Entrada actual
Anticomunismo, Fascismo, Historia, Kiev, Ley anticomunista, Ucrania, Uncategorized

Un partido que aún no ha acabado

Artículo Original: Andrey Manchuk

La historia de los jugadores del Dinamo es mundialmente conocida, pero parece que se ha olvidado en Ucrania. La historia del “partido de la muerte” o, mejor dicho, el destino de un grupo de jugadores del Dinamo de Kiev, detenidos y posteriormente asesinados tras derrotar al equipo alemán no es muy popular en la Ucrania actual. Los “historiadores” semi-oficiales insisten en que las autoridades soviéticas utilizaron la tragedia para la propaganda y ahora la masa de ultras del equipo de la capital está formada fundamentalmente por personas de ideología nazi que prefieren no recordar las tradiciones antifascistas.

El melodrama ruso Match (Partido), una película con escaso contenido político, fue una de las primeras en caer en el lista de películas censuradas por las autoridades ucranianas. Sin embargo, esta tendencia es anterior a Maidan y ya en 2012, el partido nacionalista Svoboda cargó contra su estreno en Kiev y algunos cines de la capital se negaron a proyectar la película ante las amenazas.

Sin embargo, esas circunstancias hacen aún más importante contar la historia real de los jugadores ejecutados. Es más, este episodio es bien conocido por fans del fútbol en otros países. Es suficiente decir que el “partido de la muerte” fue mencionado en el comunicado publicado por los aficionados antifascistas que boicotearon el fichaje del futbolista ucraniano Roman Zozulya, que se vio obligado a abandonar el Rayo Vallecano. Porque, según afirmaba el comunicado de los Bucaneros, alguien que procede de Ucrania, un país víctima de los Nazis, que asesinaron incluso a futbolistas, no debería adherirse a esa ideología.

¿Qué ocurrió en 1942 en el estadio de Kiev? Un grupo de jugadores del Dinamo, muy conocidos antes de la guerra en toda la Unión Soviética -algunos de ellos habían protagonizado la película “El Portero”, de culto en aquella época- se encontraron en la capital de la República Socialista Soviética de Ucrania tras el rápido embolsamiento de la ciudad por parte de los Nazis. Algunos de ellos fueron capturados con los miembros del Ejército Rojo que se encontraban rodeados y fueron enviados a campos de concentración. Otros no fueron capturados, pero quedaron atrapados en la ciudad, de la que no todos lograron huir.

El prominente nacionalista ucraniano Konstantin Shteppa, editor del periódico fascista Nove Ukrainske Slovo [Nueva Palabra Ucraniana] pronto conoció los hechos y trató de organizar en el Kiev ocupado un torneo de fútbol amateur. A causa de su petición, los alemanes pusieron en libertad a los prisioneros Kuzmenko, Trusevich, Klimenko, Korotkiy, Balakin, Shatskiy y Sujarev, aunque inmediatamente fueron colocados en la categoría de ciudadanos “sospechosos”.

Antiguos jugadores del Dinamo, incluyendo tres miembros del equipo antes de la guerra -Trusevish, Klimenko y Komarov- se unieron a las filas del equipo Start, formado por los trabajadores de una fábrica de pan en Kiev. Con éxito, se enfrentaron al equipo Ruj, formado por el colaboracionista Georgiy Shevtsov, derrotaron al equipo de la guarnición húngara y también a un equipo amateur formado por miembros de diferentes unidades alemanas. El clímax de esta improvisada liga de la ocupación se produjo con los partidos contra el equipo Flakelf, formado por operadores de la defensa antiaérea, pilotos y mecánicos alemanes. El 6 de agosto de 1942, el Start derrotó a los alemanes por un devastador 5-1 y, tres días después, en una durísima lucha, venció por 5-3 al reforzado equipo alemán.

Este es el partido que más adelante se conocería como el “partido de la muerte”. Según la versión soviética, la víspera del encuentro, las autoridades de la ocupación alemana realizaron un ultimátum, exigiendo a los jugadores de Kiev que se dejaran ganar. “Detrás de la valla, a la derecha, estaba el vestuario. La puerta estaba abierta y entré. Allí estaban: Trusevich, que se estaba vistiendo, Klimenko, ya preparado, comiendo pan y otro jugador al que no conocía y que se ataba las botas. En ese momento entró un oficial y me echó del vestuario. Lo que habló con los jugadores será siempre un misterio”, recordaba uno de los participantes en los hechos.

Fuera lo que fuera, la victoria sobre los alemanes había causado una reacción negativa en las autoridades de la ocupación. El resultado de esta serie de partidos objetivamente era una derrota de carácter político que destruía el mito de la invencibilidad alemana, que además empezaba a resentirse en el frente del este. Y eso podía dar más esperanzas a la resistencia de Kiev. Como era de esperar, el stadt commissar de Kiev prohibió más partidos entre el equipo de Kiev y soldados de la Wehrmacht. Y el 18 de agosto de 1942, nueve días después del último partido, las autoridades de la ocupación detuvieron a los jugadores del Start en la fábrica de pan, exactamente en el lugar desde donde se enviaba la harina al almacén.

Pronto fue detenido Korotkiy, que murió el primero porque los Nazis le acusaron de ser miembro del partido y mayor del NKVD. Los demás jugadores fueron encarcelados aislados por la Gestapo y después trasladados al campo de concentración de Siretskiy, acusados de intento de crear un grupo clandestino. “Nos acusaban de que el Dinamo estaba organizado por el NKVD y en ese caso, el propósito de la organización estaba claro”, afirmó en su testimonio en 1944 el futbolista Sviridovskiy, que logró mantenerse con vida hasta la liberación de Kiev.

Otros jugadores del Dinamo no tuvieron tanta suerte y no lograron sobrevivir a los campos de concentración. Las versiones sobre sus muertes difieren, pero todas ellas hablan del perro de uno de los oficiales, que atacó a los prisioneros, que lo mataron en legítima defensa.

“Una brigada de trabajadores del campo, entre los que se encontraban nuestros jugadores, cavaba una trinchera. Cuando uno de los trabajadores fue repentinamente atacado por un perro, sin pensarlo dos veces, le dio un golpe en la cabeza con la pala. Era necesario, el dueño del perro era el oficial del campo Paul von Radomski, que murió en 1945. La mañana siguiente, todos fueron alineados en la maldita trinchera y dieron la orden de “pasar lista”. Los primeros números fueron para Trusevich, Kuzmenko y Klimenko. La veracidad de esta versión de la ejecución de los jugadores del Dinamo fue confirmada por otro amigo que también estaba en la fila, Fyodor Tiuchev, del Dinamo. Tuvo suerte, no salió su número”, contaba Valentin Volkov, que antes de la guerra había jugado en el Jeldor y en el Rot Front.

El asesinato de los jugadores del Dinamo fue oficialmente investigado hasta 1974 y la Fiscalía de Hamburgo no cerró la investigación hasta 2005, imposible ya establecer la identidad de quienes habían asesinado a los jugadores. En Kiev, su memoria fue perpetuada con un monumento. Al ser un momento específicamente futbolístico ha hecho que pueda sobrevivir a la descomunización y ahora es uno de los pocos monumentos antifascistas que se mantienen en su sitio en la capital ucraniana. A pesar de que el Dinamo es, muchas veces, sinónimo de los grupos de extrema derecha de la capital, en Kiev el fútbol sigue llamando a sus ciudadanos a luchar contra el fascismo. El partido aún no ha acabado.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.189 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.216.620 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: