viceministro de Exteriores, hablaba de Zajarchenko y Plotnitsky, ambos nacidos y formados en Ucrania, como comandantes militares que “ni siquiera son 100% ucranianos”. Pero las declaraciones de Parubiy demuestran, no solo su versión manipulada de la historia, sino su ideología extrema basada en la supremacía de una Ucrania pura y libre de cualquier contaminación del este.

Parubiy en sus tiempos con la Asamblea Social-Nacionalista

Parubiy en sus tiempos con la Asamblea Social-Nacionalista

Como Andriy Biletskiy, líder del batallón Azov y también diputado en el Parlamento, Parubiy procede de la extrema derecha nacionalista ucraniana, concretamente de la Asamblea Social Nacionalista. Aunque ha admitido no haber renunciado a su ideología, que en el pasado se definió como social-nacionalista, y sus declaraciones lo confirman, Parubiy no ha dudado en cambiar de partido y aproximarse en cada momento al partido que mejor sirviera sus intereses personales.

“El nacionalismo ucraniano debe estar donde esté el Estado ucraniano”, explicó en una entrevista hace unos años para justificar su paso al partido liderado por Viktor Yuschenko tras su disputa, más basada en la estrategia que en los contenidos políticos, con Oleh Tyagnibok, líder de Svoboda. En la nueva etapa, acercándose primero a Yatseniuk y después a Groysman y Poroshenko, Parubiy ha conseguido mantenerse relevante, representar a Ucrania en el extranjero y ascender de líder de las autodefensas de Maidan hasta la presidencia del Parlamento ucraniano.

Pero antes, en la primavera de 2014, Andriy Parubiy fue, tras la victoria de Maidan, presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional. Ciudadanos de Odessa le recordaron este año que ocupaba ese puesto cuando visitó la ciudad para entregar chalecos antibalas a los nacionalistas pocos días antes de la masacre del 2 de mayo. Y como explicó hace unos meses él mismo, fue el Consejo de Defensa, en aquel momento bajo su presidencia, el que acuñó el término “operación antiterrorista” para la operación militar que Ucrania había comenzado en Donbass.

“No solo había una amenaza por la operación militar en la guerra híbrida, sino que había una amenaza real de aislamiento de las nuevas autoridades ucranianas”, apuntó Parubiy en una entrevista publicada en febrero de este año antes de uno de sus viajes a Estados Unidos y Canadá, donde fue recibido incluso por el primer ministro Justin Trudeau. “Rusia había cerrado su embajada. Nos llamaban junta, nuestra legitimidad estaba en entredicho, así que celebrar elecciones presidenciales era la principal prioridad. Y además era necesario involucrar de alguna manera al Ejército Ucraniano. Los militares exigían algún estatus legal. Así que se nos ocurrió la idea de la operación antiterrorista: eso daba la posibilidad de incluir a las fuerzas armadas y al mismo tiempo no bloqueaba los procesos políticos en el país”, explicó Parubiy.

Como en aquel momento se inventó una operación antiterrorista, que en la práctica calificaba de terroristas a todos los residentes de Donbass, Parubiy inventa ahora una invasión rusa a base de una inmigración masiva que no se ajusta a la realidad. En ambos casos los actos de Parubiy buscan un mismo objetivo: someter a la población de etnia, habla o cultura rusa, a la que considera étnicamente inferior,  a la voluntad del nacionalismo ucraniano, ideología principal que ha traído la revolución de la dignidad de Euromaidan. Con declaraciones como estas, ¿puede alguien dudar de la deriva autoritaria del Estado ucraniano?

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Nuevas negociaciones, nuevas exigencias | SLAVYANGRAD.es - 20/07/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.923 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,082,916 hits
A %d blogueros les gusta esto: