Entrada actual
2 de mayo, Donbass, Donetsk, DPR, Lugansk, Minsk, Nacionalismo, Odessa, Rusia

Odessa como modelo

odessa fireCada aparición de Yuschenko en la prensa supone la reafirmación de los puntos de vista del nacionalismo ucraniano. El año pasado, en su discurso en el Oslo Freedom Forum, el expresidente afirmaba que, a pesar de las posibles diferencias, los ucranianos jamás tomarían las armas unos contra otros. En medio de una guerra que ya entonces había costado la vida a miles de personas, Yuschenko afirmaba, sin temor a que la realidad dejara en ridículo su comentario, que una guerra civil en Ucrania era imposible.

Rusia era culpable entonces y lo sigue siendo ahora, aunque la culpa parece ser compartida. En una aparición más reciente, Yuschenko criticaba también a Occidente, a quien acusaba de hacer abandonado a Ucrania. Y, como los sectores del nacionalismo más radical, Yuschenko defendía recientemente la necesidad de buscar una solución al conflicto de Donbass lejos del acuerdo de Minsk. “Algunos dirán: bueno, no hay alternativa a la solución diplomática”, afirmaba. “No es verdad. En un año y medio de supuesta tregua hemos perdido más ucranianos que en todos los años de guerra en Afganistán”.

En aquel momento, Yuschenko no especificaba soluciones. Sus últimas declaraciones reafirman su aceptación de métodos violentos y una visión de Ucrania que comparte con los sectores más radicales del nacionalismo ucraniano, empezando por su visión de la política lingüística y también en su valoración de la masacre de Odessa del 2 de mayo de 2014.

* * *

Artículo Original: Antifashist

El antiguo presidente Viktor Yuschenko teme que Ucrania pueda perder su Estado. El expresidente siente estas dudas a causa de que en su país hay muchos lugares en los que la lengua ucraniana sigue sin ser todo lo respetada que debiera. También en capital. La desaparición de la lengua ucraniana supondría la pérdida del Estado ucraniano, advierte. Según informa Lenta.ru, las palabras de Yuschenko fueron publicadas en la edición local de gazeta.ua.

Solo hay que dar una vuelta por Kiev, mirar los escaparates de las tiendas. ¿Parece que vive usted en la capital de Ucrania independiente? Es como en cualquier lugar de Tula, en los Urales, donde se vería el mismo lenguaje. Es una cultura diferente. La esencia de la nación es la lengua. Y si se pierde la lengua, se pierde el Estado”, afirmó Yuschenko.

Es difícil no estar de acuerdo con Yuschenko en la posibilidad de pérdida de la independencia [aunque Yuschenko teme perder la independencia ante Rusia, mientras la realidad muestra a diario que no es Rusia sino Estados Unidos quien controla todos los procesos importantes que ocurren en el país-Ed]. Y puede que la lengua ucraniana tenga cierta relevancia en el proceso.

Pero el poder explosivo emana, no tanto del factor de su supuesta pérdida como de su imposición, especialmente en las zonas en las que la lengua ucraniana fue introducida a la fuerza con la ucranización en tiempos de los bolcheviques [frente a la idea que pretende implantar el nacionalismo ucraniano de que Rusia ha tratado durante siglos de convencer a la población del este de Ucrania de su origen étnico/cultural ruso, el proceso fue al contrario. La primera ucranización de esa zona se produjo en los años de Lenin-Ed].

No hay duda de que la lengua es un bien preciado, pero no es uno de los asuntos críticos que garantizan el Estado. Hay no pocos países que ejemplifican este fenómeno y que utilizan excelentes idiomas “extranjeros” en lugar de australiano, americano, brasileño, canadiense o austriaco. Algo mucho peor para el Estado es que las autoridades han dejado de ser las adecuadas para las necesidades de su propio pueblo. Pero Yuschenko no ve motivo para preocuparse por eso.

Y el expresidente confirmó esa falta de aptitud inmediatamente, jaleando que se quemara vivas a personas en Odessa y lamentando, a continuación, que no se utilizara el mismo método de ejecución masiva en Donbass.

“Analicemos las diferentes actitudes ante los mismos problemas en Lugansk y en Odessa. O en Donetsk o Dnipropetrovsk. Me doy cuenta de que la responsabilidad de actuar recae principalmente sobre Kiev. Pero, perdónenme, también sobre ustedes. Ustedes, los ciudadanos. Porque algunos ciudadanos actuaron, como en Odessa, por ejemplo. Y yo les aplaudo. Estoy orgulloso de ellos. No esperaba eso de los ciudadanos de Odessa. No esperaba que los residentes de Odessa, donde la idea de ser cosmopolita es algo muy sensible, hicieran algo así. Pero lo hicieron. Y es simplemente fantástico.

O en Dnipropetrovsk, de habla mayoritariamente rusa. ¿Por qué no hubo suficiente de ese espíritu en Lugansk? ¿Por qué no hubo suficiente responsabilidad conjunta [de Kiev y de la población nacionalista ucraniana] en Donetsk?”, se preguntaba, perpejo, el expresidente, sin darse cuenta de que la resuesta es que la basura huyó.

¿Y qué hay del espíritu del envenenado expresidente de Ucrania? Es el justo y necesario para mantenerse lo suficientemente alejado de los disparos de los cañones. Igual que el resto de expresidentes.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ODESSA COMO MODELO | EL BLOG DE CARLOS - 29/03/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.663 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,072,233 hits
A %d blogueros les gusta esto: