Entrada actual
Economía, Kiev, Pobreza, Ucrania

Vivir en la incertidumbre

Artículo Original: Andrey Manchuk

La vida de los ucranianos comunes, que se han quedado sin trabajo y sin ahorros. “Tengo la sensación de que mi apartamento se ha convertido en una cárcel”, cuenta Elena, residente del distrito Toryeschin de Kiev. Su familia lleva tres semanas en aislamiento. “La tienda en la que trabajaba en Kiev cerró a finales de marzo y mi marido trabaja reparando electrodomésticos y ahora también está en casa, todos en un piso de una habitación con mi hija, de vacaciones forzadas en el instituto”.

Estar encerrado en un espacio tan limitado es mentalmente duro, a pesar de que se pueda salir un rato a pasear por la mañana o por la noche al supermercado más cercano. Se imponen todo tipo de miedos por uno mismo y por su familia. Pero lo peor es que Elena no sabe cómo planificar su vida, cómo va a poder comer y cómo va a cubrir las necesidades de la familia.

“No hemos podido ahorrar”, explica. “El salario era suficiente para vivir al día, pero los precios han seguido creciendo. La última vez que estuvimos de vacaciones fue en 2017 en Berdyansk [localidad costera en la zona de Mariupol-Ed]. Todo lo que teníamos lo hemos gastado en mi hija. Pagamos los estudios, que hay que pagar la matrícula cada semestre. Además, es necesaria la ropa, tiene que vivir como una chica normal. Ya me he acostumbrado a comprar cosas de segunda mano, que son más baratas, también me he acostumbrado a pagar con retrasos, una vez acabada la temporada de invierno no es peligroso. Intento pagar las facturas para que la deuda no sea demasiado elevada. ¿Pero, cómo vivo ahora? Pronto se acabará el dinero y no hay ni trabajo ni ayuda.

Elena compara la situación actual con la de los años noventa, pero dice que es mucho peor. Entonces estaban preparados para la crisis: en el balcón tenían guardados grandes sacos de patatas y en verano cultivaban verduras y hacían mermelada. Ahora nadie tiene reservas y el menú familiar se encamina más a los fideos, salchichas y carne en lata. A ello contribuyen los constantes aumentos del precio de las frutas y verduras, que hace que se compren menos cebollas, berza y manzanas, que comienzan a consumirse al mínimo.

“Tenemos dinero para dos semanas”, explica la residente de Kiev. “Después tendremos que pedir prestado a algún amigo. ¿Y después qué? ¿Y si esta epidemia se alarga en verano? No puede ser de otra forma, teniendo en cuenta que el número de contagiados aumenta cada día. La tienda no va a abrir en un futuro cercano, ni siquiera hay electricidad. Mi marido ha hecho tres trabajos a la semana. Mi padre, que vive en la región de Sumi, este año no puede plantar patatas. Es demasiado mayor y no podemos ir a ayudarle a causa de la cuarentena. ¿Qué nos va a quedar en un par de meses? ¿Por qué el Gobierno no da ninguna ayuda? Si no puede ser dinero, al menos debería dar raciones de comida”.

La familia ha dejado de pagar las facturas de la casa, pero eso no le ha dado muchos ahorros. Lo peor es que Elena no ve ninguna forma de ganar dinero. Puede llevar algo a la casa de empeño, pero esos céntimos no van a ayudar mucho. Sin ningún lugar al que acudir, sin esperanza de que nadie vaya a ayudarles, es una verdadera prisión de la que no ve cómo va a salir.

Estos son los problemas típicos de las familias ucranianas. Según afirmó el 14 de abril el primer ministro de Ucrania Denis Shmygal, el número de parados oficialmente registrados se ha multiplicado prácticamente por diez durante la cuarentena. En marzo, el paro en Ucrania aumentó en un 22% en comparación con el mismo periodo del año anterior y, en solo dos semanas, se han registrado en el Servicio Estatal de Empleo 70.000 ucranianos. Sin embargo, eso solo es la punta del iceberg, ya que millones de ucranianos, como Elena y su familia, no tienen ninguna prisa por registrarse como desempleados. Ante todo, porque no vale para mucho.

De aquí en adelante las cosas solo pueden empeorar. Según las expectativas del Servicio Nacional de Empleo, el paro será este año del 9,4%, aunque el Fondo Monetario Internacional espera que supere el 10%. Según la antigua directora, Olga Makogon, el pico de desempleados puede darse tras la cuarentena, cuando las empresas empiecen a despedir masivamente a los empleados según los procedimientos legislativos previstos. Muchas empresas van a tener que cerrar incluso antes y sus empleados quedarán en la calle. La situación puede empeorar tanto que el Servicio Estatal de Empleo espera tener dificultades para su propia financiación en la segunda mitad del año.

En algunas zonas, la situación puede ser catastrófica. Por ejemplo, el 20 de abril dejarán de producir la mina más grande de la compañía Pavlogradugol y tres plantas procesadoras propiedad del oligarca más rico de Ucrania, Rinat Ajmetov. Eso dejará en la calle a más de 30.000 personas en una zona en la que no hay otra forma de vida, por lo que la situación podría convertirse rápidamente en peor que en los años noventa.

Los datos del centro sociológico Rating, obtenidos gracias a un estudio realizado entre el 10 y el 12 de abril en todo el territorio de Ucrania, muestran que, durante la cuarentena, más de un tercio de la población se ha visto obligada a no trabajar. Así que, según los encuestados, se han quedado prácticamente sin ahorros para sobrevivir a esta situación durante mucho tiempo.

“Los resultados del estudio muestran que el 55% de los encuestados, en ausencia de ingresos, podrá vivir de sus ahorros menos de un mes. Un 17% podría vivir hasta dos meses y un 8%, tres meses. Solo el 9% podría aguantar hasta seis meses”, afirman los sociólogos ucranianos, según los cuales, el 82% de los ucranianos pasa el periodo de cuarentena bajo mínimos, recudiendo los gastos a las necesidades absolutamente básicas.

¿Y ahora qué? Según la misma encuesta, el 10% de los encuestados espera que haya protestas por los derechos económicos. Sin embargo, la cuarentena prohíbe las protestas y, si fuera necesario, se puede introducir el estado de emergencia. Las autoridades exploran claramente esa posibilidad para mantener la situación bajo control.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.773 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.615 hits
A %d blogueros les gusta esto: