Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Normandía, Rusia, Ucrania, Zelensky

Simulación en lugar de negociación

Artículo Original: Colonel Cassad

Sobre el hecho de que Ucrania está negociando consigo misma en Minsk.

Gryzlov, que representa a Rusia en las conversaciones de Minsk, afirmó que “Ucrania de facto se ha retirado de los acuerdos de Minsk”. El motivo de esta admisión no es otro que otro truco de magia de la delegación ucraniana, que se niega a negociar con los representantes de la RPD y la RPL y ha arrastrado a Minsk a “representantes de Donbass” nombrados por Kiev, es decir, se ha puesto en marcha la opción “negociaremos con nosotros mismos”. Evidentemente, todo esto contradice el concepto de negociación, es pura profanación y puro simulacro.

Las posturas de las partes quedaron definidas ya en 2014-2015 y, en principio, no han cambiado en seis años: Moscú quiere que Kiev negocie con la RPD y la RPL y Kiev quiere que la RDP y la RPL simplemente entreguen voluntariamente el control de la frontera. Como en esos temas no ha cambiado nada, las negociaciones, si es que existen, están marcadas por las variadas técnicas e interpretaciones de Ucrania, que, sin embargo, no hacen que nada cambie.

Por supuesto, si el objetivo fuera negociar y llegar a algún acuerdo, no deberían negociar con sus propios títeres sino con el otro lado, pero eso es algo que no va a pasar. Así que las ilusiones de “Poroshenko, la mejor opción para el pueblo de Ucrania”, “el presidente de paz Zelensky” y “el gran negociador Ermak” quedan constantemente desacreditadas. Todos ellos operan en un ámbito específico que no se determina en Ucrania. Las negociaciones con la RPD y la RPL, así como el cese de la guerra, no están incluidas en la lista de prioridades de quienes operan el proceso, lo que sin embargo no impide que profanen las negociaciones de Minsk.

La ironía es que incluso cuando implícitamente aceptan el obvio hecho de que Ucrania no quiere implementar los acuerdos de Minsk y no va a hacerlo, las negociaciones continuarán con reuniones en las que las partes laboriosamente simularan una intensa actividad que hace tiempo que está a años luz de distancia de la realidad de lo que ocurre en Donbass.

Con el mismo éxito, los representantes de la RPD y la RPL pueden negarse a negociar con la delegación ucraniana, nombrar a representantes de Ucrania de entre los emigrados políticos, o incluso al mismo Yanukovich, y negociar así con Ucrania mientras, en paralelo, Ucrania negocia con los “representantes de la RPD y la RPL” que ha nombrado. ¿Afectaría eso al formato de Minsk? Por supuesto que no. Un simulacro sustituiría a otro y el resultado sería idéntico en ambos casos.

Es difícil decir cuánto durará. Por el momento, solo hay una fecha límite: el 1 de enero de 2021. Esta fecha es la que ha marcado Zelensky para “cumplir los acuerdos de Minsk”. Teniendo en cuenta que Zelensky no ha hecho nada para implementar los acuerdos en más de un año de su presidencia, es prácticamente imposible que algo vaya a cambiar antes del comienzo de 2021. Solo es una prolongación en el tiempo y entonces Zelensky puede decir: “Bueno, lo ven, lo hemos intentado, no es nuestra culpa, la culpa es de Rusia, de la RPR y la RPL, no quieren la paz”. Así que, los meses que quedan hasta esa fecha estarán llenos de algo, ya que los votantes periódicamente preguntan al presidente sobre la implementación de las promesas electorales, lo que afecta a la descendiente popularidad de Zelensky.

El formato Normandía tampoco es especialmente tenido en cuenta y los acuerdos de finales de 2019 han quedado en papel mojado y la nueva cumbre, que tenía que celebrarse en abril, no se ha anunciado. Los europeos realizan declaraciones rutinarias que no difieren en exceso de las que realizaban entre 2015 y 2019. Washington tampoco ha cambiado su postura, así que la situación internacional de los acuerdos de Minsk no ha cambiado de forma significativa.

Se podría decir que los actos dirigidos a determinar quién será acusado de descarrilar los acuerdos de Minsk tienen sentido, pero tampoco en esto hay una intriga especial, ya que Rusia será designado principal culpable haga lo que haga o diga lo que diga “como uno de los garantes”. Como es tradición, Occidente, con su doble vara de medir, ignorará toda referencia a los actos de Ucrania.

Así que, desde mi punto de vista, no hay especial necesidad de prestar atención a las cumbres de Minsk. Las Repúblicas deben continuar con la integración en Rusia y el Primer y Segundo Cuerpo del Ejército de la RPD y la RPL deben dar una respuesta más contundente a cualquier acción agresiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania para aumentar así el coste de la guerra para Ucrania.

Por supuesto, los canales de interacción que funcionan, como el que gestiona los intercambios de prisioneros, pueden y deben mantenerse para intercambiar a nuestra gente, tanto civiles como militares. Pero no mucho más que eso. Las provisiones militares y diplomáticas de los acuerdos de Minsk no van a cumplirse de ninguna manera.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.715 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.360.141 hits
A %d blogueros les gusta esto: