Entrada actual
Artículo, Opinión

Por qué Ucrania importa. O debería importarnos.

Por Nahia Sanzo.

El primer partido de temporada del Shakhtar Donetsk jamás habría sido noticia en Televisión Española de no ser por la guerra que asola parte del país, y que afecta directamente a todos los aspectos de la vida de toda la región de Donbass. Curiosamente, la guerra fue una vez más ignorada y la audiencia de ese informativo matutino no recibió la información más importante de ese día: una matanza de civiles en plena calle en la ciudad de Gorlovka.

La guerra afecta también al fútbol y como los refugiados que Europa ignora, el Shakhtar se ve obligado a salir de su casa para jugar sus partidos. Ni los jugadores extranjeros quieren volver a Ucrania ni el equipo puede disponer del fantástico Donbass Arena, un campo que los aficionados españoles deberían recordar como el escenario de uno de los partidos más intensos de la selección española en los últimos años. Cesc Fábregas marcaba el penalti decisivo que daba a España así la posibilidad de hacer lo que nadie había hecho antes: encadenar Eurocopa, Mundial y Eurocopa.

Fotografía: Los jugadores extranjeros del Shakhtar, en su mayoría latinos, no quieren regresar a Ucrania (Foto: Difusión)

El partido ponía también al Gobierno en una posición de tener que decidir si boicotear la final o asistir al partido y arriesgarse a una foto junto al entonces presidente Yanukovich. En lo más duro de una crisis económica que había supuesto en esas semanas un rescate bancario que marcaría la política y la economía del país durante meses, el valor de una foto que mostrara a España victoriosa pudo entonces con los valores europeos de democracia y derechos humanos, tan repetido esos días para criticar al presidente ucraniano, ya entonces más que señalado.

Fotografía: España campeón de la Eurocopa. (cc) betacontinua

Hoy esos valores europeos siguen siendo parte del discurso político, en boca también del nuevo Gobierno ucraniano, heredero de un golpe de estado aceptado, si no promovido, por la propia Unión Europea. Ucrania grita separatismo e invasión rusa y la Unión Europea responde con sanciones, ignorando bombardeos de zonas civiles o uso indiscriminado de cohetes no guiados GRAD en zonas urbanas, prohibido por las convenciones internacionales y denunciado ya por Human Rights Watch, una organización que no se prodiga en la defensa de Rusia.

Con la democracia y la defensa de los derechos humanos como únicos signos de identidad ahora que la crisis económica se ha llevado por delante todo lo demás, la Unión Europea, y gran parte de la prensa mayoritaria, se aferra a defender a un Gobierno con el que ya ha firmado un acuerdo de asociación, un Gobierno del que ha alabado su moderación. Ante acusaciones de uso excesivo de la violencia, Europa levanta discretamente la prohibición de exportar armas a Ucrania, un embargo justificado en febrero ante la posibilidad de que existiera violencia policial ante los manifestantes de Maidan. Europa exigía justicia entonces pero calla ahora que la violencia es parte de la vida de toda la población de Donbass que no ha huido aún de sus casas.

Aunque el número de civiles muertos aumenta a diario, seguramente no supere el de Gaza, ni se supere el nivel de destrozo de infraestructuras de una guerra larga como la siria. Lo particular de esta guerra no es que se produzca en plena Europa, sino que se está librando en nombre de Europa, en nombre de la Unión Europea y de unos valores europeos que deberían incluir el respeto a la vida y los derechos de las minorías. Ante el atronador silencio de las autoridades de la Unión Europea, cómplices o no de un golpe de Estado que marcó un punto de inflexión en una crisis mucho más compleja, el Gobierno ucraniano libra una guerra contra un pueblo que aún dice ver como suyo.

Fotografía: Refugiados esperan en frente de un hotel en el centro de Donetsk © AFP

Con al menos una visita al año Donbass Arena durante los años de Willian y Lucescu, los periodistas deportivos cobran ventaja ante otros periodistas, que poca atención han prestado a la región hasta hace escasos meses. ¿Será por eso que sí se comente un partido del Shakhtar y no las terribles imágenes de civiles asesinados en plena calle en Gorlovka? Ante la cantidad de bajas civiles y la destrucción de las infraestructuras y la economía de la región, el estatus del Shakhtar no es más que una anécdota, pero esconde también la posibilidad de que se haga realidad un comentario de una de esas corresponsales deportivas, que en la previa de aquella semifinal de la Euro 2012 comentaba que Donetsk era el campo de fútbol y poco más. El resto de la ciudad no era gran cosa.

Con las tropas ucranianas a las puertas y con la posibilidad de una batalla cercana, crece el temor a que tras ella quede intacto el campo y poco más no solo de Donetsk sino también de Lugansk o el resto de poblaciones de la zona. Si queda algo de los valores que la Unión Europea dice defender, la población europea debe comprender que es también su responsabilidad prestar un mínimo de atención a una guerra que nada tiene que ver con una operación antiterrorista, una explosión esporádica de separatismo o la no por repetida real invasión rusa. Con sus actos y con su silencio, Europa permite que se libre, en su nombre y en el nuestro, una batalla que más se asemeja a una limpieza étnica que a una operación militar legítima y que es una batalla en una guerra económica que no ha hecho más que empezar y de la debemos exigir saber por qué somos parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

agosto 2014
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.516 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.327.960 hits
A %d blogueros les gusta esto: