Entrada actual
2 de mayo, Donbass, Euromaidan, Extrema Derecha, Fascismo, Maidan, Odessa

“Entonces parecía que el Gobierno se vería forzado a un compromiso, a tener en cuenta nuestros intereses”

Artículo Original: Alexander Kots / Komsomolskaya Pravda

Conocí a Alexander Vasiliev en Donetsk cuando preparaba un artículo sobre los emigrados políticos de Ucrania. En aquel momento, no solo llegaban a Donbass voluntarios dispuestos a tomar las armas en el frente, sino también activistas prorrusos amenazados con causas penales en las ciudades ucranianas por su posición política. Alexander, exdiputado del Consejo Local de Odessa y participante activo del movimiento prorruso, consiguió salir de su ciudad natal en lugar de esperar una visita del SBU.

Seis años después de la tragedia de la Casa de los Sindicatos, donde según los datos oficiales murieron 48 personas, charlamos sobre cómo la ciudad no se levantó contra los asesinos.

De forma esquemática, la tragedia de Odessa se ve como el enfrentamiento entre dos subculturas: nacionalistas y vatniks. ¿Fue el movimiento ruso de Odessa realmente eso, qué tipo de personas había en la Casa de los Sindicatos?

Fue, por supuesto, algo sin uniformidad y bastante masivo. Había varias fuerzas internas y corrientes. Estaba la gente que ya participaba en la política antes de Maidan: diputados como Igor Markov, gente del Consejo Local, como yo, por ejemplo. Esa era la parte institucional de la fuerza política, pero en vísperas de Maidan había un conflicto muy fuerte con el Partido de las Regiones de Yanukovich, que había iniciado el camino a la integración europea. Y la parte institucional simplemente desapareció. Markov estuvo en prisión, se cerraron los canales de televisión, los negocios se cerraron y se abrieron un montón de causas penales. Muchos se marcharon ya entonces. El diputado del Consejo Regional Vadim Savenko después luchó en la milicia en Donbass como comandante. En tiempos de Maidan ya se había marchado. Y después de Maidan, se unieron al movimiento ruso mucha gente nueva que no tenía experiencia política. Había grupos de izquierda patriótica, comunistas, miembros del Komsomol, socialistas, grupos bajo la bandera roja del pasado soviético. Había grupos nacionalistas rusos, cosacos, ortodoxos. Gente muy diferente, pero no había conflicto entre ellos.

¿Qué les unía?

La idea de rechazar Maidan y el golpe. Todos comprendían que esto llevaría irremediablemente a una nueva ronda de ucranización, política antirrusa y descomunización.

Me sigo preguntando por qué en Odessa no salió bien. ¿Puede que fuera un problema de falta de unidad, débil organización?

Eso también, claro. Pero la mayoría no tenía experiencia política. Cuando un movimiento crece hasta varios miles de personas, hace falta capacidad de gestión. Un gestor ordinario o un poeta no está preparado para ser responsable de tanta gente y tantos acontecimientos. Y los políticos profesionales que se quedaron en la ciudad y que hasta entonces se habían presentado como prorrusos, tenían premios de Rusia, incluso la “orden de la amistad”, eligieron echarse a un lado. Salid ahí fuera con banderas y nosotros veremos desde aquí qué podéis hacer.

Todo parecía ir bien al principio, miles de personas se manifestaron con banderas rusas.

El público de Maidan tenía miedo de que Ucrania pudiera perder Odessa. Sabían que el equilibrio de poder en la ciudad no estaba a su favor. Pero el movimiento prorruso en Odessa estaba centrado en el formato político pacífico. A la gente le parecía que si éramos muchos y nos manifestábamos por Odessa en cantidades impresionantes y hacíamos nuestras demandas, las autoridades nos harían caso y comenzarían las negociaciones. Ahora parece algo ingenuo, pero entonces parecía que el Gobierno se vería forzado a un compromiso, a tener en cuenta nuestros intereses, todo ello sin que hubiera derramamiento de sangre. Muchos se unieron a nuestra causa porque no aceptaban la violencia. Lo máximo eran enfrentamientos callejeros. Hasta el 2 de mayo, hubo varios y en cada ocasión, anti-Maidan ganó esos enfrentamientos. Nadie en nuestro lado quería ser el primero en derramar sangre. Al final, ese factor hizo que esas personas fueran las futuras víctimas.

¿Quiénes eran los oponentes? ¿Eran todos de ideología Nazi?

Los nacionalistas ucranianos tradicionales no tenían los recursos que nosotros teníamos. Eran prácticamente marginales, intentaban alejarse de nosotros porque el nacionalismo ucraniano en Odessa estaba en baja forma. Pero Maidan removió todo el país y hubo muchos ciudadanos de Odessa que participaron en las revueltas callejeras en Kiev y fueron adquiriendo una ideología. Y volvieron a la ciudad a establecer un nuevo orden. En ese contexto, especialmente el Servicio de Seguridad, estaba lleno de miembros del crimen organizados. Inmediatamente empezaron a juntarse bajo esa bandera en cuanto cambió el poder.

¿Los políticos se unieron?

Sí, como el exdiputado del Partido de las Regiones, el ahora muy conocido señor Goncharenko, que en los primeros días empezó a ir al Consejo Regional con la bandera de Ucrania, que nunca había llevado antes. Hubo muchos así. Finalmente, los ciudadanos cayeron víctimas de la propaganda masiva. Después de que el Senado ruso aprobara en marzo el uso de tropas en el extranjero [se refería a Crimea-Ed], todos los canales de Odessa abrieron ese día con grandes titulares “Rusia declara la guerra a Ucrania”. Empezaron a intimidar a la gente con que iban a venir tanques y bombarderos rusos. Hubo grandes manifestaciones contra la guerra. Desde los primeros días de marzo, esa propaganda creció. Los rumores de columnas militares que venían desde Crimea o Transnistria crearon histeria. Y todo contribuyó a que crecieran las fuerzas proucranianas entre aquellos que temían una “invasión rusa”.

Pero muchos de ellos posiblemente eran personas que no estaban dispuestas a luchar o a morir. ¿Por qué el 2 de mayo, teniendo ventaja, los prorrusos acabaron siendo las víctimas?

En primer lugar, la división afectó al movimiento, no había movilización total y no era posible unificar la lucha. En segundo lugar, el enemigo estaba claramente preparándose para los hechos, también con gente venida de fuera, que no eran de Odessa y llegaron con un propósito concreto.

Sigue sin estar claro por qué toda Odessa, después de lo ocurrido en la Casa de los Sindicatos, no se levantó al unísono y no echó a estos inhumanos a golpes con la escoba…

De hecho, el 2 de mayo hubo enfrentamientos por toda la ciudad. La tragedia de la Casa de los Sindicatos fue ya al final, cuando una parte vino a disfrutar de los frutos de su victoria. Pero sí hubo consecuencias. El 4 de mayo, un gran grupo se reunió alrededor de la Comisaría de Odessa en la que estaban detenidos los activistas. Muchos salieron de Odessa inmediatamente, porque temían ser represaliados. Pero otros muchos fueron detenidos porque no pudieron salir rápidamente a regiones vecinas. El edificio fue asaltado y todos los detenidos fueron liberados. ¿Por qué no se fue más allá? En aquel momento, el movimiento organizado ya no existía, había sido aplastado. Los líderes o habían muerto, o se habían marchado o estaban en la clandestinidad. Cualquier acción requiere organización y no había organización.

Muchos de mis amigos en la milicia, incluyendo algunos de Odessa, se unieron a la lucha tras el 2 de mayo. Para defender Odessa no hubo nadie…

Por desgracia, el asalto a la comisaría fue el máximo al que se podía llegar entonces. Aunque todo el verano de 2014 en Odessa operaron grupos clandestinos que llegaron a hacer explotar las vías por las que se enviaban tropas a Donbass. Esta gente fue encarcelada. Si no hay una organización de apoyo externo, la población local en esas condiciones no puede hacer nada. No hay ejemplo histórico alguno de ello.

¿Y con apoyo de Rusia?

Puede ser. Por cierto, sé que en Donbass está estrictamente prohibido transferir armas y munición fuera de las Repúblicas, también a Odessa, da igual si se suplica. Así que los grupos clandestinos no tenían herramientas.

Existe la opinión de que Rusia traicionó a Odessa.

Bueno, es una forma de resentimiento mutuo. Para los rusos, esto es lo primero. Algunos se ofendieron y dijeron: no nos habéis ayudado. Los otros: ¿por qué no os las arreglasteis solos? Son emociones que no quiero entrar a valorar. Por parte de Rusia, hubo actividad en Odessa, pero se limitó al formato sociopolítico. No estamos hablando de tomar el poder ni nada de eso. Después del 2 de mayo, el movimiento social ruso estaba muerto, mucha gente fue a prisión.

¿Y los miles de personas que salieron a la calle con banderas rusas dónde están? ¿Por qué no se les oye? ¿Sigue siendo Odessa una ciudad rusa?

Para ser escuchados hay que tener medios, internet, redes sociales. Ahora mismo en Ucrania es imposible. Nadie da voz a posturas prorrusas. Hubo un tiempo en el que teníamos nuestra prensa, por eso en Ucrania consideraban a Odessa la capital del separatismo y el odio a Ucrania antes de Maidan. Pero el aparato represivo aumentó en Ucrania después de Maidan. Así que los activistas prorrusos de Odessa solo pretenden ya sobrevivir físicamente. No hay que esperar que hablen, son ciudadanos ordinarios. Pero esa gente está ahí. Y lo evidencian las declaraciones del nacionalismo ucraniano en Odessa: “Caminamos sobre hielo fino, todo el mundo nos odia, nos miran mal, solo están esperando la oportunidad para destruirnos”. El hecho es que en Odessa siguen siendo una minoría según sus propias declaraciones, pero ahora es más agresiva.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.736 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.111 hits
A %d blogueros les gusta esto: