Entrada actual
Análisis político, Economía, Estados Unidos, Minsk, Política, Política exterior, Poroshenko, Putin, Ucrania, Unión Europea, Yatseniuk

La derrota de Poroshenko

Artículo original de Anatoliy Shariy/Traducción de Nahia Sanzo

poroshenko yatseniukPetro Poroshenko tiene problemas a los que solo son ajenos los “votantes indecisos” o la parte del equipo de Poroshenko que espera su caída. Sí, es su propio séquito el que desea su caída, porque solo un idiota o un motivadísimo actor haciendo de idiota podría ignorar la cantidad de golpes que el presidente ha sufrido en el breve tiempo que lleva en su puesto. Como ya he dicho, los ataques a Petro Alekseyevich han sido demasiado abiertos, públicos, para no notarlos y para no responder a ellos.

Su aprobación en el país ha caído y a sus odiados enemigos se han unido ahora algunos de sus desengañados “aliados”. Pero el prestigio de nuestro presidente cae con rapidez también a nivel internacional. Sus enemigos hacen cuanto pueden para facilitar su caída, como, por ejemplo, bloquear los convoyes de ayuda humanitaria.

Petro Alekseyevich no fue invitado a reunirse con Donald Tusk es su reciente visita a Varsovia y tampoco en Bruselas. Y esta no era una reunión ordinaria, sino una significativa: la primera sesión del Consejo de Asociación. El 16 de diciembre, “The European Truth” publicaba un artículo en el que describía las razones:

“Donald Tusk, el nuevo presidente del Consejo de Europa, estaba en contra de la reunión. Tusk aseguró que no era el momento para dicha visita, por lo que recomendaba a Poroshenko que no la realizara. Pero esta amigo incondicional de nuestro país no debe ofenderse por ello, explicó el ex primer ministro polaco. Está en lo cierto: los europeos están “cansados” de Ucrania. Puede que dentro de poco, la palabra “Ucrania” les irrite”.

Después de “olvidarse” de Poroshenko, invitaron al primer ministro Yatseniuk, aunque el líder del Gobierno fue relegado a un papel secundario.

“La primera reunión del Consejo de Asociación no aportó gran ayuda para los participantes ucranianos. El comunicado de prensa oficial no contenía una sola palabra sobre nueva ayuda de la UE. El primer ministro Yatseniuk no pudo esconder su enfado al comparecer ante la prensa.

La mejor muestra del problema es la conversación entre Yatseniuk y el comisario Johannes Hahn en la rueda de prensa. Respondiendo a la exigencia de Yatseniuk de “Ucrania necesitaba dinero ayer”, el comisario respondió que no habrá dinero “ayer” o, de hecho, tampoco “hoy”. Habrá dinero solo cuando Ucrania ponga en marcha “reformas”.

Nadie juega ya a la diplomacia ni intenta demostrar amistad. El tiempo para garantías ya pasó y ahora es momento de dar cuenta de los progresos, pero Europa no detecta signo alguno del deseo de Ucrania de realizar reforma alguna. Delante de la prensa, Yatseniuk continuó insistiendo en que su país necesita dinero: “Necesitamos dinero para que puedan producirse cambios”.

Johannes Hahn se mantuvo implacable: “Estamos preparados para ofrecer a Ucrania un nivel sin precedentes de ayuda financiera, y queremos ofrecerlo, pero quiero dejar claro algo: las reformas son el requisito para la asistencia”. El representante europeo dejó claro que la UE observa muy de cerca la situación del Gobierno ucraniano. La situación parece clara. “El Gobierno ucraniano aún no ha creado la posición de viceprimer ministro para la integración europea y algunos ministerios se han deshecho de los viceministros para asuntos europeos, que en teoría debían ser nombrados por medio de un proceso competitivo”.

¿Por qué Occidente ignora al presidente de Ucrania? Aparentemente, no se trata únicamente de “fatiga ucraniana”, sino cansancio de las constantes demandas de Kiev de que se cumplan su exigencias políticas y financieras. Y no es solo la Unión Europea, Estados Unidos también está cansado.

Y mientras el papel del primer ministro de mendigo desesperado sigue siendo enteramente aceptable para Occidente, el presidente habría lanzado otra ronda de exigencias de ayuda militar, que habrían puesto a la Unión Europea y Estados Unidos en una posición de socios irresponsables que no quieren ayudar a la “joven democracia ucraniana”. Y eso no se podía permitir, así que Poroshenko no fue invitado. Poroshenko, que en principio debería comprender la diferencia entre los acuerdos de caballeros y las declaraciones públicas, ya ha puesto a sus “socios occidentales” en posiciones comprometidas más de una vez. Recibió promesas, pero las promesas se incumplen. Incluso aunque alguien haya prometido algo, no ha de hacerse de ello una exigencia pública, frente al mundo, de que se cumpla dicha promesa.

Sin nada de qué hablar con Poroshenko además de la asistencia militar que nadie está dispuesta a ofrecer, el presidente es fácilmente reemplazaba por Yatseniuk, que solo iba a pedir dinero. Yatseniuk lo acepta porque supone asumir el liderazgo en la negociación, aunque esta no ofrezca resultados, sobre la situación económica del país. En la interpretación de Yatseniuk, además, el primer ministro ha obtenido algunas “victorias”, como el anuncio de Donald Tusk el 21 de diciembre en el que confirmó que Ucrania podría recibir hasta 2.000 millones de dólares de la Unión Europea.

“Nos enfrentamos a una situación que requiere una respuesta inmediata, así que no podemos esperar hasta el año que viene, que podría ser demasiado tarde incluso para este año. La situación requiere asistencia financiera y estamos preparado para ello. No es la suma que Ucrania necesita, porque es una suma muy elevada, pero es una cantidad importante”.

Curiosamente, Arseniy Petrovich no está dispuesto a admitir ante los ucranianos los verdaderos motivos de esta ayuda de la UE, principalmente el descenso en la calificación de la deuda soberana del país por parte de la agencia de calificación Standard and Poor el 19 de diciembre. S&P redujo la calificación de la divisa extranjera de Ucrania de CCC a CCC-. Las previsiones a futuro quedan reducidas de “estable” a “negativo”, lo que significa que esto puede empeorar en los próximos meses. S&P también redujo la calificación de garantía de la divisa nacional a largo plazo de B- a CCC+, con las previsiones modificadas de “estable” a “negativo”. La calificación del crédito a corto plazo pasó de B a C en la escala de uaBBB- a uaB+.

En la terminología de S&P, una calificación de CCC- indica que el país está al borde de entrar en suspensión de pagos y tiene pocas posibilidades de mejorar su situación. “Si las actuales condiciones no cambian, concretamente si el país no recibe asistencia financiera internacional  adicional, Ucrania puede declarar la suspensión de pagos en los próximos meses”. Esas son las verdaderas razones de la asistencia económica de la UE, no los ruegos y promesas de Yatseniuk,  lo que tampoco le impidió presentar los hechos como una victoria a nivel internacional. Y mientras tanto, Poroshenko sigue sin nada de lo que presumir.

Por supuesto, Poroshenko viajó a Varsovia, donde Tusk se negó a recibirle, pero tampoco los polacos  pudieron disimular su decepción con el presidente ucraniano. “Poroshenko encontró pocas buenas palabras sobre la historia reciente de Polonia, el asunto Volyn, y se tuvo que apoyar en una fórmula ya probada: las palabras de Juan Pablo II… Y eso funciona de momento, pero por desgracia, no encontró un lugar para nosotros en su afán por solucionar los actuales problemas de Ucrania. Poroshenko no lo quisiera, que no veía un escenario en el que Polonia estuviera involucrada, sino que simplemente lo entiende como un hecho. No hay sitio para Polonia en Minsk, así que el futuro de Ucrania se decide sin participación polaca. Es evidente que Poroshenko ve a Polonia como un representante a largo plazo, pero no como un aliado estratégico, al menos no de momento. Ayer habló con Merkel, Hollande y Putin sobre el desarrollo de los acontecimientos en Ucrania. Polonia no participó en la conversación. De hecho, Poroshenko nunca ha dicho que vea las negociaciones con presencia de Polonia. Si ha dicho algo, ha dicho lo contrario”.

Y mientras las relaciones UE-Ucrania se enfrían, la relación UE-Rusia vuelve a un formato más cordial. Por ejemplo, el 19 de diciembre, Angela Merkel afirmó que “hay que hacer cumplir su palabra” a Putin. “SI dice que está comprometido con la integridad territorial de Ucrania, tenemos que tomarle la palabra y trabajar para cumplirlo”.

¿Qué palabra, la del agresor, la del invasor? ¿Y qué pasa con la palabra del presidente de Ucrania? Si se añade a esto el nombramiento de Aleksandr Turchinov para el puesto de Secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania y la imagen de la derrota de Poroshenko está clara.

Las élites regionales ya no se preguntan con quién tienen que negociar, ya todo está claro. El asesor del ministro del Interior Gerarshchenko ya ni siquiera trata de ocultar en quién se ha convertido el nuevo líder del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional: “En realidad, Aleksandr Turchinov será el vicepresidente de Ucrania responsable de los asuntos de defensa, seguridad, el semidestruido complejo militar industrial y la estrategia para regular el conflicto que Rusia inició con su incursión en Crimea”.

Petro Alekseyevich, ¿ves lo que está pasando?

Comentarios

Un comentario en “La derrota de Poroshenko

  1. que haz hecho poroshenko esbirro del sionismo

    Me gusta

    Publicado por deep | 07/02/2015, 09:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.570 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.323.535 hits
A %d blogueros les gusta esto: