Entrada actual
Alto el fuego, Breedlove, Clark, Crimea, Donbass, Ejército Ucraniano, Estados Unidos, Karber

En busca de una guerra en el frente oriental

image-1026694-galleryV9-gyfj-1026694La filtración de los correos del general Philip Breedlove, en el momento de esos envíos comandante de las tropas de la OTAN en Europa, ha puesto de manifiesto la estrategia de un sector de la élite estadounidense, que bajo la premisa de defender a Ucrania de la amenaza rusa, ha buscado y sigue buscando, no solo la entrega de armas estadounidenses a Kiev, sino un papel más activo en la guerra de Donbass y en el proceso de paz. Basándose más en sus deseos que en los hechos, la correspondencia entre Phililp Karber, Wesley Clark y Philip Breedlove muestra la cronología de la guerra tal y como han querido verla quienes buscan el reinicio de la guerra fría y han utilizado a Ucrania y a su pueblo como herramienta para hacerlo.

* * *

¡Es la Guerra Fría otra vez!

General Phil Breedlove

Abril de 2014: Limitando los daños

Si Rusia toma Ucrania, Bielorrusia se incorporará a la Unión Euroasiática y la Unión Soviética (con otro nombre) habrá vuelto”.

Wesley Clark

La crisis de Crimea y el inicio de la intromisión de Karber y Clark en Ucrania

El 5 de abril de 2014, el General retirado Wesley Clark reenvía a Phil Breedlove el contenido de algunos correos recibidos de Phillip Karber, varios de los cuales éste había remitido también a a Joseph Braddock. En su correo, Clark le informa acerca de los contactos mantenidos por Karber con el Embajador de Estados Unidos en Ucrania, Geoffrey Pyatt. En éstos, Pyatt le mencionaba la necesidad de que, ante lo ocurrido en Crimea, EEUU lanzara un mensaje de apoyo a una acción defensiva prudente por parte de Ucrania. Sin embargo, el personal de la Embajada mostraba claramente sus dudas ante la posibilidad de que alguien estuviera entonces a la altura de las circunstancias en el lado estadounidense.

En el correo, Karber habla también de su visita al frente Sur junto al General Zamana (el militar que se habría negado a intervenir en Maidán) y comenta que los problemas para los militares ucranianos no están realmente en el frente sino en Kiev y Washington. Según Karber, la gestión de la prometida entrega por Estados Unidos de material de apoyo no-letal prometido estaba siendo escandalosa, con algunas personas que saboteaban y retrasaban de forma activa las cosas en la lista aprobada. Decía tener los nombres y detalles de las personas implicadas.

Tanto para Karber como para Clark, la respuesta estaba en realidad en Washington. “[N]uestro problema está por encima del [Dpto.de] Estado”, precisa Clark. Los principales obstáculos los situaba de hecho Karber en Consejo de Seguridad Nacional (National Security Council o NSC) frente a un Departamento de Estado que sí trataba de ser pro-activo y de abordar las cosas de forma más rápida.

Dentro de un NSC que aplicaría, según Carter, una interpretación minimalista del apoyo a desarrollar y estaría retrasando las cosas, Martin Dempsey aparece como el principal responsable de la apuesta por la moderación en la respuesta. El motivo, según el profesor de Georgetown: salvar las relaciones intermilitares con los rusos. Marty Dempsey es precisamente una de las personas a las que trata de influir Wesley Clark para afirmar el apoyo estadounidense a Ucrania. El día 6, éste envía otro mensaje a Breedlove en el que le señala que “tiene algunas opciones buenas por ahí para tranquilizar a nuestros aliados”, aunque “todavía limitadas en el apoyo directo” a Ucrania.

La conexión Pinchuk y los protagonistas políticos de la acción ucraniana junto a Karber y Clark. El binomio Turchinov-Timoshenko

En un correo remitido por Karber a Clark el 8 de abril de 2014 se precisa el contexto ucraniano de la intervención. En ese mensaje, Karber informa a Clark de un correo remitido el día 6 por quien define como “nuestro hombre”. Ese hombre, utilizando como título de la cuenta “UPA Ukrainian strategy” (ukrstrategy@gmail.com), es Anatolii Pinchuk. Pinchuk les agradece “su disposición a ayudar a nuestro país” y le pide disculpas por cualquier inconveniente en la organización de su visita conjunta junto a Clark, señalando la esperanza de que esta visita “será beneficiosa para la cooperación estadounidense-ucraniana”. Es Pinchuk quien se encarga de poner a Karber y Clark en contacto con sus interlocutores.

El correo muestra también el tipo de dinámica que permitirá aportar material de “inteligencia” a Karber y Clark para su acción sensacionalista ante las autoridades estadounidenses. En su correo, Pinchuk menciona la toma de edificios en Lugansk, Donetsk y Jarkov por “separatistas y agentes de Putin”, hablando de informes en los que se señala que “esto está ocurriendo con el conocimiento y el apoyo de Akhmetov” ante la “indecisión” del gobierno ucraniano. Y pide a Karber que “organice [el envío de] mensajes a los líderes de Ucrania por parte de funcionarios estadounidenses relevantes” en referencia a lo hablado “con Vd. y Oleksandr” [probablemente el entonces presidente de Ucrania en funciones Oleksndr Turchinov]. También le pide por favor que “traslade información acerca de la necesidad de presionar con fuerza al Sr. Akhmetov hasta el embargo de todos sus bienes. La única forma de conseguir que deje de apoyar a los separatistas”.

Le recuerda igualmente que, al término de la visita, facilitaron a la señora Yulia [probablemente Timochenko], como líder de un partido político actualmente en el poder, “un plan de acción que ella tiene que implementar”, algo que Pinchuk considera clave para probar su sinceridad hacia ellos.

En el correo de referencia, Karber recoge igualmente el contenido de un mail posterior de Pinchuk, éste del día 8, en el que se recoge información directa de “inteligencia”.

Procede, según Pinchuk, de un grupo que monitoriza el conflicto con Rusia, el de Dmitry Tymchuk, Information Resistance. La información habla de una segunda fase en la supuesta operación rusa en Ucrania. Además de la apertura de un corredor que facilite la entrada de tropas rusas, se habla de organizar provocaciones con bajas que permitan a Rusia entender la situación como “terror contra el pueblo organizado por las autoridades ucranianas”. Señala que la policía y los servicios especiales están ahora “tomando las medidas necesarias para bloquear a los grupos de separatistas”. El servicio fronterizo y las Fuerzas Armadas de Ucrania, por su parte, se estarían encargando del “bloqueo y defensa” de las fronteras.

Clark reenvía toda la información anterior a Victoria (Toria) Nuland y Geoffrey (Geoff) Pyatt.

El futuro del este ucraniano y los riesgos geopolíticos según Wesley Clark: China y Rusia

El 12 de abril, Wesley Clark remite un correo a Victoria Nuland en el que señala que “los rusos están tratando de negar a Ucrania el derecho a retomar el control en el Este”. Y señala que: “[T]odos están esperando una declaración de los EEUU afirmando el derecho del gobierno de Ucrania de tomar y retener el control de sus propios edificios”, pregunta. Habla de algunos comentarios del Presidente búlgaro, con el que se reúne el día anterior, y que pide liderazgo a Estados Unidos a pesar de los problemas con “la actitud alemana (esfera de influencia)”. Dice temer movimientos en Bulgaria si Ucrania “cae”. Termina inquiriendo: “¿Hay algo que pueda hacer?”.

Ese mismo día, Clark envía, otro mail a Breedlove en el que le dice: “¿no se puede conseguir una declaración para contrarrestar a los rusos en el uso de la fuerza?, ¿qué puedo hacer para ayudar? Si los ucranianos pierden el control de la narrativa, los rusos lo verán como una puerta abierta”.

El 13 Breedlove le responde diciendo que ha preguntado lo mismo a su gente. “Han tenido que hacer frente a la “bestia” tratando de crear problemas…”, afirma. [¿quién es la bestia?, ¿acaso la Sra. Merkel?].

Clark aprovecha para insistir en su razonamiento. Según él, Putin lee la inacción estadounidense en Georgia y Siria como debilidad. Según una lógica causa-efecto altamente cuestionable y exagerando los acontecimientos hasta un nivel en el que poco tienen que ver con la realidad, Clark afirma que China mira atentamente y, en el contexto de su pronto dominio aéreo en el Pacífico occidental, “si dejamos que Ucrania se escape. Eso definitivamente elevará los riesgos de conflicto en el Pacífico”. “Si Rusia toma Ucrania, Bielorrusia se incorporará a la Unión Euroasiática” y “la Unión Soviética (con otro nombre) habrá vuelto”.

Según Clark, Rusia busca intervenir en la zona de Ucrania para perturbar la estabilidad. “Ni el Báltico ni los Balcanes se resistirán fácilmente a las perturbaciones políticas facilitadas por una Rusia resurgente. ¿Y cómo de buena es la OTAN como “garantía de seguridad” contra la subversión interna?”. “Y entonces los EEUU se enfrentarán a una Rusia más fuerte, una OTAN desmoronándose, y un desafío principal en el Pacífico occidental”. “Mucho más fácil mantener la línea ahora en Ucrania que en otros lugares más adelante”. Termina señalando que reza por el éxito de sus esfuerzos.

Un Breedlove predispuesto a tomar la iniciativa que plantea Clark

En esta fase, Breedlove está particularmente atento a los mensajes de Clark y el día 21 trata de conectar con él. Y pronto se convertirá en el principal destinatario de los mensajes sobre la amenaza rusa. En sus pasos en una intervención orientada a apoyar a Ucrania frente a los enemigos del nuevo régimen impuesto en las calles de Maidan, Breedlove se mostrará claramente predispuesto a escuchar a los que pudieran hablar de la amenaza, con Karber y Clark a la cabeza.

No en vano, el 3 de abril de 2014, Breedlove ya había trasladado a Natalie Crawford su preocupación por el posible establecimiento en Crimea de aviones con misiles nucleares. A partir de entonces, Karber y Clark tratarán de condicionar la acción de Breedlove y lo harán enviándole continuados mensajes sobre la supuesta militarización de la frontera ruso-ucraniana por parte de Rusia.

imgine

Confirmando esa predisposición, el 26 de abril, en un correo a Natalie Crawford, Breedlove acompaña un texto, That’s Not Your Imagination, en el que señala que “los hombres armados enmascarados” operando en el este de Ucrania son en realidad parte de una operación militar “bien planificada y organizada”, dirigida por el gobierno ruso. Sus conclusiones se basan en un análisis de la OTAN que revelaría que los insurgentes no son parte de una milicia espontánea.

Estoy detrás de esto, es posible que me cueste mi trabajo, pero esto tiene que hacerse”, le dice a Crawford. Ésta le responde, señalando que si hace su trabajo, y está en su puesto para cumplir con él, cualquiera que pudiera despedirle debería ser llevado ante a una corte marcial (court martialed).

Julio a septiembre de 2014: Incertidumbre sobre la estrategia

Siguen algunos meses de confusión sobre la estrategia ucraniana, al menos en el caso de Breedlove.

En un correo a Harlan Ullman, del 5 de julio, éste se queja de los diversos campos existentes, todos ellos con sus “propios intereses”. Ante la ausencia de “liderazgo”; esto le obliga a tratar de buscar el “mínimo común denominador más útil”, algo que no facilitará sin embargo llegar “a dónde deberíamos estar”.

El 23 de julio, Natalie Crawford le señala que EEUU se había equivocado al pensar en quien podría constituir un nuevo y verdadero peligro “hasta 2014, cuando Putin tomó Crimea, entró en Ucrania, y se desató el caos, en especial desde la semana pasada. Ahora hay una amenaza real e inminente”. En su respuesta, el mismo 23 de julio, Breedlove se queja de las contradicciones a las que se enfrenta en su posición. “Mi desaliento es que “nosotros” parecemos ser incapaces de hacer lo que tenemos que hacer… Mi esperanza es que “nosotros” lleguemos a un punto en el que podamos elegir hacer lo correcto”.

El 21 de agosto, en respuesta a un correo del día 17 de Harlan Ullman, Breedlove señala: “Pienso que vamos a abordar definitivamente el tema de Putin… No veo esto entrando en profundidad en lo de Irak… Puede que me equivoque”. En su mail, Ullman hablaba de la necesidad de dar una respuesta en la cumbre de la OTAN al reto de la guerra híbrida que plantea tanto el ISIS como “la intervención ucraniana” de Putin. Aunque, al mismo tiempo, afirmaba la posibilidad de una solución al problema ucraniano en el que Rusia fuera parte de una estrategia ganadora para todas las partes [win-win], dado su posible papel en la lucha contra ISIS, el verdadero problema según este analista.

Unos días antes, Ullman había precisado en qué podía consistir esa estrategia ganadora. Rusia se retira de Ucrania, aunque con concesiones. Por un lado, Ucrania se compromete a no unirse a la OTAN o a la Unión Europea por un período de tiempo a menos que una gran mayoría de los ucranianos acuerde lo contrario y Crimea se mantiene con Rusia. Y ambos, este y oeste – la OTAN/UE y Moscú — cantan victoria. Pero resulta evidente que ese escenario no es del agrado de Breedlove. Tampoco parece importar en exceso la opinión o el bienestar de Ucrania.

El 17 de septiembre, Ullman menciona los contactos de Colin Powell con Kerry para transmitirle dos ideas: “Deberías saber que la opinión de Colin sobre Ucrania es similar a la mía — dejemos que trabajen en ella; y ésta no es la enorme crisis en la que todo el mundo piensa”. Breedlove agradece la opinión, con la que Kerry también estaría de acuerdo, pero sigue sin estar convencido.

Finales de septiembre: Karber y Clark retoman su ofensiva a favor de armar a Ucrania

El 28 de septiembre, Wesley Clark remite a Breedlove un correo, con copia a Karber, en el que le comenta que éste se desplazará a Europa en octubre. Le señala que estaría bien que le recibiera para presentarle algunos de sus descubrimientos. Le presenta como “uno de los principales estrategas que analizaron las intenciones y capacidades soviéticas dentro del Pentágono para [Caspar] Weinberger y [Frank] Carlucci. Estaba extremadamente bien informado, y se acercó a razonamientos innovadores que ayudaron a dar forma a toda nuestra aproximación estratégica”. Le señala que, para entonces, Karber ya había realizado tres “excursiones” detalladas a la línea del frente en Ucrania oriental, la última a mediados de septiembre. “Tiene también importante inteligencia Open-Source [de fuentes abiertas] para compartir contigo sobre los ejercicios rusos y sus capacidades nucleares”.

Una información contenida en un correo de Karber a Breedlove, de 8 de octubre, revela que ya en abril de 2014 el analista de Georgetown estaba en la zona de Crimea junto a la unidad de Michael Zabrodskiy. Le promete entonces chalecos, algo que a Clark y a él les costaría ocho semanas conseguir de la Administración Obama.

El día 29, Karber contacta directamente con Breedlove para presentarle su programa de viaje y le envía su currículum personal. Además de contactos con Diego Ruiz-Palmer y especialistas de la OTAN, su programa incluye una visita a la zona de alto el fuego, entre el 16 y 18 de octubre, junto al General Zamana.

El mismo día 29, Breedlove muestra su disposición a recibir a Karber en Mons. El 2 de octubre, Karber comunica a Clark y Breedlove que se reunirá el día 10 con el embajador Sandy Vershbow antes de bajar a Mons para reunirse con Breedlove. Le envía copia de un mail de Diego Ruiz Palmer en el que le señalan que quieren que esta reunión sea “close hold”, no sólo por la entrada del nuevo Secretario General que aún tiene que fijar su posición respecto a Ucrania sino porque se fija al margen de los canales EEUU oficiales, en gran parte por su afiliación por cuatro décadas en el OSD/NA. Le agradece la colaboración de su staff para hacer posible la reunión.

Unos días antes, el día 30, en respuesta a Ullman, que le comenta la necesidad de que Stolttenberg revitalice la OTAN, Breedlove afirma: “Mi primera petición para él sin embargo es que me ayude a avanzar en reinteresar sobre Europa  y la OTAN en general. Creo que POTUS [el presidente Obama] nos ve como una amenaza que debe ser minimizada… por ejemplo, no me metan en una guerra????”.

Ante la política EEUU de no permitir que personal del Departamento de Defensa (DoD), o agregados, entren en la zona ATO, Karber será el encargado de asumir el papel.

Anuncios

Comentarios

4 comentarios en “En busca de una guerra en el frente oriental

  1. Reblogueó esto en El Mazo de Demoliciones.

    Me gusta

    Publicado por geoffreyankders | 01/09/2016, 13:27

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: En busca de una guerra en el frente oriental – Diario Octubre - 01/09/2016

  2. Pingback: EN BUSCA DE UNA GUERRA EN EL FRENTE ORIENTAL | EL BLOG DE CARLOS - 01/09/2016

  3. Pingback: En busca de una guerra en el frente oriental – Zangolotino - 02/09/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2016
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.843 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,140,425 hits
A %d blogueros les gusta esto: