Entrada actual
Donbass, DPR, Economía, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Poroshenko, Turchinov, Uncategorized

Nuevas estrategias

im578x383-ukraine-blockpost_AFPDespués de que Oleksandr Turchinov, presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional planteara la idea de cambiar la terminología de la operación militar que Kiev realiza en Donbass y abandonar la idea de la “operación antiterrorista”, la administración de Petro Poroshenko contraataca con la presentación de una propuesta similar. Ante su visita a Washington, donde hoy espera reunirse con el presidente Donald Trump, Poroshenko plantea ahora dar por finalizada la “operación antiterrorista” para dar paso a una “reintegración pacífica” de los territorios de la RPD y la RPL.

Según ha publicado la prensa, la propuesta garantizaría a la población de Donbass “privilegios” como una mayor facilidad para adquirir sus pensiones ucranianas, en realidad un derecho adquirido por esas personas y que el Gobierno ucraniano les niega desde 2014. Además de esos “privilegios”, con los que Ucrania quiere ganarse a la población a la continúa bombardeando tras tres años de operación antiterrorista, la propuesta contemplaría también la introducción de la ley marcial en zonas de Donbass. Pese a la denominación de la propuesta de ley y el intento de presentarla como un intento de recuperar los territorios perdidos de forma pacífica, la operación antiterrorista simplemente pasaría a convertirse en una operación militar.

Y pese a la falta de detalles concretos sobre el proyecto, la iniciativa deja clara la falta de voluntad de Kiev de buscar una solución negociada con las actuales autoridades de Donbass. Pese a la negativa de los representantes ucranianos, que insisten en que la propuesta es compatible con los acuerdos de Minsk, esta incumple uno de los puntos más importantes de los acuerdos, que exigen que los cambios legislativos y los pasos para hacer avanzar el proceso se realicen de forma negociada. 

***

La nueva iniciativa de Poroshenko

Artículo Original: Kommersant.ru

Tres años después del inicio del conflicto en Donbass, ante la visita de esta semana de Petro Poroshenko a Estados Unidos, las autoridades ucranianas se preparan para cambiar de estrategia con respecto a los territorios fuera de su control. Como ha podido saber Kommersant, la administración presidencial prepara una ley que prevé el final de la “operación antiterrorista” (ATO) y la “reintegración pacífica” de Donbass. El proyecto declara la disposición de comenzar un proceso de acercamiento a las repúblicas separatistas y los autores del documento están dispuestos incluso a cambiar el estatus legal de “territorios ocupados”. Sin embargo, hay una fuerte lucha sobre los términos de la futura ley. La nueva iniciativa de reintegración por parte de Kiev propone también decretar la ley marcial en zonas de las regiones de Donetsk y Lugansk (incluyendo en ciudades como Mariupol).

Operación especial de “reintegración”

En una visita a la parte de Donbass bajo control de Kiev, fue el presidente Poroshenko el que planteó la semana pasada la idea de que la ley para la “reintegración de los territorios ocupados de Donbass” ha de aprobarse en un futuro próximo. Según el jefe de Estado de Ucrania, se ha desarrollado, según sus instrucciones, un documento en el que consta “una serie de medidas y pasos que han de implementarse para avanzar la reintegración”.

La vicepresidenta del Parlamento, Irina Geraschenko, en representación del “Bloque Poroshenko” del presidente, confirmó que el documento será presentado ante el Parlamento en breve.

Cuatro escenarios de la crisis ucraniana

Según las fuentes de Kommersant en el Parlamento, los diputados podrían comenzar a tratar el documento esta semana en la que Petro Poroshenko visitará Estados Unidos. Al hablar con Kommersant, los diputados y expertos de Kiev han llamado la atención sobre el hecho de que la nueva iniciativa de integración ha sido algo inesperado para muchos (teniendo en cuenta la situación en la llamada zona ATO) y se ha hecho pública apenas días antes de la prevista visita del presidente Poroshenko a Washington, donde se reunirá por primera vez con Donald Trump (hay que recordar que la Casa Blanca aún no ha publicado la agenda de las próximas reuniones ni el estatus de la visita).

El diputado del Partido Radical Igor Popov explica de esta forma los actos de la bancada del presidente: “la decisión sobre la ley de reintegración de Donbass es un intento de las autoridades ucranianas de cumplir los deseos de uno de los grupos de influencia en Washington. Hay distintos grupos, las decisiones finales no se toman en Ucrania, e intentamos adelantarnos.  Sin embargo, hay que entender que las decisiones específicas sobre Ucrania ahora no se pueden tomar en Washington. Comprendemos que las principales prioridades de Estados Unidos siguen siendo Rusia e Irán, no Ucrania”.

Otro miembro del Parlamento que representa al Bloque Poroshenko y que prefiere mantenerse en el anonimato pide no limitar la iniciativa a un intento de Poroshenko de ganarse a Washington y califica la iniciativa del jefe de Estado de un nuevo intento de desarrollar e implementar “una nueva estrategia de recuperar Donbass por medio del poder blando, haciendo a Ucrania atractiva para los residentes de Donetsk y Lugansk, no rechazándolos”.

¿Qué pasa con “ATO”?

Hay que recordar que ya se produjo un intento similar por parte de las autoridades ucranianas en septiembre del año pasado, cuando, en el contexto de un nuevo alto el fuego en Donbass, el Gobierno ucraniano aprobó una estrategia para la consecución de la paz en los “territorios temporalmente ocupados”. Las prioridades de ese plan, según lo anunció el primer ministro Groisman, era la implementación de medidas socioeconómicas para “apoyar la actividad económica y mejorar la calidad de vida de la población, reparación de la infraestructura destruida y creación de estabilidad social”.

Ese plan se vio como victoria del presidente ucraniano, que no aceptaba que se aplicara la idea de “cortar con Donbass y olvidarlo” formulada por la parte más radical de la sociedad y algunos miembros de la élite política. Sin embargo, el bloqueo de Donbass iniciado por “veteranos de ATO” con apoyo de oligarcas privó al Gobierno ucraniano de la iniciativa: el plan quedó tan solo en una declaración.

Ahora Kiev realiza otro intento de establecer contactos con las “regiones separatistas” mostrándoles los beneficios de formar parte de Ucrania. Para ello, según la fuente de Kommersant, el Parlamento prevé otorgar a los residentes de “ciertas áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk” una serie de “beneficios y privilegios”. Además, según la nueva ley, está previsto simplificar los procedimientos para que los residentes de las no reconocidas RPD y RPL puedan obtener pensiones ucranianas, se establece comercio entre esos territorios y los controlados por Kiev y se reduce el límite de productos para uso personal que se pueden transportar a través de la línea de contacto (el actual límite es de 50kg por vehículo, que aumentaría a 180kg).

“La tarea del presidente es demostrar a Occidente y a los residentes de los territorios ocupados la buena voluntad de Kiev”, explicó a Kommersant un diputado del Bloque Poroshenko. “Petro Poroshenko espera hacer a Ucrania atractiva a ojos de los residentes de Donbass y quiere probar que con su pasaporte se puede viajar sin visado a Europa en lugar de vivir peligrosamente”.

Otra medida prevista por la ley es el cese de la “operación antiterrorista”. En lugar de ella, se espera que se imponga la ley marcial en la frontera de las regiones de Donetsk y Lugansk. La principal duda es la cuestión del territorio que cubrirá. Según una fuente cercana a la administración presidencial de Ucrania, la decisión final aún está pendiente, aunque lo más probable es que la lista incluya ciudades como Mariupol, Kramatorsk, Slavyansk y Marinka, todas ellas bajo control de Kiev.

Según la fuente de Kommersant, no hay contradicción entre el plan de reintegración pacífica de Donbass y la disposición a declarar la ley marcial en algunas zonas. La fuente opina también que la nueva iniciativa de Kiev no contradice los acuerdos de Minsk, cuya implementación exigió, una vez más, el presidente ruso Vladimir Putin, en su línea directa con la ciudadanía el 15 de junio.

“La ley marcial no quiere decir que Ucrania se incline por el escenario militar”, afirmó a Kommersant una fuente cercana a la administración de Petro Poroshenko. “La esencia de los cambios es que ahora la línea del frente se encuentra controlada por el Servicio de Seguridad de Ucrania, que lleva a cabo una operación antiterrorista, y tras la adopción de la nueva ley el control pasaría a los miembros del ejército. Se podrían implementar más rápido y con más efectividad las operaciones de defensa y de evacuación, si se diera la necesidad”.

La oposición, en contra

El Bloque Opositor, que se considera la fuerza política más influyente en las regiones de Donetsk y Lugansk, ha expresado su preocupación por las medidas previstas en la ley, que posibilita, por ejemplo, la cancelación de elecciones en territorios bajo la ley marcial. En este sentido, el Bloque Opositor sospecha que el verdadero objetivo de las autoridades es privar a los ciudadanos de Mariupol y otras ciudades en las que hay una actitud crítica con las autoridades ucranianas del derecho a participar en las elecciones legislativas o generales, aumentando así el poder de los partidos en el Gobierno.

“La ley marcial se plantea en las ciudades en las que las autoridades gozan de menor popularidad, lo que podría afectar el resultado de las elecciones”, afirmó a Kommersant el exministro de Asuntos Exteriores Leonid Kozhara. Sin embargo, la fuente cercana a la administración de Poroshenko rechaza tal interpretación. En su opinión, el propósito de Kiev es “acabar con los problemas de votación de la ciudad” y “mostrar a Occidente que la situación en la zona del frente es crítica”. La fuente admite que “si en ciudades como Mariupol la población muestra descontento de forma excesiva y los residentes no pueden celebrar elecciones, es posible una excepción”.

Sin embargo, el principal debate sobre la ley no se refiere a si los residentes de las zonas del frente podrán votar. Los miembros del Frente Nacional, que forma parte de la coalición de Gobierno, han mostrado su insatisfacción con la dirección del documento, que es, en su opinión, demasiado pacifista y débil. El mayor detractor es el presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, Oleksandr Turchinov. “Turchinov y otros políticos cercanos al Frente Nacional intentan usar el término guerra siempre que pueden. Poroshenko tiene una visión diferente, que incluye lo que ve Occidente. Además, al contrario que Turchinov, que prefiere rodear con un muro los territorios ocupados y transformar la línea de demarcación en una verdadera frontera, el presidente no está dispuesto a abandonar la tierra ucraniana”, afirmó el interlocutor de Kommersant. En su opinión, en el Parlamento se enfrentarán dos posiciones: la de Poroshenko y la de Turchinov.

Según las fuentes de Kommersant, el nuevo interés por el estatus de Donbass se debe principalmente a factores externos. Teniendo en cuenta el inminente viaje de Petro Poroshenko a Washington y que el presidente Donald Trump se reunirá con el presidente ruso Vladimir Putin en el marco de la cumbre del G-20 en Hamburgo, Kiev quiere desmostar a los actores externos que está interesado en la pronta resolución del problema. Sin embargo, como afirma el exministro Kozhara, “no estamos hablando de ningún intento real de reintegración pacífica de Donbass sino de una simulación”.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.541 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,122,821 hits
A %d blogueros les gusta esto: