Entrada actual
2 de mayo, Odessa, Rusia, Ucrania

¿Demasiado tarde?

Artículo Original: Ukraina.ru

Recientemente, Rusia ha celebrado una reunión informal según la “fórmula Arria” en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para tratar la tragedia ocurrida en Odessa el 2 de mayo de 2014. En esta reunión participó el exdiputado del Consejo Regional de Odessa, líder del movimiento comunista Borotba y superviviente del infierno de ese día en la Casa de los Sindicatos, Alexey Albu.

Alexey, ¿se puede llamar a esta reunión el primer intento serio de sacar el tema de la tragedia del 2 de mayo a nivel internacional en siete años?

No, no es la primera vez que se trata el tema a nivel oficial. Ha ocurrido tanto en el Parlamento Europeo como en otras estructuras internacionales. La madre de Andrey Brazhevsky fue al Parlamento Europeo con un informe ya en julio de 2014, pero la reacción de los participantes fue más o menos la misma que la reacción de los diplomáticos occidentales ante nuestras declaraciones. Oyen, pero no quieren escuchar. No se puede decir lo mismo de algunos ciudadanos europeos, que han nombrado plazas en honor a los mártires de Odessa.

¿Es demasiado tarde? ¿Por qué, en tu opinión, este tipo de actos no se produjeron un año o dos después de los hechos?

No creo que sea demasiado tarde. Al fin y al cabo, el crimen nunca ha sido investigado. Sin embargo, creo que es importante insistir en que este acto no se organizó solo para discutir la masacre de Odessa. Buscaba comprender los factores que actualmente catalizan el conflicto en Ucrania. Y la tragedia del 2 de mayo es uno de ellos.

Háblanos de cómo Viacheslav Markin y Andrey Brazhevsky fueron asesinados tras salir de la Casa de los Sindicatos. ¿Se han notificado oficialmente las causas de sus muertes y de las de los demás muertos en el campo de Kulikovo aquel día?

Todo lo que actualmente se califica de oficial en Ucrania es, por desgracia, sinónimo de falso y de simulación. Hemos visto durante siete años a las autoridades ucranianas sabotear la investigación y, pese a todos los testimonios y pruebas evidentes, seguir tapando quiénes son los verdaderos organizadores y perpetradores de los asesinatos. Es decir, cuando hablé de Viacheslav Markin y Andrey Brazhevksy no lo hacía según los certificados oficiales u opiniones de los expertos sino por las grabaciones que he visto y por los testimonios de los testigos.

¿Cómo valoras el efecto que tus palabras y las de otros participantes invitados por Rusia?

El agua erosiona la piedra. Naturalmente, tras nuestras palabras, nadie va a ir a iniciar una investigación contra Parubiy, Turchinov o Kolomoisky ni otros altos cargos, pero la verdad de aquel terrible día cada vez se hace más difícil de ocultar. Gente corriente que vive en Europa y en Estados Unidos ha ido a las embajadas ucranianas a realizar actos de homenaje y a preguntar a sus gobiernos por qué impuestos recaudados en su país se destinan a apoyar al gobierno nacionalista ucraniano. Por ese motivo, la iniciativa de los diplomáticos rusos es tan importante para nosotros.

¿Por qué se ausentaron los representantes ucranianos de la vista?

La parte ucraniana simplemente no tiene nada que objetar. Comprenden que las mentiras difundidas por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la prensa oficial pueden ser refutadas en cuestión de minutos. Así que, para evitar el efecto Streisand, prefieren mantenerse en silencio.

¿Cuál fue la reacción de los presentes, especialmente de los países occidentales, a tus palabras?

La reacción fue algo extraña. En lugar de hacer preguntas sobre lo dicho, en lugar de remarcar los hechos con los que no están de acuerdo, escuchamos acusaciones infundadas sobre Rusia. Señores, permítanme, no fueron los rusos quienes asesinaron a los muertos de la Casa de los Sindicatos. Fueron los neonazis ucranianos. Me sorprendió negativamente la actitud de India y China, que no son países que, como Estonia, tienen intereses. En teoría, deberían haber tenido una postura independiente y equilibrada. Pero, por algún motivo que se me escapa, tomaron la misma línea que sus colegas occidentales. Pese a ello, varios diplomáticos expresaron fuertes condenas contra el neonazismo y estoy agradecido por ello. Se expresaron así los representantes de México, Siria y Bielorrusia.

¿Teme occidente mencionar las verdades incómodas sobre el 2 de mayo? ¿Es posible romper el bloqueo informativo al respecto?

No creo que occidente lo tema. Ucrania lo teme. Pero gracias a que el régimen ucraniano es un títere, su maestro hace todo lo necesario para protegerle, incluyendo atraer a miembros del Consejo a su alianza geopolítica: Gran Bretaña y otros países. Con respecto al bloqueo informativo, existe y es difícil difundir un punto de vista alternativo a los puntos de vista occidentales. Pero no es imposible.

Por favor, háblanos de las palabras de Vladimir Bodelan, que recientemente ha dicho que los bomberos no fueron a la Casa de los Sindicatos porque temían por sus vidas frente a los “activistas de Maidan”. ¿Debería él, como jefe del Ministerio de Situaciones de Emergencia ser considerado responsable de las muertes de la Casa de los Sindicatos?

Una de las líneas de defensa de Ucrania es descargar de responsabilidad de lo que ocurrió a aquellos que llevaron a los militantes a Odessa, a quienes organizaron sus actos, les pagaron, dieron órdenes de “desplegarse en el campo de Kulikovo”, crearon grupos y los armaron y culparon a “quienes no se marcharon al ver el peligro”, “llevaron a la gente a la Casa de los Sindicatos”, “no garantizaron el orden en la ciudad”, “encendieron el fuego incorrecto”. Por eso, el exjefe del Ministerio de Situaciones de Emergencia en Odessa está siendo acosado. Así que, en defensa de Vladimir Bodelan, puedo decir lo siguiente: en aquel momento, nadie sabía ni esperaba que fueran a venir deliberadamente a matarnos. Yo tampoco lo creí cuando entré en la Casa de los Sindicatos. Cuando una brigada de bomberos fue enviada al centro de la ciudad, los rescatistas fueron apaleados y el camión utilizado por los nazis para romper el cordón policial. Hay que recordar también que uno de los bomberos murió aquel día y que los atacantes impidieron a los empleados de Emergencias hacer su trabajo, incluyendo el despliegue de mangueras. Así que, si yo hubiera estado en su posición, puede que también me hubiera costado tomar la decisión de enviar otro camión. Pero, repito, la culpa no es de los rescatistas sino de los asesinos y sus supervisores.

¿Crees que se castigará a los verdaderos culpables de la tragedia? ¿En qué condiciones será posible?

No es que lo crea, es que sé que va a pasar. Igual que algunos nazis de 80 años han dado a parar en la cárcel, los culpables de este crimen sufrirán el castigo que merecen. Todas las pruebas están ahí. El retraso solo se debe a la situación política en el país. En cuanto cambie, las cosas se moverán y el proceso continuará.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.791 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.428.014 hits
A %d blogueros les gusta esto: