Entrada actual
2 de mayo, Anti-Maidan, Avakov, Donetsk, Euromaidan, Extrema Derecha, Golpe de Estado, Lugansk, Odessa, Right Sector, SBU, Ucrania, UE, Ultraderecha, Unión Europea

El informe del Consejo de Europa sobre la masacre de Odessa

Artículo Original: David Levine / WSWS

odessa fireEn noviembre del año pasado, el grupo consultivo internacional (International Advisory Panel IAP) del Consejo de Europa afirmó que el gobierno ucraniano había incumplido su deber de investigar propiamente y procesar a los responsables de los violentos enfrentamientos producidos en Odessa el 2 de mayo de 2014 entre partidarios y oponentes del golpe de estado de extrema derecha apoyado por Estados Unidos.

El derrocamiento del gobierno de Viktor Yanukovich, que había rechazado la alianza económica con la Unión Europea en favor de lazos más estrechos con Rusia, en la “revolución” de Maidan resultó en el establecimiento de un gobierno agresivamente anti-ruso en Kiev. Siguiendo los pasos del golpe de febrero de 2014, los ultranacionalistas desencadenaron una ola de chovinismo anti-ruso que continúa hasta el momento. Odessa, como Donetsk, Lugansk o Sebastopol, ha sido históricamente una ciudad de habla predominantemente rusa.

El 2 de mayo de 2014, seis personas murieron tiroteadas, en los alrededores de la plaza de Grecia de Odessa. En el campo de Kulikovo, aproximadamente a una docena de manzanas de allí, al menos otras 42 personas –contrarios al régimen de Kiev– murieron en una masacre perpetrada por militantes de extrema derecha en la Casa de los Sindicatos de la ciudad. Los manifestantes anti-Maidan fueron atacados y forzados a resguardarse en el edificio, al que posteriormente se dio fuego. Cientos de personas resultaron heridas. Las pruebas indican que los atacantes esperaron en la entrada del edificio para disparar, violar y apalear a los manifestantes cuando estos se vieran obligados a resguardarse allí.

Dos días después, el Praviy Sektor, organización neo-fascista fuertemente armada que jugó un papel clave en el derrocamiento de Yanukovich, publicó en su web un comunicado celebrando la matanza de activistas anti-Maidan de Odessa como “otra brillante página en la historia de nuestra patria”. Reivindicando la masacre, el comunicado afirmaba que “bandas de rebeldes contrarios al Estado se encontraron, no con tropas profesionales, sino con el pueblo, incluyendo un centenar de miembros del Praviy Sektor, otros ultras [ultras del fútbol] y ciudadanos patriotas de Odessa. (…) Los militantes del Praviy Sektor y otros patriotas ucranianos sufrieron bajas, incluyendo muertos y heridos. Sin embargo, las bajas entre los terroristas rusos fueron mucho más altas y el mismo fenómeno del “separatismo” ha desaparecido de Odessa. Todo ello por la unidad del pueblo y su patriotismo”.

Del mismo modo, la diputada del parlamento ucranianos Lesya Orobets publicó un comunicado sobre el 2 de mayo en su perfil de Facebook celebrando la “liquidación” de la oposición colorada (término despectivo que se ha generalizado para referirse a todo el que muestre sentimientos pro-rusos).

El ministro del Interior, Arsen Avakov, realizó unas declaraciones similares en un programa de televisión el 27 de marzo de 2015. En referencia a la ocupación de edificios en Donetsk y Lugansk por parte de fuerzas antigubernamentales en abril de 2014, escasas semanas antes de los hechos de Odessa, Avakov afirmó que “deberíamos haber volado por los aires el edificio de la administración regional de Donetsk. Eso habría matado a unos cincuenta terroristas, pero no habríamos tenido 5.000 bajas en la región de Donetsk. Lo mismo se puede decir del edificio del Servicio de Seguridad de Ucrania en Lugansk”. Estas palabras implican que el asesinato de activistas anti-Maidan en la Casa de los Sindicatos de Odessa estaba justificado.

Desde los hechos de mayo de 2014, partidarios del nuevo régimen ucraniano han buscado sistemáticamente tapar y negar el papel de los grupos de extrema derecha –especialmente del Praviy Sektor– en la masacre e insisten en que las fuerzas anti-Maidan fueron igualmente responsables de los hechos. Todos los detenidos en relación a los hechos del 2 de mayo y que ahora se enfrentan a acusaciones penales formaban parte del lado anti-Maidan. Nadie ha sido acusado de ninguno de los crímenes relacionados con los hechos ocurridos en el campo de Kulikovo y en la Casa de los Sindicatos.

En su informe, el IAP concluye que la investigación del gobierno en relación a “los disturbios” en el centro de la ciudad y en la Casa de los Sindicatos, así como la referida a la reacción de los servicios estatales de emergencia durante el incendio, careció de independencia práctica e institucional. En otras palabras, las mismas personas e instituciones responsables por la tragedia han estado a cargo de la investigación. Al mismo tiempo, el informe del IAP presenta también la idea de que “todas las partes” fueron responsables del derramamiento de sangre, para lo que utiliza exámenes supuestamente independientes que cargan con gran parte de la responsabilidad de la masacre a los manifestantes anti-Maidan.

El IAP se basa en parte en las pruebas recogidas por el Grupo 2 de Mayo, una asociación de periodistas, activistas y expertos supuestamente independientes que se fundó después de los hechos con el propósito de conducir una investigación y a iniciativa de Igor Palitsa, presidente de la administración regional de Odessa en ese momento. La coordinadora del grupo es Tetiana Herasymova, autoproclamada periodista sin ninguna publicación anterior a su aparición inicial como coordinadora del Grupo 2 de Mayo el año pasado. Aunque afirma contar con miembros de diferentes ideologías políticas, gran parte del material publicado en la web de la organización está compuesto por comentarios que justifican los actos del gobierno ucraniano y las organizaciones nacionalistas, mientras que se califica de propaganda rusa cualquier fuente más crítica con el gobierno y sus seguidores.

Según el Grupo 2 de Mayo, los espontáneos “disturbios” espontáneos que se desencadenaron en 2014, en los que ambos lados compartieron una culpa equivalente por el desorden, los actos de violencia, las muertes y el incendio. Este último se produjo, supuestamente, tras un intercambio de cócteles Molotov igualmente temerario por ambos lados tanto en el interior del edificio como en sus exteriores.

Sus materiales ignoran completamente o niegan la existencia de grupos -especialmente el Praviy Sektor- que conspiraron para incitar y llevar a cabo actos de violencia y que las autoridades ucranianas actuaron deliberadamente para crear las condiciones de violencia extrema en Odessa. El informe del IAP también ignora esas pruebas, incluyendo el comunicado del Praviy Sektor, el testimonio de los supervivientes de la Casa de los Sindicatos, y todo el material audiovisual disponible en YouTube. De hecho, el documento ni siquiera menciona al Praviy Sektor.

A mediados de diciembre, el Grupo 2 de Mayo se negó a participar en un festival de cine denominado “Democracia en Llamas”, en el que iban a mostrarse diferentes documentales sobre la masacre de Odessa, en Berlín. El grupo se retiró del evento alegando que su misión es luchar “contra las mentiras que tratan de desacreditar a Ucrania”. El festival planeaba, según afirmó el grupo, mostrar “propaganda anti-ucraniana” y “vídeos que de forma clara y con malicia distorsionan los hechos sobre el sangriento drama de Odessa”.

Como agencia del Consejo de Europa, el IAP es una organización intergubernamental dominada por miembros de la OTAN, que se han alineado contra Rusia y en favor del régimen de extrema derecha de Kiev. Al aceptar como modelo el trabajo del Grupo 2 de Mayo, el Consejo de Europa está facilitando la política de Kiev de permitir al Praviy Sektor y otros grupos de extrema derecha, cometer asesinatos y otros crímenes con completa impunidad.

El 27 de noviembre, cuando ya se había publicado el informe del IAP, los tres jueces de la Corte Malinovsky de Odessa encargados del caso debían excarcelar a cinco de los activistas anti-Maidan acusados de los hechos del 2 de mayo. Entre ellos estaban los ciudadanos rusos Yevgeny Mefyodov y Maksim Sakaurov. Aquel día, activistas armados miembros del Praviy Sektor y de las “Autodefensas de Maidan” tomaron el control del tribunal, impidieron que los jueces firmaran la orden de puesta en libertad de los acusados y les obligaron a firmar su renuncia.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.546 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,123,728 hits
A %d blogueros les gusta esto: