Entrada actual
Censura, Donbass, Nacionalismo, Poroshenko, Prensa, Propaganda, Rusia, Ucrania, Zelensky

Al estilo Poroshenko

Artículo Original: Andrey Manchuk

La represiva ley sobre la prensa ucraniana ha sido introducida en la agenda del Parlamento y será considerada en las próximas dos semanas. La noticia ha sido una sorpresa para muchos, ya que Servidor del Pueblo había prometido apartar la escandalosa ley, a la que se opone la comunidad periodística de Ucrania. Pero la popularidad del partido del presidente decae y se aproximan las elecciones, en las que posiblemente se encuentre con un resultado poco favorable, salvo que sean pospuestas con el conveniente pretexto de restricciones de cuarentena. Y Volodymyr Zelensky claramente busca limpiar el campo informativo del país, especialmente cerrando la boca a los periodistas críticos.

“Da la impresión de que este tipo de iniciativas está siendo planteado, no para combatir la desinformación, sino para restringir la prensa y a los periodistas”, afirmó Sergey Tomilenko, presidente del Consejo Nacional de Periodistas de Ucrania. Si llamamos a las cosas por su nombre, la propuesta de ley introduce abiertamente la censura política en la prensa y maximiza los derechos y oportunidades del Consejo Nacional de Radiodifusión, que está completamente controlado por el Consejo de Ministros y por el presidente Zelensky.

Una vez adoptada esta ley, esa institución podrá oficialmente aplicar todo tipo de sanciones contra la prensa desleal: multas y cancelación de su registro y licencia. Eso último será utilizado contra los canales de televisión que se den el lujo de criticar excesivamente al equipo Ze. Y la prensa online directamente será bloqueada en el territorio de Ucrania, añadidos a la ya extensa lista de publicaciones prohibidas, que lleva creciendo constantemente desde 2014.

Sin embargo, el Consejo Nacional de Radiodifusión pretende también castigar a los infractores que se encuentren también fuera del país. La propuesta de ley les da el derecho a dirigirse a los buscadores internacionales y redes sociales para exigir que bloqueen o borren la información que infrinja los términos de la legislación ucraniana. Con ello, la censura del Estado ucraniano oficialmente se dará en Facebook, Instagram o YouTube.

Sin embargo, ya hay una política similar que se está aplicando actualmente. Hace solo unos días, Apple notificó a la prensa rusa la exigencia de las autoridades de Kiev de que sus aplicaciones móviles sean retiradas del AppStore en Ucrania.

¿Por qué serán prohibidos medios en Ucrania? Ante todo, por discrepancias ideológicas. La ley de los servidores del pueblo prohíbe la publicación de artículos con opiniones positivas sobre el “régimen comunista” e imágenes de símbolos de la izquierda. No se puede decir una sola palabra positiva sobre las fuerzas de seguridad de la Unión Soviética, cientos de miles de personas que lucharon contra el crimen y que no tuvieron nada que ver con ningún Gulag. Las referencias positivas a miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética están prohibidas, empezando por los secretarios de los comités de distrito. Esta lista incluye automáticamente a muchos héroes de la Gran Guerra Patria, así como a las excepcionales figuras de la ciencia, cultura e incluso deporte soviético.

Pero eso no es todo. La guinda del pastel de la censura es la prohibición de publicar afirmaciones que “muestren desconsideración a la lengua del Estado”, así como “contenido popularizando o haciendo propaganda de las instituciones del país agresor, sus oficiales, personas y organizaciones controladas por el agresor y sus actos individuales justificando o reconociendo como legítima la agresión armada, anexión y ocupación del territorio de Ucrania”.

Según los abogados, la forma en que está redactada la propuesta de ley hace posible que sea aplicada contra toda publicación crítica con la política estatal de Ucrania. Cualquier publicación sobre los derechos de la población rusoparlante será automáticamente interpretada como “desconsideración” con la lengua ucraniana y cualquier mención elemental a políticos rusos será automáticamente calificada de propaganda y popularización de esos políticos. Los nombres de los ministerios rusos o la Duma no serán mencionados en las noticias sin que eso inicie la habitual maldición: amenaza a ser multado o prohibido. La ley censurará cualquier afirmación positiva sobre lo que ocurra en la Federación Rusa o en los territorios de Donbass fuera de control de Kiev, zona de la que solo se podrá escribir en forma de acusación.

“El principal objetivo de la iniciativa legislativa es crear la institución de la Inquisición, que educará a los periodistas que critiquen al Gobierno y, si es necesario, los quemará en la hoguera del odio de las granjas de bots progubernamentales, les privará de su estatus de periodistas y multará a los medios en los que los periodistas se permitan criticarles a ellos o su trabajo. Los principales grupos mediáticos, 1+1 y Ukraina, han publicado un comunicado conjunto sobre la propuesta de ley sobre la prensa, que refuerza al Consejo Nacional de Radiodifusión y expande las sanciones contra la prensa. Por fin, los canales de televisión se han dado cuenta de que los nuevos poderes del Consejo les podrán de rodillas al igual que a la prensa online. El principal lobista de la ley es el ministro Tkachenko. Qué tipo de herejía dictatorial debe de tener esa ley para que esos grupos mediáticos se pongan contra él”, comentó Denis Ivanenko, director de la agencia de noticias Ukrainskiy Novimi.

Todas estas medidas represivas, que siguen el espíritu del hetman Poroshenko, han sido promocionadas por el entorno de Volodymyr Zelensky, aunque el presidente se presentó a sí mismo como un ilustrado liberal que prometió a los periodistas defender sus derechos y libertades. Pero esta es la lógica del proceso histórico que se está produciendo en Ucrania desde la victoria de Euromaidan. Las instituciones del Estado y el poder legislativo están controladas por representantes de la nueva clase política, que impone consistentemente la agenda nacionalista y anticomunista en la sociedad.

Los oficiales de la era Zelensky no son diferentes de los de la era Poroshenko y, en ocasiones, son las mismas personas. Siguen la misma línea, introduciendo la censura política en la legislación para limpiar del todo el campo informativo de toda alternativa al establishment nacionalista. Aunque los periodistas opositores ya antes se vieran sometidos al acoso online y los constantes ataques agresivos de la extrema derecha callejera.

Los “servidores del pueblo” tienen sus propios motivos para ello. Esperan que la censura les proteja de una oleada de críticas que aumenta entre los desilusionados votantes del fallido presidente Goloborodko. Pero esas esperanzas son erróneas. Las nuevas prohibiciones solo enfadarán aún más a los ciudadanos contrarios al Gobierno, que hace tiempo que han aprendido a saltarse la censura online y que siguen encontrando fuentes de información crítica y alternativa. Es más, eso les dará aún más valor.

Zelensky sigue el camino de Alexander Lukashenko, que ha limitado el trabajo de medios extranjeros, algo inútil en la era de los canales de Telegram, que también son muy populares en Ucrania. En Bankova deben comprender una verdad simple y obvia: la censura no va a ayudarle. No se puede purgar a todo el mundo, porque, tras las purgas, seguirá habiendo fuentes que llamen a las protestas.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.346 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.378.478 hits
A %d blogueros les gusta esto: