Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, Guerra Civil, Novorossiya, Testimonio, Ucrania

Donetsk: Signos de guerra, signos de paz

Crónica de Yulia Malkina, parte de una serie que relata su viaje a Donbass para Liva.comdonetsktreeAyer, por primera vez en mi vida, vi un tanque. Nos estaba en un pedestal, ni era un homenaje a la Segunda Guerra Mundial, sino que estaba ahí, mirándome con su frío y solitario ojo desde el jardín de algún agricultor. Ayer, por primera vez, vi lo que realmente significa la guerra. Se puede identificar los lugares por los que ha pasado la guerra por las ventanas rotas y por los impactos de bala.

La gente local cuanta que el trayecto entre Kostantinovka y Donetsk no supera normalmente los cuarenta minutos, pero en realidad tardamos más de tres horas. El chófer, un experimentado hombre mayor, eligió carreteras secundarias, lejos de la vía principal, así que la vista desde el autobús estaba limitada por el bosque, las colinas o las vallas. En cada uno de los puestos de control, hombres armados revisan los documentos y desean buen viaje, muchos de ellos desean incluso feliz navidad. Pero aun así, es doloroso mirarles, a veces incluso da cierto respeto.

Me sorprendió que no había más de un kilómetro de distancia entre los dos puestos de control, uno del ejército ucraniano y otro de la República Popular de Donetsk. Ambos estaban controlados por chicos de 18-19 años, niños adultos con grandes ojos temerosos.

Ventanas contrachapadas, edificios de oficinas agujereados por fragmentos de proyectiles, restos de las barricadas, esas son las cosas que se ven al entrar en Donetsk. Y entonces se ve a la gente. Caminan rápido volviendo del trabajo, con bolsas de comida en la mano, hablando por sus móviles. Están en constante movimiento, contándose historias, abrazándose, fumando a las puertas de los edificios oficiales, o discutiendo sus planes de Año Nuevo en el autobús. De repente, es evidente que la vida continúa, a pesar de todo, y que la población solo quiere seguir adelante: construir casas, trabajar, casarse, traer niños al mundo. Por cierto, los salones de bodas están ocupados, ofreciendo grandes descuentos, porque todos comprenden que ahora la población no dispone de tanto dinero.

Ahora hay calefacción y agua caliente en los pisos, pero los residentes ahorran agua porque recuerdan el verano pasado, cuando no había agua por culpa de la intensidad de las batallas. Y saben que todavía quedan los que aún no han podido restaurar sus viviendas, golpeadas por las bombas. Así que ahorran agua también por solidaridad con los demás. Nos repiten varias veces, orgullosos, que los servicios públicos ya funcionan con normalidad, que Donetsk es ahora más limpia de lo que lo era antes de la guerra.

Y la verdad es que, al pasear por la ciudad, se nota que, a pesar de la destrucción y del cierre de tiendas y centros comerciales, la población se preocupa por el aspecto de la ciudad. Aunque menos que en otras ciudades, se nota la expectación por las fiestas. Un gran árbol de Navidad preside la plaza central (la plaza de Lenin-Ed) y en el teatro se representa El Cascanueces.

Mi acompañante estuvo aquí, visitando a su familia, hace nueve meses. Dice que ahora se ve la mitad de la gente que entonces se veía por las calles. La población local cuenta que en verano la ciudad estaba prácticamente desierta. Ahora, muchos desplazados o refugiados han empezado a volver a sus casas. Apenas se ven coches por la calle. El tráfico recuerda al de Kiev en una noche de julio. Pero el transporte público funciona con normalidad, igual que antes de la guerra.

Ayer, al llegar a la parada del autobús, una chica nos entregó un panfleto con una invitación a una feria callejera en la que se vendían mandarinas de Abjasia a precio subvencionado: 9,50 UAH el kilo (60 céntimos de dólar) en la plaza de Lenin, en el centro de la ciudad. Como fan de las mandarinas, no me lo podía perder. Un canal de televisión local anunció también una feria navideña, así que asumimos que mucha gente se acercaría a la plaza. Y así fue. Parecía que toda la ciudad se había reunido allí. Al acercarnos, oímos a alguien cantar canciones infantiles de Shrek, los animales de Madagascar y otras canciones de programas infantiles. Pero esta vez, los personajes eran Bob Esponja, la pequeña Masha y una cebra. Y cantaban: Bob Esponja: “Queremos hamburguesas y anchoas”; Masha: “Pero no tenemos dinero para hamburguesas y anchoas”.

En la obra, la pequeña Masha convence a sus amigos de comer frutos, porque son más sanos y crecen en los árboles del bosque. Es algo simple, pero era evidente que los niños lo estaban disfrutando. Mientras, los adultos se agolpaban en la cola para las tartas, caramelos, leche, queso o mandarinas. No esperamos, porque a pesar de lo atractivo del precio, nada puede convencerme para esperar hora y media por unas mandarinas.

Tomamos café etíope en una cafetería local de dueños de ese país. Habían abierto el café justo antes de que empezara la guerra. En aquel momento contrataron empleados, pero ahora están ellos solos para ahorrar dinero. A las siete de la tarde, todas las tiendas y gran parte de los cafés ya han cerrado y las calles se vacían mucho antes de que llegue el toque de queda. Quizá como desagravio a Kiev, la República Popular de Donetsk ha cambiado la hora a la de Moscú, ya que dicen que 23 años, Kiev atrasó la hora como desafío a Moscú.

Donetsk ha resultado ser una ciudad sorprendentemente bonita. Durante todo el día, me he sorprendido mirando los elegantes edificios construidos a principios y a mediados del siglo XX. Se hace raro pensar que nunca antes, en tiempos de paz, se me ocurriera venir aquí”.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.815 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.301.303 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: