Entrada actual
Alto el fuego, Bombardeos, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Ucrania

La tregua

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Ciw_zSxW0AUNbYeTruenos penetrantes rompieron el silencio en mitad de la noche. En el cielo, la luna en cuarto creciente iluminaba el campo de batalla. Los truenos resultaron ser voleas de artillería pesada. Sobre el cráter, una nube de humo negro. Entre las explosiones se podían escuchar gritos y lamentos humanos. Los disparos iluminaban la noche. Las mortales voleas alcanzaban sus objetivos.

En un determinado momento se produjo un silencio completo. Una incómoda calma cubrió la zona industrial de Avdeevka [uno de los puntos más complicados del frente en las últimas semanas-Ed]. Tras un breve momento de tranquilidad, la batalla se reanudó con mayor intensidad. Atronaban las armas, rompiendo en pedazos el ya débil acuerdo de Minsk. La tregua solo amainó al amanecer.

Igual que bomberos que luchan para acabar con las llamas, los soldados localizan el fuego para que no pueda extenderse por la ciudad. Gracias al coraje de estos soldados, las batallas están focalizadas solo en esta zona. Esa es la única diferencia entre la tregua y la fase activa de la guerra.

Igual que los ojos se acostumbran a la oscuridad, la población se acostumbra a vivir en guerra. En el transporte público, cada vez escucho más conversaciones sobre la noche anterior en el frente. Muchas veces se pueden escuchar rumores sin confirmar que cada uno ha leído sobre la guerra en internet o alguien ha visto en la televisión.

Me recuerda  los viejos tiempos, antes de la guerra, cuando discutíamos de la misma forma el último partido del Shakhtar Donetsk. Hoy en día no hay partidos de fútbol de equipos profesionales en Donetsk, han sido sustituidos por el teatro de la guerra. Como antes, la población discute los detalles del último “partido” y también sus resultados. Frías cifras informan de muertos y heridos. Es triste pensar que detrás de cada uno de esos números hay una vida humana.

Donbass vive tiempos difíciles. Desde un lugar en paz es complicado imaginar lo que es vivir a pocos kilómetros de los sangrientos campos de batalla, donde mueren personas que son exactamente iguales que tú. Pero incluso en esas circunstancias, los ciudadanos de Donetsk tratan de mantener la normalidad: trabajar, estudiar, leer libros, escuchar música, ir a los cafés, a los teatros y a los cines.

Las miradas están llenas del indescriptible dolor de la pérdida. Cada uno de nosotros ha perdido algo en esta guerra. Pero no hemos perdido la esperanza. Como una vela en una habitación a oscuras, ilumina entre la oscuridad.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La tregua – Diario Octubre - 21/05/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.923 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,082,916 hits
A %d blogueros les gusta esto: