Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, LPR, Lugansk, Minsk, Rusia, Uncategorized

Nuevo alto el fuego y nuevos desacuerdos

La nueva ronda de consultas del Grupo de Contacto para la solución del conflicto en Donbass se ha desarrollado según el guión previsto. Tal y como se preveía -horas antes del inicio de la reunión se informaba de que pactar un nuevo alto el fuego sería el principal objetivo-, Ucrania, las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk pactaron, con la mediación de la OSCE, un nuevo alto el fuego “absoluto e indefinido”, que entrará en vigor el próximo 1 de julio. El vigente alto el fuego se convertirá en el “alto el fuego de la cosecha”, aunque el bloqueo político hace difícil esperar que el cese de la violencia vaya a ser completo -ninguno de los muchos acuerdos lo han logrado- o sostenible en el tiempo.

“En la reunión de hoy [miércoles, 27 de junio], se ha adoptado una declaración de alto el fuego coincidiendo con el inicio de la cosecha”, explicó el representante de Rusia en el Grupo de Contacto, Boris Grizlov. “La declaración apunta la importancia de garantizar la paz y la tranquilidad a la población en la zona de conflicto. Las partes han confirmado su completo compromiso con el régimen de alto el fuego completo, sostenible e indefinido a partir de las 00.01 horas del 1 de julio, hora de Kiev. También se reafirma el compromiso para la implementación completa de los acuerdos de Minsk”, añadió en un comunicado que en nada difiere de los anteriores. En este tiempo, no se ha dado paso alguno para cumplir esos acuerdos que tanto Kiev, como Moscú, Donetsk y Lugansk siguen defendiendo. La diferente interpretación que las partes hacen de dicho acuerdo hace improbable que se produzcan grandes avances a corto plazo.

La nueva ronda de contactos en Minsk ha vuelto a dejar claro el intento de Ucrania de tratar de incluir a Rusia como parte en el conflicto. Kiev busca así lograr que un documento del Grupo de Contacto que específicamente trata un aspecto de la guerra incluya a Rusia, “oficializando” a Moscú como parte en el conflicto. Así ha sucedido con el intento de la OSCE de aprobar una resolución sobre la tortura, un tema conflictivo ya que Naciones Unidas ha acusado a Ucrania de gran parte de los casos tanto de tortura como de asesinatos de civiles en su último informe. Este nuevo desacuerdo ilustra a la perfección la estrategia de Kiev de impedir ciertos acuerdos a base de tratar de culpar a Rusia o de incluir a Moscú como parte activa en la guerra.

Sin acuerdo contra la tortura

Artículo Original: Novorosinform

En la reunión del subgrupo para asuntos humanitarios del Grupo de Contacto celebrada en Minsk, la parte ucraniana se ha negado a firmar una declaración condenando la tortura y la violencia contra la población civil. Así lo anunció, según cita RIA Novosti, Olga Kobzeva, representante de la RPL en la reunión y jefa del grupo de trabajo de la RPL para la gestión de los intercambios de prisioneros de guerra.

“El lado ucraniano no ha aceptado la declaración propuesta por el coordinador de la Misión Especial de Monitorización de la OSCE, Toni Frisch, para detener la tortura y la violencia contra la población civil”, explicó. Kobzeva añadió que los representantes de Kiev insisten en que el texto debe incluir a Rusia, que, por su parte, recuerda que no es parte en el conflicto entre Ucrania y Donbass. “Es absurdo, Rusia no participa en el conflicto”.

Antes, Toni Frisch, en representación de la misión de observación de la OSCE, había planteado en la reunión del subgrupo humanitario que se adoptara una declaración que condenara todas las formas de tortura, maltrato, violencia sexual y amenazas de violencia contra los detenidos en el conflicto.

En mayo se informó de que, durante la anterior ronda de negociaciones del subgrupo humanitario en Minsk, la parte ucraniana ignoró la propuesta de la OSCE de firmar una declaración sobre la prohibición de la tortura y la violencia contra los prisioneros de guerra.

Hay que insistir en que, a principios de junio, activistas ucranianos por los derechos humanos acusaron al SBU de violaciones de los derechos humanos. Se referían a los carteles colocados por el SBU en la región de Jerson en los que se publicaban datos personales de personas que, según la agencia, eran “separatistas”. Y el 16 de junio, un informe publicado por Naciones Unidas criticaba duramente a Ucrania por practicar la represión, tortura y ejecuciones. La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticó duramente la situación de los derechos humanos en Ucrania y publicó una serie de conclusiones más que incómodas para Ucrania en el reciente informe de su misión de monitorización.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.273 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.228.946 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: