Entrada actual
Agresión, Censura, Columnistas, Cultura, Donbass, Estado Islámico, Estados Unidos, Política exterior, Prensa, Propaganda, Putin, Rusia, Siria, Ucrania, UE

Locura imperial

Andrey PanevinSlavyangrad.org

El día a día de la locura

Cada imperio se dice a sí mismo y le dice al resto del mundo que es diferente a otros imperios y que su misión no es saquear y controlar sino educar y liberar”Edward W. Said

Leer los titulares diarios de la prensa se ha convertido en algo similar a leer un prólogo a un conflicto global escrito por un loco. A diario se publica algún complejo plan ruso para invadir Ucrania, tomar el control en Siria, o incluso planes de genocidio. Parece que cada reportero occidental ha descubierto una conspiración que, sin duda alguna, hace recaer todos los problemas del mundo sobre Vladimir Putin o el pueblo ruso; el único problema es que sus fuentes tienden a ser “anónimas” y sus historias no pueden ser verificadas. Estas abundantes y a menudo contradictorias noticias  llenan los perfiles de las redes sociales y las pantallas televisivas y se han convertido en la base de frases hechas como “agresión rusa” o “valores occidentales”, que la clase política utiliza para convencer a sus votantes de que ellos, y no el enemigo, son los más honrados. La locura de la retórica cultural y política occidental ya no es una corriente minoritaria, sino que con desconcertante facilidad, se ha establecido como principal tendencia.

Un ejemplo reciente es el de la financiación y entrenamiento de terroristas por parte de Estados Unidos y Europa, algo que ha dejado de estar relegado a la categoría de teoría de la conspiración y se discute abiertamente en las más altas esferas de la política. La constante definición de países como Rusia como amenaza igual o mayor que el Estado Islámico solo puede confirmar que esos grupos terroristas son utilizados como herramientas para desestabilizar regiones que suponen un peligro para la hegemonía estadounidense.

De forma similar, a pesar de que el asalto sin piedad de ISIS y los “rebeldes moderados” entrenados por Estados Unidos contra Assad y el pueblo sirio es un crimen contra la humanidad del nivel más alto, la prensa occidental ni siquiera pestañea ante los horrores diarios que deja el imperialismo moderno. Se ha conseguido justificar e incluso alentar esos crímenes utilizando la prensa, la educación y la cultura. Es así como Bashar Al-Assad se ha convertido en el culpable de la actual crisis de refugiados y el caos en Siria, pese a que esos problemas solo han llegado a existir a causa de la intervención occidental en Oriente Medio. Para agravar esta ignorancia, cuestionar la supuesta barbarie del Gobierno de Assad supone recibir la misma calificación utilizada contra todo aquel que trata de establecer la verdad más allá de las caricaturas de los enemigos que presenta occidente.

picone

pictwo

Periodistas y académicos como John Pilger o Stephen Cohen son calificados como  “tontos útiles” de Putin por el único crimen e presentar un punto de vista racional sobre la crisis de Ucrania. Son vapuleados e insultados por la ruidosa prensa occidental, cuyos intereses dependen directamente de quienes les financian. Incluso peor que la prensa títere y los supuestos intelectuales es el resultado de la narrativa. Este proceso ya está en marcha en Ucrania con la prohibición de literatura, cine y cultura rusa. Además de esa censura, Ucrania ha prohibido completamente el comunismo y toda simbología soviética, un jarro de agua fría para los millones de ucranianos que recuerdan con orgullo la contribución de la Unión Soviética a la victoria sobre el fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Este revisionismo de la historia y de la cultura no se limita al flagrante oportunismo de la oligarquía ucraniana, sino que también es evidente en los absurdos monumentos a las “víctimas del comunismo” en Canadá, Estados Unidos y otros lugares. No hay en ninguna gran ciudad estadounidense memorial alguno a los millones de nativos americanos asesinados durante y después del asentamiento de los blancos. Imaginen la hipócrita reacción que se produciría en Estados Unidos o Gran Bretaña si se erigiera en Moscú o Pekín un monumento al colonialismo occidental.

El constante bombardeo de propaganda contra todos los niveles de la sociedad ha creado una pseudo-realidad que abarca todos los aspectos de la vida. Ha vuelto a llegar el aniversario de la tragedia del 11-S y las imágenes de aquel fatídico día se han convertido en imposibles de diferenciar de la violencia y la destrucción que hoy en día llena los argumentos de las películas de éxito. Al eliminar la línea entre realidad y ficción es más sencillo esconder las atrocidades cometidas por Estados Unidos y sus aliados en su perpetua guerra en nombre de la “libertad”. Robóticos presentadores de noticias hablan sobre las decenas de muertos en Oriente Medio en un tono casual que refleja la falta de sensibilidad de nuestra reacción. 2996 personas murieron el 11 de septiembre, ¿pero cuántos millones han muerto en Oriente Medio durante el reino de terror de Occidente? Para poner en perspectiva esas muertes civiles, hay que examinar las decenas de miles de civiles asesinados en Palestina, Irak, Siria o Yemen tan solo en el último año a manos de Estados Unidos y sus aliados. Y ahora comparemos esos datos con la llamada guerra contra ISIS liderada por una coalición cuyos resultados son, en el mejor de los casos, insignificantes. No es tan solo una disonancia cognitiva, sino la confirmación de la efectividad de la maquinaria de propaganda occidental.

three

four

La atención selectiva es un arma esencial en el arsenal del imperialismo. Puede tomar una fotografía de un niño de tres años ahogado y explotarla en nombre de aumentar la misma violencia que le ha forzado a él y a otros como él a huir. El uso de la muerte de Aylan Kurdi no pretendía crear un proyecto de solidaridad internacional sino crear más odio y más indiferencia hacia el sufrimiento del pueblo sirio que no ha huido de su país y que es considerado un enemigo. Los líderes occidentales no han perdido la ocasión de hacer sonar los tambores de la guerra y exigir más bombardeos y más muerte en Oriente Medio. La triste ironía es que la explotación de la imagen de Aylan se reproduce en la similar propaganda producida por ISIS. En medio de la locura mediática creada alrededor de una muerte, personas mejor informadas se preguntaban por qué no suele encontrarse una reacción similar por la muerte de los civiles mencionados asesinados a manos de Occidente. Esos centenares de muertos caen en el olvido porque la clase política y los medios nos enseñan primero a temerles, después a odiarles y finalmente a ignorarles.

Esta programación social no solo ha allanado el camino para perpetuas guerras globales, sino que también ha eliminado las libertades locales en los centros imperiales. El miedo a aquellos que conspiran para “robarnos nuestra libertad” o que “nos odian” por ella que se ha inyectado a la sociedad ha evolucionado hacia algo más siniestro. Ha causado que cedamos voluntariamente nuestras libertades. El miedo ya no es un concepto confuso y extraño sino que es parte de la vida diaria. La vigilancia gubernamental de la población al completo es un accesorio de la vida moderna. La policía vestida y armada con equipamiento militar, aunque pudiera sorprender en un principio, se justifica como una necesidad para enfrentarse a las clases más bajas de la sociedad. De hecho, quienes disponen de suficiente dinero pueden incluso alquilar su propio ejército privado para protegerse de los pobres. La clave de esta evolución de la dignidad humana y de la libertad es la creación del perpetuo enemigo, un “ismo”, algo que pueda visualizarse fácilmente y que se preste al odio nacido del rechazo a nuestra propia autonomía intelectual.

covers

Ahora que nos acercamos al final del año 2015, es preciso recordar no solo las vicisitudes de aquellos países cercados por las fuerzas del imperialismo, sino también la resistencia que se ha creado. Las Fuerzas Armadas de Novorrusia están listas para repeler cualquier ataque de las tropas fascistas ucranianas. Sus filas han dejado de estar compuestas por un grupo de civiles mal equipados y se han convertido en soldados profesionales. Pese a los horrores que ha sufrido, Siria no va a doblegarse ante las fuerzas extranjeras que buscan destruirla. Rusia y China han consolidado una alianza que servirá de inspiración a otras naciones que busquen resistirse ante el imperialismo occidental. Aunque cada país y sus líderes han cometido errores por los que merecen críticas, son la primera línea de la lucha contra las fuerzas imperialistas. Es nuestro deber apoyarles y mantener el poder de la verdad, la presente y la histórica. Aunque incluya la guerra y la economía, esta lucha es también una batalla de la libertad de pensamiento en la que es preciso contrarrestar la desvergonzada propaganda con conciencia y conocimiento.

Como ya expresó el comandante Alexey Mozgovoy en su manifiesto, “emplazamos a todos los pueblos que han oído de sus abuelos y de sus padres qué es el fascismo, que se unan a nuestra lucha”.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Locura imperial

  1. Hay que seguir apoyando a los pueblos que luchan por su autonomia en contra del proyecto neoliberal a nivel mundial. Las republicas de Lugansk y Donestk tienen que alcanzar su independencia sino logran que Kiev les respete su estatus cultural y politico por fuera de la ideologia nazi que caracteriza a este gobierno ucraniano.

    Me gusta

    Publicado por Edgar Palacio | 05/10/2015, 23:27

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2015
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.672 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,133,338 hits
A %d blogueros les gusta esto: