Entrada actual
Armas, Ejército Ucraniano, Estados Unidos, Frontera, Minsk, ONU, Ucrania, Uncategorized, Volker

La misión de Volker: dejar sin voz a Donbass

Varios días después de su reunión con el presidente ucraniano y los diputados del Parlamento, la visita del enviado estadounidense Kurt Volker a Kiev, la quinta desde que fuera nombrado para el puesto en julio de este año, sigue suministrando noticias. Como revela la crónica de la reunión con diputados ucranianos publicada por Mustafa Nayyem, el enviado estadounidense incidió, no solo en temas relacionados con la guerra en Donbass, sino también en temas económicos de interés para Estados Unidos. Uno de esos temas es el del tránsito del gas, en el que Ucrania y Estados Unidos comparten el interés de tratar de evitar la construcción del gasoducto Nord Stream-2.

Sin embargo, las apariciones mediáticas que ha protagonizado en estos días Kurt Volker dejan clara tanto su misión en Ucrania como su postura personal, siempre del lado de los halcones que buscan suministrar armas a Kiev como respuesta a la omnipresente amenaza rusa. En esta ocasión, Volker ha querido incidir en uno de los temas favoritos de las autoridades ucranianas, que desde un inicio ha afirmado abiertamente su intención de no negociar nada con las Repúblicas Populares. “No hay sitio para ellos”, afirmó Volker en relación con las Repúblicas Populares y a la negociación de la misión de paz con la que el enviado estadounidense pretende pasar de la fase militar a la fase política de los acuerdos de Minsk.

“Aparentemente, el señor Volker no ha tenido tiempo para familiarizarse con el texto de los acuerdos de Minsk. De otra forma, es imposible explicar sus declaraciones que afirman que los acuerdos son solo entre Rusia, Ucrania y la OSCE, sin la participación de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk”, afirma el comunicado conjunto de la RPD y la RPL en respuesta a las últimas declaraciones de Volker. Tratando de no dar lugar a forma de reconocimiento alguno, Zajarchenko y Plotnitsky firmaron a título personal, sin ninguna mención a las Repúblicas Populares, los acuerdos de Minsk, tanto en septiembre de 2014 como en febrero de 2015.

Pero las declaraciones de Volker, así como las de otros representantes ucranianos, no se plantean al margen de Minsk sino en el contexto de la interpretación ucraniana de los acuerdos. Sobre esa base, el enviado estadounidense trata de imponer la idea ucraniana de que es preferible negociar directamente con el “país agresor”, Rusia, que con Donetsk y Lugansk. La RPD y la RPL sí están presentes en el Grupo de Contacto creado para desarrollar las negociaciones del proceso de Minsk, lo que invalida la tesis de Volker.

Ni el texto de los acuerdos, que de forma explícita exigen negociación entre Kiev, Donetsk y Lugansk, ni la existencia de grupos de trabajo formados por las Repúblicas Populares, la OSCE y Ucrania han logrado cambiar la estrategia de Kiev, que ha optado desde el principio por negarse a negociar cualquier aspecto político con Donetsk o Lugansk. En esa estrategia, Kiev, ahora con ayuda de Volker, ha buscado limitar los acuerdos de Minsk a su parte militar y a la celebración de elecciones, con lo que Ucrania recuperaría el control de la frontera.

Este discurso, que niega completamente dar voz a Donetsk y Lugansk, y que busca negociar una solución directamente con Moscú al margen de los acuerdos de Minsk busca también limitar las concesiones políticas a las que Kiev se comprometió en la capital bielorrusa. Desde el punto de vista de Volker, los aspectos políticos de los acuerdos quedan cubiertos con la ley de estatus especial para Donbass. Aprobada por el Parlamento de Ucrania sin que se haya producido la negociación con Donetsk y Lugansk que exigía Minsk, la ley, que jamás se ha aplicado, no incluye ni amnistía para quienes hayan participado en la guerra del lado de las milicias de Donbass ni, en ningún caso, puede asimilarse a la autonomía política sin la que es difícil esperar la rendición que Kiev exige a la RPD y la RPL.

“Creo que esta cuestión está decidida”, afirmó Volker, dejando clara la inflexible postura del bloque Estados Unidos-Ucrania. “Los acuerdos de Minsk son entre Rusia, Ucrania y la OSCE. La idea es restablecer el control ucraniano sobre esos territorios y celebrar elecciones, no hay sitio para las llamadas repúblicas allí”, insistió Volker, dejando claro el objetivo ucraniano: que la misión de paz logre el control del territorio y que posteriormente ese control sea devuelto a Ucrania.

En sus declaraciones, Volker ha insistido en otro punto: la retirada de tropas rusas como paso previo a la introducción de cascos azules en Donbass. Además, hay que tener en cuenta que la parte ucraniana y estadounidense no acostumbra a hacer distinción alguna entre esas supuestas tropas regulares rusas que, dicen, están presentes en Donbass y las milicias de Donetsk y Lugansk, ese comentario podría adquirir un matiz diferente.

Volker y las tropas rusas

Original: Vzglyad

El enviado especial del Departamento de Estado de Estados Unidos, Kurt Volker, afirmó que Rusia deberá “retirar sus tropas de Donbass” antes de que se despliegue la misión de paz de Naciones Unidas. “En primer lugar, las partes deben acordar qué será la misión y acordar su mandato. Después se puede empezar a implementar los mecanismos. Para que pueda entrar la misión de paz, Rusia tiene que retirar sus tropas. Desde la parte ucraniana debe haber coordinación con Naciones Unidas”, afirmó según cita UNIAN.

Volker apuntó que, en paralelo, es necesario “pensar sobre cómo organizar las elecciones y acordar una secuencia de pasos”. Hay que recordar que la secuencia de los pasos necesarios para celebrar elecciones ya se especifican en el texto de los acuerdos de Minsk.

Al mismo tiempo, Volker insistió en que la misión de paz en Donbass tendrá un mandato más fuerte que la Misión Especial de Observación de la OSCE. “Estará armada, será capaz de suministrar seguridad, algo que, a cambio, dará la oportunidad de avanzar en otros puntos de los acuerdos de Minsk”.

Kurt Volker también repitió que no puede imaginar que tropas rusas pudieran participar en la misión de paz.

Kiev busca la introducción de cascos azueles en Donbass para conseguir recuperar el control de la frontera entre la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk con Rusia. Moscú afirma que eso daría lugar a una masacre en la región. Al mismo tiempo, la contrapropuesta rusa supone el uso de cascos azules de la ONU para favorecer la implementación de los acuerdos de Minsk.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.672 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,133,044 hits
A %d blogueros les gusta esto: