Entrada actual
Avakov, Batallón Azov, Batallón Sich, Extrema Derecha, Fascismo, Praviy Sector, SBU, Ucrania, Uncategorized

En busca de culpables

24062018-news-3.pngEl hecho de que el último ataque haya dejado una víctima mortal, ha forzado a Ucrania a dar una explicación sobre lo ocurrido este fin de semana en un asentamiento romaní en la región de Lviv, el más reciente de una serie de ataques que, hasta ahora, se habían producido ante la indiferencia, si no la complicidad, de las fuerzas del orden. Como ya se ha convertido en la norma, las autoridades ucranianas han mirado hacia Moscú.

Uno de los primeros ha sido el ministro del Interior Arsen Avakov, que ha visto “la mano de Moscú” en una página web que, según el ministro, inspiró a los jóvenes que realizaron el ataque. Sin intención de admitir que esta oleada de ataques tiene un claro componente racista evidente en los violentos grupos nacionalistas ucranianos, muchos de ellos con lazos con el Ministerio del Interior, nada indica que el ataque producido en Lviv vaya a ser el último.

Una mirada a Moscú. Y al pasado.

Artículo Original: Colonel Cassad

Algo más sobre el tema de ayer. Tras el ataque, los agresores y aquellos que les protegen se apresuraron a buscar a alguien a quien culpar. Evidentemente, lo encontraron.

El director del SBU no descarta la posibilidad de que Rusia esté detrás del ataque contra la población romaní en Lviv. “En cuanto al ataque, el análisis preliminar muestra que hay organizaciones similares en Rusia… Rusia puede estar detrás del ataque”, afirmó según cita Interfax.

Según Grimtsak, el SBU trata de determinar quién financió el ataque y quién está detrás. Anteriormente se supo que la víctima del ataque contra un asentamiento romaní en la región de Lviv es un hombre de 24 años y que otras cuatro personas resultaron heridas.

Los cuerpos del orden detuvieron a siete sospechosos de cometer el crimen, todos ellos de 16 y 17 años. Según el Ministerio del Interior de Ucrania, el organizador es un hombre de 20 años.

Es decir, cuando los agresores atacaban campamentos romaníes con la protección de la policía, Grimtsak no prestaba especial atención al tema, pero ahora que hay un cuerpo, de repente el SBU descubre que “Rusia puede estar detrás del ataque”.

Sin embargo, tras el circo del caso Babchenko [que, con ayuda del SBU escenificó su propia muerte y reapareció vivo 24 horas después para culpar a Rusia de intento de asesinato-Ed], que tras la declaración del supuesto asesino se cayó completamente, no se puede esperar nada inteligente de Grimtsak más allá de apuntar el dedo acusador para proteger al Ministerio del Interior y al SBU, que protegen a las organizaciones fascistas que atacan a la población romaní. Si no se hubieran producido una víctima mortal, habría habido silencio y se habría pasado página. Pero, en esta ocasión, hay que explicar qué ha pasado.  

Al margen de la acusación contra Rusia, hay quienes se han centrado en explicar las evidentes similitudes de los pogromos contra la población romaní en Ucrania y los que se produjeron en el Tercer Reich.

El país se dirige hacia el extremismo. El hecho que se produzcan ataques similares contra campamentos romaníes de forma regular en diferentes partes del país lleva a pensar en los paralelismos con la Alemania Nazi. Entonces las organizaciones paramilitares y semioficiales también atacaban asentamientos romaníes y a ojos de una parte de la sociedad se presentaban como defensores de la nación aria. La diferencia entre aquella Alemania y la actual Ucrania es que desde el Gobierno no incitamos a estos pogromos”, escribió Gennady Moskal [ahora gobernador de Transcarpatia, antes gobernador de la parte de Lugansk controlada por el Ejército Ucraniano, donde aceptó y apoyó tanto la guerra como las medidas represivas contra la población local-Ed].

Es decir, para Moskal la diferencia es que durante el Tercer Reich, todo ocurría con la participación del Estado, mientras que en Ucrania el Estado no tiene nada que ver. Sin embargo, Moskal abiertamente miente, ya que, por ejemplo, la organización fascista C14, que ha participado activamente en los pogromos, recibe financiación del Gobierno y su líder, Yevhen Karas, es miembro de la junta supervisora de la Agencia Anticorrupción. Su relación con Avakov es evidente, como lo es también que el SBU promovió al Praviy Sektor y formó el regimiento fascista Azov.

Hasta ahora, ninguno de los organizadores de los pogromos ha sido castigado, la policía no ha intervenido para impedir la violencia y Avakov se vio obligado a justificar que se haya publicado en Estados Unidos un informe sobre las violaciones de los derechos humanos en Ucrania que, entre otras cosas, menciona la persecución contra la población romaní por motivos étnicos y acusa de connivencia al Ministerio del Interior.

Aun así, como se ha podido comprobar, los ataques continúan y han dejado ya la primera víctima.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.277 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.229.133 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: