Entrada actual
2 de mayo, Armas, Economía, Enfrentamientos, Odessa, Right Sector, Saakashvili

Odessa: intrigas, enfrentamientos y luchas internas

Artículo Original: Lenta.ru

plr_6463

Protestas contra el alcalde Trujanov, mayo de 2016

En Odessa, la última situación de emergencia ha sido un tiroteo con rehenes. La noche del 7 de septiembre se produjo en la ciudad un intento de capturar el hotel de cinco estrellas Ville le Premier. Al menos tres personas resultaron heridas. Lo más triste es que no se trata de un incidente fuera de lo normal. Recientemente, “la joya del mar Negro” se ha visto sacudida por diferentes conflictos políticos y enfrentamientos. Lenta.ru ha tratado de analizar qué pasa y por qué en esta ciudad costera de Ucrania.

Asalto y enfrentamientos

En un primer momento, se informó de que a las 22:00 horas del 6 de septiembre, un grupo de hombres armados irrumpió en el hotel Ville le Premier y abrieron fuego (no se especificó si fue a matar o simplemente para intimidar). Los agresores se atrincheraron en el interior y tomaron como rehenes al personal del hotel. Numerosos efectivos de las fuerzas de seguridad, tanto policía como fuerzas especiales, fueron rápidamente enviadas al lugar. Todo terminó, por suerte sin víctimas, en unas horas.

Más adelante se conoció que los dos copropietarios no eran capaces de dividirse el hotel y, tras negociaciones fallidas, decidieron actuar según se hace en los tiempos que corren. Cada uno contrató una empresa de seguridad: una local y otra de Dnipropetrovsk (o Dnipro, como se conoce tras el cambio de nombre). El segundo decidió cerrar el hotel, lo que provocó el asalto de su oponente y el enfrentamiento. En un comunicado final, la policía informó de la detención de 23 personas que habían participado en los enfrentamientos y del traslado al hospital de otras tres. También se incautaron armas de fuego, armas no letales y otras armas especiales (que no se especificaron).

En el aniversario de los hechos del 2 de mayo, Odessa se encontró, una vez más, al borde de un sangriento enfrentamiento. El sobrio informe policial no describe el drama del incidente. La prensa distribuyó rápidamente las sorprendentes imágenes de las consecuencias del ataque. Por cierto, alrededor de 30 personas, la mitad de ellas extranjeras, fueron testigos del ataque. Sería curioso conocer la reacción de esos visitantes extranjeros al saber que las autoridades ucranianas han abierto un proceso penal según el artículo “Hooliganismo” (cuarto párrafo del Artículo 296 del Código Penal de Ucrania).

La ciudad no había tenido tiempo para recuperarse del susto tras lo ocurrido en el hotel cuando, en la misma mañana del 7 de septiembre, se produjo un enfrentamiento en otro distrito de Odessa, cerca del sanatorio Lermontov, por el que hace tiempo que se lucha. Una de las partes interesadas es el Ministerio de Justicia de Ucrania. Así que los representantes del Ministerio pasaron al ataque. La activista Svetlana Fabrikant, que en el pasado fuera candidata a la alcaldía de Odessa, informó de los detalles: por la noche, el Ministerio de Justicia envió un escrito que advertía de la visita de sus representantes a las nueve de la mañana. La realidad fue mucho peor. Nuestro Ministerio de Justicia y el servicio ejecutivo no son más que seguidores del fascismo, aunque algo más sofisticados. Llegaron al amanecer e irrumpieron en el sanatorio”. Los representantes del Ministerio iban equipados con herramientas para cortar las puertas de las diferentes habitaciones. El enfrentamiento entre el personal y los voluntarios por un lado y los representantes del Ministerio por otro se produjo entre sonidos de sirenas de policía, que no intervino y que duró medio día. Después, los “huéspedes” abandonaron el territorio. “Por desgracia, no será el último enfrentamiento y estoy seguro de que volverá a haber barricadas. Alguien de mucho poder está detrás de todo esto. El objetivo es hundir el hotel y los resorts para construir edificios de gran altura en su lugar. No se hace otra cosa en el país. Quedaba un solo sanatorio y están intentado hacerse con él”, explicó a la prensa el diputado del consejo local Dmitry Spivak.

Hace unos días, a raíz del conflicto sobre las cosechas, se produjo una pelea masiva en la que participaron alrededor de 120 personas en el distrito de Kodyma de la región de Odessa. El problema radica en que los residentes locales y los empresarios que les alquilan las tierras en la zona son incapaces de llegar a un acuerdo para el suministro de un área de 500 hectáreas de cultivo de girasoles. Concretamente, cuando los residentes locales trataron de acceder a los campos con maquinaria para la cosecha, desconocidos (por cierto, también miembros de empresas de seguridad) intentaron capturarlos. La prensa local informó de una dura pelea con uso de explosivos y armas de fuego. La policía se vio obligada a pedir refuerzos a Kiev. Según algunos testigos, en el transcurso de la pelea se lanzaron piedras, latas llenas de clavos y otras armas utilizadas en Maidan. Cuatro residentes locales resultaron heridos y se abrió una investigación según el artículo “Hooliganismo”.

La situación continúa deteriorándose en Odessa en términos de criminalidad, según informa la propia Fiscalía regional. Según la información oficial, en los primeros ocho meses de 2016, se iniciaron 383 causas por asesinato; 37 por violación; 457 por robo y más de 15.000 por hurto. En el mismo periodo del año 2015, se produjeron 293 asesinatos, 14 violaciones y 184 asaltos. En total, entre enero y agosto de este año se han registrado casi 32.000 crímenes, frente a los 21.000 que se produjeron en todo 2015.

Pogromos en Loschynivka

En la región de Odessa también se ha producido una serie de actos criminales sin precedentes. A finales de agosto, en la localidad de Loschynivka (distrito de Izmail, a solo 10km del centro de la ciudad) un miembro de la comunidad Romaní supuestamente violó y asesinó brutalmente a la una joven de la zona. Entonces, cientos de residentes locales comenzaron a quemar y destruir las viviendas de la comunidad Romaní. El 28 de agosto, la mayoría del consejo de la localidad (de mayoría búlgara) decidió expulsar del pueblo a toda la comunidad Romaní. El Consejo redactó inmediatamente el documento, que recibió el apoyo de la policía. Además del asesinato de la chica, se acusó también a la comunidad de fabricación y tráfico de drogas.

Sin embargo, las autoridades parecen haber comprendido finalmente las implicaciones de la decisión y han ralentizado de forma significativa el proceso. En estos momentos, las instituciones occidentales (la OSCE, por ejemplo) piden a las autoridades ucranianas que aporten una compensación a las familias cuyas propiedades han sufrido daños a causa del pogromo y que castiguen a los organizadores del linchamiento. Este tema no es una broma para Occidente, por lo que Kiev tendrá que resolver el conflicto de una manera o de otra.

El pogromo de Loschynivka fue también una pesadilla para la imagen del gobernador de la región de Odessa, Mijail Saakashvili. Los socios occidentales de Ucrania se han hecho eco de que Saakashvili realizó declaraciones “que solo se pueden calificar como provocaciones”. Por ejemplo, el que fuera presidente de Georgia, calificó a la comunidad romaní de Loschynivka como “elementos antisociales”. La respetada revista Foreign Policy [muy favorable a Ucrania y generalmente favorable a Saakashvili] calificó la reacción del polémico gobernador de la región de Odessa de “grosera y peligrosa” e insistió en que se ha mostrado “la otra cara de un político al que se considera moderno e incluso progresista”.

plr_6602

Maidan anti-Trujanov

El problema de la alta tasa de crimen en Odessa se ve exacerbado, sin duda alguna, por la confrontación política, que en la ciudad continúa en forma de una especie de Maidan. Se trata de la protesta más duradera y ambiciosa contra el alcalde, Gennady Trujanov, al que en Ucrania se considera “pro-ruso” y al que algunos acusan de poseer pasaporte ruso. Los últimos enfrentamientos se produjeron el 1 de septiembre. Lo más interesante es que fueron las organizaciones “nacional-patrióticas” como Automaidan o Autodefensas de Odessa las que aplastaron el “Maidan anti-Trujanov”. En teoría, dichas organizaciones deberían apoyar a los oponentes de Trujanov, no dispersarlos.

Dos personas resultaron heridas a causa del uso de gases lacrimógenos y armas de fuego. ¿Qué pasó? Los “patriotas de Maidan” no dudan en luchar entre ellos para conseguir objetivos a corto plazo. El 7 de septiembre, el “Maidan” de Odessa se trasladó a Kiev para protestar antes el Parlamento. El objetivo era “llamar la atención de los diputados del total caos que reina en Odessa con un alcalde, Trujanov, que es ciudadano ruso y porque Trujanov y su equipo están creando problemas en el Gobierno de la ciudad, lo que lleva a la confrontación y a la violencia”. Es evidente que la calma en la ciudad solo es temporal.

El asesor del extravagante Saakashvili, Sasha Borovik, que perdió las elecciones a la alcaldía contra Trujanov, ha afirmado que Odessa “permanece bajo control del clan mafioso pro-ruso”, que es el origen de todos los problemas. De hecho, la situación en Odessa es el reflejo de la situación general de la Ucrania post-Maidan. En este caso, el estatus de la ciudad hace que los procesos políticos y criminales sean más visibles que en otras zonas de la región.

Pero hay algo más: la figura de Saakashvili. El odiado gobernador no pierde la esperanza de irrumpir en la política ucraniana en las próximas elecciones, algo que a nadie en Kiev le interesa. Por supuesto, es improbable que la inestabilidad de las regiones se deba a una estrategia. Pero el gobernador se encuentra constantemente distraído por actos criminales y así pierde su antes sólido nivel de aprobación. Es evidente para todos que ni Saakashvili ni sus colegas georgianos, que se encargan de las fuerzas de seguridad, controlan la situación. Así que cierran los ojos ante ciertos “juegos” en Odessa, lo que puede suponer una preocupación en la capital ucraniana y, sobre todo, preocupa y afecta a los habitantes de la ciudad.

En este contexto de intrigas, aparece el rumor de que Saakashvili y el alcalde Trujanov, cuyas relaciones fueron hostiles desde el principio, han pactado una tregua por el bien de Eurovisión 2017 [que finalmente han perdido ante Kiev]. Esta inesperada unión puede dar nuevas sorpresas a Odessa, aunque difícilmente serán positivas para la población.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2016
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.946 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,083,287 hits
A %d blogueros les gusta esto: