Entrada actual
Anticomunismo, Historia, Kharkov, Ley anticomunista, Nacionalismo, Rusia, Ucrania, Unión Soviética

Tres frentes de la “descomunización”

Artículo Original: Colonel Cassad

Sobre la continuación de la política de descomunización en Ucrania.

Tres frentes de la descomunización

Drobovich ha hablado de los millones que el nuevo jefe de la propaganda ucraniana continuará utilizando para proseguir con renovado vigor la política de descomunización. Nada ha cambiado desde que se cesara en el cargo de director del Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional a su principal ideólogo, Volodymyr Vyatrovich. Al contrario, su sustituto, Anton Drobovich, ha anunciado tres áreas en las que se centrará la lucha ideológica de los próximos cinco años.

Según afirmó Drobovich en una rueda de prensa, Ucrania continuará, como hasta ahora, resistiendo “a la agresión rusa” a base de eliminar los nombres del pasado soviético y reforzando el trabajo para el reconocimiento internacional de Holodomor como “genocidio del pueblo ucraniano”.

Es más, se crearán “archivos de cuerpos represivos”. Y la organización de este trabajo de propagandistas locales supondrá millones del presupuesto del Estado. “El próximo año, para la creación de un archivo se presupuestará algo más de cincuenta millones, pero el coste general del archivo se estima en 550 millones de grivnas. Ya se ha preparado un área de alrededor de 10.000 metros cuadrados, que será aumentado hasta los 19.000”, afirmó el director del Instituto.

Pero, naturalmente, el trabajo no va a limitarse a eso. Drobovich amenaza con reforzar la propaganda en las instituciones educativas y con trabajo “para la creación de materiales metodológicos y medios para la visualización, infografías y contenido audiovisual que se podrá utilizar en los colegios y que ve como necesario y lógico en el marco de la descomunización. Aparentemente, a la población no le importará gastar millones en basura ideológica, pero Drobovich no dio cifras. Puede que para no asustar a la población.

Sin embargo, aunque no les asustó, sí consiguió sorprender a los ciudadanos: de repente, Drobovich se negó a descomunizar el monumento al general Nikolay Vatutin, que se encuentra junto al Parlamento. ¿Ha despertado de repente el director del Instituto de la Memoria Nacional de Ucrania y se ha dado cuenta de que el general que liberó Kiev durante la guerra merece memoria y respeto? No. El problema es que no se trata de un monumento sino de la tumba del general. Así que la cuestión debe dirigirse a los familiares de Nikolay Vatutin. Pero lo que frena realmente a Drobovich es que el general no está en la lista negra.

“Vatutin, esta persona no está en la lista de descomunización por varios motivos. No sé, tengo que estudiar esta cuestión: por qué y cómo. En segundo lugar, aunque estuviera en esas listas, hay una excepción separada para las tumbas. No se trata de un monumento a Vatutin, es su tumba. En esos casos, el procedimiento es bastante diferente. No se puede desmantelar igual que un monumento. Estamos estudiando el asunto y el posible interés de los familiares pero las leyes no presuponen ninguna acción concreta en este sentido”, explicó el director del Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional.

Así que el monumento al general Vatutin no se ha tocado. La calle del mariscal Georgy Zhukov, sin embargo, ha tenido menos suerte. En Járkov, la Avenida debe llevar el nombre del general ucraniano Petro Grigorienko y no el del mariscal soviético [pese a que los ciudadanos votaron mayoritariamente a favor de volver a dar a Zhukov el nombre de la calle en una reciente consulta-Ed] según ha ordenado Drobovich. “No puede ser Zhukov, está en la lista de descomunización. Espero que no haya problema y las autoridades de Járkov solucionen la cuestión. Es más, el general Grigorienko es un personaje heroico, un general luchador. No creo que nadie cuestione su personalidad. Y no hay ninguna barrera para dedicar la avenida en su honor. Pero si hace falta diálogo, un panel de discusión y una reunión en Járkov, que se haga. Tenemos descentralización en el país y tiene que hacerse. Pero tiene que ser Grigorienko”, anunció Drobovich. El hecho de que Grigorienko también fue un general soviético no se le tiene en cuenta. Lo que realmente importa es que, tras tratamiento psiquiátrico, se convirtió en líder del movimiento disidente y luego fue obligado a emigrar a Estados Unidos aunque él no quería. Ese es su mérito para Maidan.

El escandaloso cambio de nombre de la avenida Zhukov se ha convertido en una épica que dura meses. En junio, el Consejo Local de Járkov votó a favor de devolver a la avenida el nombre del mariscal soviético. Antes, a causa de la ley de descomunización, la calle fue nombrada en honor a Grigorienko. Algunas organizaciones de partidos políticos locales denunciaron ante los tribunales que la avenida volvía a llevar el nombre de Zhukov. Finalmente, el alcalde de Járkov, Gennady Kernes, recurrió ante el tribunal para defender el nombre del mariscal soviético. Los tribunales rechazaron el recurso, pero el 18 de diciembre, el Consejo Municipal de Járkov recurrió al Tribunal Supremo el cambio de nombre de la avenida de Zhukov a Grigorienko.

La situación de la infeliz avenida no es la peor de todas. Gracias al advenimiento de la descomunización, muchos ucranianos están sufriendo. Por ejemplo, los residentes de Dnipropetrovsk, renombrada Dnepr, no se molestarían si no fuera por los muchos millones de grivnas del presupuesto local que cuesta cambiar las placas, señales y mapas y la renovación de todos los documentos. Los ciudadanos estarían felices de recuperar su Viejo nombre, pero no han tenido tanta suerte como sus conciudadanos de Galizia. Por ejemplo, para evitar pagar por el cambio de nombre y tener que cambiar todos los documentos de propiedades, los residentes de la localidad de Marmuzovich han exigido la vuelta a su nombre “comunista”: Andreevka. El principal argumento es que Vyatrovich y su equipo se equivocaron y el nombre de su pueblo no se debe al comunista Andreev sino al apóstol Andrés, por quien el pueblo fue nombrado según afirman los concejales y confirma el cura local de la iglesia greco-católica.

Hay muchos casos de ese tipo. Y seguirán aumentado aunque en la imaginación de los nazis y expertos ucranianos esperan que no pase con los nombres decomunizados lo que ha pasado con la antigua Mamuzovich. Pero lo que será un milagro es que el país recupere el sentido común, respete su propia historia y los marginales políticos como Vyatrovich o Klitschko den nombre a algún sucio callejón.

-Anna Ponomareva

PD. Para quienes pensaban que Zelensky iba a ser diferente. El resultado son las mismas políticas que ya hacía Poroshenko.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

diciembre 2019
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 21.878 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.345.557 hits
A %d blogueros les gusta esto: