Entrada actual
Avakov, Donbass, Poroshenko, Rusia, Ucrania, Zelensky

Con la mirada puesta en el otoño

Artículo Original: Andrey Manchuk

“Cuando llegue la primavera, plantaremos” fue un eslogan que una vez dio gran popularidad al candidato presidencial Volodymyr Zelensky, que de forma inequívoca prometió a los votantes castigar a su predecesor y al círculo cercano de este por sus crímenes. Como saben, esas grandilocuentes palabras quedaron en eso, palabras. Los “servidores del pueblo” no solo no han encarcelado a ninguno de los odiados representantes del antiguo Gobierno, sino que han aceptado y continuado su curso político, uno que es la absoluta ruina para la mayor parte de la población ucraniana. La guerra y el terror callejero de la extrema derecha continúan, la confrontación con Moscú no hace más que aumentar, el Gobierno se prepara para vender la tierra y sigue bailando sobre la aguja de los créditos internacionales, mostrando signos de una indecente dependencia de los gestores externos.

Es más, esta semana, el representante de Zelensky ha apoyado oficialmente en el Tribunal Constitucional la ley que discrimina a la lengua rusa con el argumento de que el jefe de Estado no tiene ninguna queja seria sobre ella. Todo ello a pesar de que los “servidores del pueblo” habían expresado abiertamente su intención de revocar o, cuando menos, revisar esta ley, seña de su nacionalista predecesor. Y pese a que claramente llevará a una mayor caída de la popularidad del presidente y su partido, cada vez más rechazados por los residentes de las rusófonas regiones del sudeste.

Sin embargo, este declive se extiende prácticamente a todos los aspectos. La población ucraniana no puede perdonar a las autoridades por su nada efectiva e inconsistente actitud durante la cuarentena por el coronavirus. Las caóticas acciones del Gobierno han causado un paro masivo y la ruina de las pequeñas empresas. Es más, el Estado prácticamente no ha prestado asistencia a quienes se han visto afectados por la crisis, ni ha desarrollado ningún programa claro para superar sus consecuencias y ahora continúa cerrando clínicas y despidiendo a especialistas. La vida empeora y Zelensky prefiere no darse cuenta de esos problemas, lo que, como es natural, causa una creciente irritación en la sociedad.

Estas circunstancias hacen plantearse cuál es el futuro inmediato del presidente de Ucrania, que antes de tiempo parece empezar a ser considerado un pato cojo. A medida que su popularidad desciende, Zelensky se gana una reputación de líder dependiente e inseguro. Y eso anima a las acciones de la oposición nacionalista, que se reúne alrededor de la figura de Petro Poroshenko y que se burlan del famoso eslogan con palabras como “Cuando llegue el otoño, dispararemos” refiriéndose abiertamente al Presidente Ze.

La seriedad de estas intenciones es evidente. Poroshenko activamente promueve su propaganda sobre las ineptas acciones del Gobierno, que sigue sin atreverse a presentar cargos serios contra él, acusado únicamente por causas de tercera sin importancia. Es más, desafiante, ha nombrado jefe de personal a Alexander Turchinov, que tiene toda una reputación como organizador profesional de acciones callejeras. En la actual situación, eso suena a un intento directo de organizar un nuevo Maidan bajo los lemas de luchar contra la “capitulación” y la “venganza prorrusa”.

La base formal de esas afirmaciones es el aumento de la popularidad de la Plataforma Opositora Por la Vida. Según las últimas encuestas, obtendría casi el 22% de los votos, mientras que su líder, Yury Boiko, obtendría el 20%, con lo que se ha ganado el estatus de principal rival de Zelensky. Y aunque el partido no ha demostrado ninguna intención de tomar el poder y mantenerlo, los nacionalistas ya gritan acusándoles de ser la quinta columna que supuestamente intenta tomar Ucrania desde dentro con la ayuda de la agresión externa.

Los defensores de Poroshenko no dependen de su fuerza sino de la debilidad del presidente Zelensky, que no dispone de una fuerza callejera preparada para defender al actual jefe de Estado. “Servidor del Pueblo” pierde apoyo de su propio electorado y, en caso de un golpe de Estado, solo podría contar con la ayuda del poderoso ministro del Interior Arsen Avakov. Sin embargo, el superministro juega su propio juego utilizando a los radicales del Corpus Nacional. Es evidente que, si fuera necesario, siempre podría negociar con sus antiguos asociados y amigos, entre los que se encuentra Turchinov. Esa posibilidad impide a Zelensky deshacerse del principal líder de los cuerpos del orden en Ucrania a pesar de que hace tiempo que Andriy Ermak, jefe de la Oficina del Presidente, lleve mucho tiempo buscando su cese.

Prácticamente cualquier motivo puede ser el catalizador de protestas antigubernamentales: desde los intentos de reforzar otra vez la cuarentena a las protestas sectoriales que ahora se repiten prácticamente a diario y que reúnen a médicos y mineros ante la Oficina del Presidente. La caída de la grivna, el continuo aumento del paro a causa de que los trabajadores que pretendían emigrar se encuentran bloqueados en el país, las consecuencias de la venta de la tierra y los impagos de salarios con la receta para un posible estallido social. Con la ausencia de la izquierda, purgada por la represión política, la derecha radical espera aprovecharse de ello.

Las elecciones locales aumentarán dramáticamente la politización de una sociedad que se ha radicalizado por la crisis. Y el estallido de las acciones callejeras puede ser otro escándalo para los “servidores del pueblo”, que se presentarán con las habituales frases cínicas, desde recomendaciones de vender al perro para pagar las deudas por las facturas a planes para esterilizar a los pobres a cambio de ayuda del Estado.

Los principales jugadores apuestas por el otoño y los políticos se preparan para un empeoramiento de la situación en el Estado. La inestabilidad de la situación socioeconómica y la debilidad del Gobierno pueden suponer un resultado impredecible para el futuro de Ucrania, que pronto se enfrentará a pruebas aún más severas.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.347 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.377.853 hits
A %d blogueros les gusta esto: