Entrada actual
Economía, Euromaidan, Maidan, Pobreza, Ucrania, Yanukovich

Las condiciones de vida se deterioran en Ucrania

odessa pobrezaLa Oficina Estadística de Ucrania ha difundido los resultados de su encuesta sobre la percepción de la situación económica por parte de los hogares ucranianos. A pesar de las dudas que puedan existir sobre la calidad de la información, relacionadas con la falta respuesta en particular, la estadística no deja de resultar de gran utilidad para seguir la evolución de las condiciones de vida en Ucrania.

El primer aspecto a destacar es que, más de veinte años después de la disolución de la Unión Soviética, se acentúa la incapacidad del Estado ucraniano por garantizar un mínimo de bienestar a su población. Destaca, en este sentido, que un 93,8% de los hogares ucranianos carecen de cualquier capacidad de ahorro, impidiendo con ello su acceso a los bienes que conforman el marco de bienestar de los países occidentales. La tendencia, además, es a un creciente deterioro de la situación. Partiendo de un 87,3% en 2008, el indicador aumenta 1,6 puntos hasta el 89,9% de 2011. Después de estabilizarse entre 2011 y 2013, año en el que se sitúa en el 86,6%, la proporción de hogares sin ahorros aumenta en 4,4 puntos en el periodo post-Maidán hasta alcanzar el 93,8% de 2015.

Sin embargo, el principal problema del país es la negativa evolución de los indicadores directamente asociados a la pobreza, incluidos los que reflejan el impacto de sus formas más extremas. En 2008, la proporción de hogares que no tenían recursos suficientes para cubrir las necesidades esenciales se situaba en un ya elevado 35,5%. La situación empeora sin embargo en los años siguientes, aumentando el indicador en más de cinco puntos porcentuales hasta situarse en el 40,6% en 2010, en paralelo al desarrollo de la crisis financiera internacional.

El periodo Yanukovich marcaba una ligera mejora de la situación, con una ligera caída de la proporción de hogares afectados hasta el 39,1% en 2013. Entre 2013 y 2015, sin embargo, la nefasta gestión social del régimen nacionalista post-Maidán provoca un aumento de nueve puntos en la proporción de hogares que no pueden cubrir sus necesidades esenciales. En 2015, prácticamente uno de cada dos hogares ucranianos, un 48,1%, se encuentra en esta situación de gran precariedad.

Aumenta también, además, la proporción de personas con escasez de recursos para simplemente hacer frente a sus necesidades de alimentación. Después de subir de un 2,6 a un 3,1% entre 2008 y 2010, el indicador se mantenía en un 3,3% en 2013. A partir de ahí, el porcentaje de personas que no pueden acceder a sus necesidades de alimentación vuelve a avanzar para terminar en un 4,9% en 2015.

La percepción de pobreza, que ya era mayoritaria en 2008, con un 56,9% de hogares que se definían como pobres, se convierte en dominante en los años siguientes. En 2012, llegan a definirse pobres un 68% de los hogares. Tras una leve caída en 2013 (67,6%), en 2015 se alcanza un nuevo máximo con el 72,3%.

Las tasas de pobreza percibida registradas en Ucrania resultan extremadamente elevadas y vienen acompañadas de un peso prácticamente nulo del grupo que podría considerarse como parte de la clase media acomodada en Europa (0,7% en 2015). El grupo de clase media-baja, el que ni se define como pobre ni como clase media en sentido estricto, cae de un 41,1% en 2008 a 36,8% en 2011, 31,6% en 2013 y 27% en 2015.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Ukrstat

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Ukrstat

Los datos presentados muestran, de forma inequívoca, el fracaso económico y social del proyecto económico de la elite que impulsó el golpe de timón en Maidán. Y nada indica que Ucrania se encuentre a las puertas de un cambio a mejor. Un 50,3% de los hogares ucranianos considera que su situación seguirá deteriorándose a lo largo de 2016 por apenas un 5,4% de ellos que piensa que podría mejorar. La percepción de deterioro esperado para 2016 es más del doble del 22,2% que se registraba en 2013 de cara al año 2014, a las puertas del acceso violento al poder de los líderes del nuevo régimen de Maidán.

Otros datos confirman la línea de decadencia económica, como algunos de los recogidos recientemente por Andriy Revenko. Entre ellos puede señalarse la caída de alrededor de un 20% de los niveles de consumo de los hogares entre 2014 y 2015, por encima del 18% de la reducción observada durante ese periodo en el nivel de ingresos. Se trata del reflejo de la crisis general de la economía ucraniana, con una nueva caída del PIB (-9,9% en el periodo considerado, seguida por una nueva reducción de -0,7% en el primer trimestre de 2016). La pérdida de ingresos se ve agravada por un incremento del 48,7% en el IPC que, al centrarse en gran medida en los gastos de vivienda y de consumo de agua, gas y electricidad, pone en grave riesgo a la población ante la llegada del próximo invierno.

Pero nada explica mejor el fracaso del nacionalismo en Ucrania que la comparación del PIB actual con el existente en 1990, antes de la caída de la Unión Soviética. Tras el descalabro económico de 2014 y 2015, este PIB es apenas equivalente al 60% del existente en 1999, según estimaciones de Revenko.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.654 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,070,147 hits
A %d blogueros les gusta esto: