Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Mariupol, Rusia, Ucrania

Un día en la guerra

Artículo Original: Izvestia

Las unidades de las Fuerzas Armadas de Rusia y de las Repúblicas Populares de Donbass continúan avanzando en diferentes direcciones. Los soldados de la RPL luchan ya en Severodonetsk. Las tropas de la RPD han desbloqueado Mariupol y han comenzado a evacuar residentes locales. El 14 de marzo, las tropas ucranianas lanzaron un misil Tochka-U contra el centro de Donetsk. Al menos 20 residentes de la ciudad murieron y docenas resultaron heridos. Como respuesta, las autoridades militares rusas prometieron atacar las empresas del complejo militar-industrial ucraniano. El martes, 15 de marzo, fue declarado día de luto en la RPD.

La ofensiva continúa

El 14 de marzo, las unidades rusas habían llegado a la frontera Vodyanoe-Sladkoe-Stepnoe-Taramchuk-Slavnoe. Al final del día, la localidad de Stepnoe ya estaba, según informó el Ministerio de Defensa de Rusia, bajo control ruso.

Una agrupación de tropas de la RPL lucha en los distritos del noreste de Severodonetsk. Antes, este importante nudo de defensa para las Fuerzas Armadas de Ucrania había sido sitiado desde el este y el sur.

“Durante la noche del 14 de marzo, las Fuerzas Aeroespaciales Rusas y las defensas antiaéreas derribaron cuatro drones ucranianos, entre ellos un Bayraktar TB-2”, afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el mayor general Igor Konashenkov. “El operativo táctico, el ejército y vehículos no tripulados han alcanzado 187 objetivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania, entre ellos dos puntos de control, un Buk-M1, una estación de radar, dos sistemas de lanzacohetes múltiples, dos estaciones de guerra electrónica, dos depósitos de munición y combustible y 31 lugares de acumulación de equipamiento militar”.

Según el Ministerio de Defensa ruso, durante el 14 de marzo, los sistemas de defensa antiaérea de las Fuerzas Aeroespaciales derribaron otros dos vehículos no tripulados ucranianos, entre ellos un Bayraktar. Las aeronaves, helicópteros y drones han alcanzado 86 objetivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania, entre ellos cuatro puntos de control y centros de comunicación, tres sistemas de defensa antiaérea, una estación de radar, tres depósitos de munición y combustible, así como 68 lugares de acumulación de equipamiento militar.

Además, el lunes las Fuerzas Armadas rusas atacaron con armas de precisión de largo alcance varias infraestructuras militares. De esta forma, se inhabilitaron centros de reposición en las localidades de Feedorovka, Vinarovka y Antopol. Y en el territorio de la fábrica de Antonov cerca de Kiev se destruyó también un gran depósito de munición de sistemas lanzacohetes múltiples.

El Ministerio de Defensa de Rusia también advirtió que las bases a las que llegan mercenarios extranjeros serán atacadas con armas de precisión. Esas bases son conocidas para los militares rusos.

Golpear a la población

La mañana del 14 de marzo, se produjo un ataque con un misil lanzado desde territorio controlado por las Fuerzas Armadas de Ucrania contra una zona residencial del centro de Donetsk. Según el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, a consecuencia de la explosión de una parte de la munición de racimo del Tochka-U, murieron 20 personas y 30 resultaron heridas, incluidos niños. El Comité de Investigación de Rusia elevó la cifra a 23. El Ministerio ha abierto ya una causa penal por el “Uso de medios y métodos prohibidos por los tratado internacionales en un conflicto armado”.

Las autoridades rusas aclararon que el ataque contra la ciudad se había producido desde el noroeste, desde la ciudad de Kranoarmeisk, donde están estacionadas formaciones ucranianas. “El uso de este tipo de armas en una ciudad donde no hay posiciones de fuego de las fuerzas armadas, es decir, apuntar deliberadamente a civiles, es un crimen de guerra”, afirmó Igor Konashenkov. “Equipar el misil táctico Tochka-U con munición de racimo prueba que el propósito de este ataque nacionalista contra la ciudad era matar al mayor número posible de civiles”.

El portavoz del Ministerio de Defensa llamó la atención al hecho de que la decisión de usar ese tipo de armamento tiene que tomarse, al menos, por el comando de la agrupación de tropas ucranianas, eso tras la aprobación de las autoridades de las Fuerzas Armadas de Ucrania en Kiev.

Alexander Dyukov, director de la Fundación Memoria Histórica, cree que la decisión de usar un sistema de misiles tácticos podría haberse tomado sin la aprobación del comando de Kiev. Tales casos ya se han dado. “Es una estrategia consciente de las Fuerzas Armadas de Ucrania que se ha implementado durante mucho tiempo”, explicó a Izvestia. “No estoy seguro de que la decisión de usar este tipo de armas se haya tomado en Kiev. Ya hemos visto su uso en 2014 y 2015. Lo más probable es que la decisión se haya tomado a nivel del comando de la Operación de Fuerzas Conjuntas. Pero eso no hace que dejen de ser crímenes de guerra ni que el régimen de Kiev sea menos responsable por los actos de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

El ataque, añadió el experto, no tiene objetivo militar: ese tipo de acciones solo buscan aterrorizar e intimidar a la población local. “No hay duda de que no había objetivos militares allí. así que esa acción es evidentemente una violación del derecho internacional, un crimen de guerra”, afirmó. “Según la Convención de Ginebra de 1949, la población civil es una categoría protegida. Este ataque estaba claramente dirigido contra la población civil. La Convención de Ginebra apunta que los ataques de naturaleza indiscriminada son inaceptables. ¿Se puede considerar los actos de Ucrania como algo nuevo? Por desgracia, no. Los ataques contra la población civil se han producido tanto durante la actual escalada como antes, en las fases agudas de 2014 y 2015.

El experto no descartó la posibilidad de que, pese a que los sistemas Tochka-U han sido retirados del servicio de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa desde hace muchos años, las autoridades ucranianas vayan a intentar culpar a los militares rusos del ataque. “El Tochka-U no es un arma que se pueda sacar de cualquier sitio. Solo lo puede usar un Estado. Si se usa un Tochka-U, lleva una señal que dice lo hemos hecho nosotros. ¿Van a seguir negando que han sido ellos? Sabemos que el lado ucraniano constantemente niega cosas obvias, especialmente en lo que respecta a sus crímenes. No se puede descartar que vayan a negarlo incluso en un caso tan obvio”, concluyó.

Más adelante, el Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que, como respuesta al uso de armas de tipo destructivo contra la población civil, las Fuerzas Armadas rusas “tomarán medidas inmediatas para inhabilitar empresas del complejo militar-industrial de Ucrania que producen o reparan las armas que los nacionalistas utilizan para cometer sus crímenes”.

“Llamamos a los ciudadanos ucranianos que trabajan en esas empresas, así como a los residentes de zonas residenciales cercanas, a abandonar estas zonas potencialmente peligrosas”, insistió Konashenkov.

No se saldrán con la suya

La RPD declaró el 15 de marzo día de luto por los asesinados en Donetsk. “Hoy, los nazis ucranianos han cometido un monstruoso ataque terrorista contra los civiles de Donbass: han usado un misil Tochka-U con munición de racimo en el centro de Donetsk. De no haber sido derribado en el aire, habría causado un número desproporcionadamente mayor de víctimas”, afirmó Denis Pushilin. En su opinión, el golpe se dio deliberadamente durante el día, un momento en el que habría mucha gente por la calle, el transporte se movía activamente y los bancos y tiendas estaban abiertos.

Según Pushilin, la RPD dispone de información que hace posible identificar a quiénes participaron en el asesinato de civiles: los números de serie del Tochka-U están registrados. El líder de la RPD prometió que los culpables no escaparán. Después, el portavoz de la milicia de la RPD Eduard Basurin precisó que el ataque había sido cometido por la 19ª Brigada del Ejército Ucraniano.

“La operación ofensiva continuará y en algunos puntos se acelerará. Nuestra labor es alejar todos los sistemas lanzacohetes múltiples y artillería lo más lejos posible en todas las direcciones, para que físicamente no puedan alcanzar nuestras localidades”, añadió Pushilin, que recordó que las fuerzas de la RPD ya han derribado más de 15 misiles Tochka-U. En 2014-2015, las Fuerzas Armadas de Ucrania también usaron este tipo de misiles contra las Repúblicas Populares, pero no los equiparon con munición de racimo.

Un corredor humanitario

En Mariupol, el 14 de marzo, unidades de la milicia popular de la RPD con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Rusia realizaron una operación para desbloquear la ciudad, según afirmó el coronel-general Mijaíl Mizintsev, jefe del Centro Nacional de Control de Defensa de la Federación Rusa. En el transcurso de la operación, casi todos los puntos de tiro equipados por los neonazis en zonas suburbanas fueron destruidos. En las batallas, las principales fuerzas de militantes fueron eliminadas en las zonas residenciales a lo largo del perímetro de la ciudad. “La exitosa operación para desbloquear la ciudad ha permitido la salida de civiles y el inicio de la evacuación masiva de la ciudad, que hace tiempo que estaba siendo tenida como rehén por los neonazis”, afirmó Mizintsev. Según explicó, convoyes de coches con ayuda humanitaria se formaron y acudieron a la ciudad inmediatamente. Los primeros transportaron 450 toneladas de medicinas, alimentos y otros productos básicos. Cuatro columnas de 200 autobuses se formaron para los residentes de la ciudad.

“Todos los heridos o ciudadanos que quieran salir de Mariupol serán trasladados a centros temporales en los que se crearán unas condiciones aceptables de vida para ellos”, afirmó Mizintsev. El general apuntó que el “régimen de silencio” impuesto por las tropas rusas se observaba estrictamente. Cada día, por undécimo día consecutivo, desde las diez de la mañana, las tropas rusas han abierto corredores humanitarios en Kiev, Chernigov, Sumy y Járkov. Pretenden dar a la población civil una salida tanto a Rusia como a territorios controlados por Kiev. Según el general Mizintsev, de las diez rutas, el 14 de marzo las autoridades ucranianas aceptaron solo tres. Y no aprobaron ningún corredor hacia Rusia. Por su parte, Rusia, según apuntó el general, aceptó los once corredores humanitarios adicionales propuestos por Ucrania en Kiev, Zaporozhie, Mariupol, Lugansk y Donetsk.

Según el general, en Zaporozhie, los militantes, tras haber capturado las instituciones financieras, realizan controles de las cuentas de los ciudadanos. Aquellos que tienen ahorros significativos son secuestrados y su dinero es robado. En los puestos de control, los radicales detienen y agreden a las personas y les despojan delos úl timos objetos de valor con los que abandonan sus ciudades. En Járkov, Odessa y Nikolaev, miembros de grupos nacionalistas están obligando a hombres de edades comprendidas entre los 18 y los 60 años a alistarse en batallones nacionalistas bajo amenaza de represalias.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.759 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.781.588 hits
A %d blogueros les gusta esto: