Entrada actual
2 de mayo, Extrema Derecha, Fascismo, Odessa, Ucrania

Odessa exige una investigación

Artículo Original: Ukraina.ru

Los diputados del Consejo Regional de Odessa aprobaron, en la sesión celebrada el 3 de marzo, una petición al presidente de Ucrania y la Fiscalía General para investigar los trágicos hechos ocurridos en Odessa el 2 de mayo de 2014.

Con la llegada de la primavera, el Consejo Regional de Odessa ha vuelto a convertirse en un lugar de enardecidas luchas políticas. El 3 de marzo, el presidente del Consejo Regional de Odessa y líder de la Plataforma Opositora, Vadim Shkarovsky, introdujo en la agenda del Consejo Regional una propuesta para exigir al presidente Volodymyr Zelensky y al Fiscal General Ruslan Ryaboshapka que realicen una investigación sobre la tragedia del 2 de mayo de 2014 en Odessa.

Un proyecto separado debía pedir al Consejo Municipal de Odessa la instalación de memoriales en el campo de Kulikovo [homenaje a los asesinados en la Casa de los Sindicatos] y en la plaza Grecheskaya [homenaje al entonces líder del Praviy Sektor, muerto de un disparo en los enfrentamientos de aquella mañana] en memoria a las víctimas de la tragedia del 2 de mayo.

A consecuencia de los actos de la oposición, la sesión se convirtió en un acalorado debate en el que tuvo que intervenir el presidente de la administración regional de Odessa, Maxim Kutziu, que trató de calmar los ánimos y aprovechó para remarcar su postura de defensa de la integridad territorial e indivisibilidad de Ucrania. “Pido a los diputados que no hagan de esto un espectáculo político, debemos trabajar juntos por Ucrania y la región de Odessa”, afirmó el gobernador a los diputados.

Reaccionó a las palabras del gobernador el diputado del Bloque Petro Poroshenko Yuri Basiuk, que propuso posponer la petición hasta la próxima sesión alegando una reacción negativa del público.

Durante la sesión, Shkarovsky retiró la propuesta del Consejo Regional “sobre la petición de los diputados del Consejo Regional de Odessa al Consejo Municipal de Odessa de establecer en el campo de Kulikovo y en la plaza Grecheskaya de Odessa memoriales en memoria de las víctimas del 2 de mayo de 2014 en Odessa”.

Los radicales se presentaron en la sesión del Consejo Regional. Entre ellos estaba el director de la filial de Odessa del Instituto de la Memoria Nacional, Serhiy Gutsaliuk. Autoproclamándose haidamaki e historiador, recordó a los habitantes de Odessa la pseudohistoria de que Odessa fue fundada hace 600 años y no por Catalina II sino por los cosacos del mar Negro y los haidamakis, de los que se considera heredero.

Sabedor de lo que pasaría si hubiera una investigación real sobre los asesinatos del 2 de mayo en la Casa de los Sindicatos, Gutsaliuk y una docena de sus seguidores irrumpieron en la sesión. Los nerviosos radicales entraron en el edificio bajo protección policial. Y tras tomar la tribuna de oradores, Gutsaliuk desapareció por la balconada de la prensa.

Desde ahí, explotó con su airado discurso: “Acabo de volver de la guerra. Vosotros tomáis decisiones insignificantes y que no tienen ningún sentido. Nosotros defendimos Odessa. Odessa es Ucrania, no desestabilicéis la situación en la región. Advertimos a todo el que vaya a votar que sepa que llegará el momento en que tengan que responder por ello”.

Sin embargo, Gutsaliuk fracaso en su intento de influir sobre la votación: la mayoría de los diputados votaron a favor de la resolución de exigir una investigación sobre la tragedia del 2 de mayo en Odessa.

Sin embargo, pese al coraje necesario para hacerlo y el tiempo que ha tardado en producirse, la resolución no tiene consecuencias reales. Ni el presidente ni el Fiscal General están obligados a responder a una resolución de los consejos regionales o municipales. Pero, a iniciativa de los diputados, si la respuesta es no, aún pueden seguir adelante y continuar exigiendo una investigación sobre los hechos.

Y mientras los políticos discuten, el destino de las víctimas y sus familiares es irreparable. Las fuentes oficiales afirman que el 2 de mayo de 2014 murieron 44 personas en la Casa de los Sindicatos. Según las autoridades, fueron víctimas de la negligencia de los bomberos, que tardaron en llegar y no tomaron medidas para rescatar a quienes estaban atrapados.

En estos seis años, las autoridades no han realizado una verdadera investigación sobre el asesinato. Los testigos de la tragedia han sido intimidados y se han visto sometidos a la represión. Las víctimas reales, personas que estuvieron a punto de morir en el edificio, han sido acusadas de disturbios. Y los asesinos, convertidos en héroes, han participado como testigos en el caso.

Esa es la realidad de la actual Ucrania, donde todo parece estar cabeza abajo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.834 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.354.118 hits
A %d blogueros les gusta esto: