Entrada actual
Economía, Gerashenko, Pobreza, Poroshenko, Ucrania, Uncategorized, Unión Europea

Ostentación en tiempos de guerra y de pobreza

Artículo Original: Andrey Manchuk

Petro Poroshenko ha comenzado 2018 con una serie de edificantes viajes. Tras descansar de incognito en las Maldivas en unas vacaciones que costaron medio millón de dólares, el presidente acudió a la nevada localidad alpina de Davos, donde se alojó en una habitación con techos de cristales de Swarovski y paredes doradas. Además, solo el vuelo al foro en Suiza, sin incluir el alojamiento, costó al Estado 1,65 millones de grivnas.

Si hablamos de la comida, el menú presidencial también parece ser algo diferente de la cesta de la compra de la media ucraniana, especialmente teniendo en cuenta que Naciones Unidas ha introducido a Ucrania en la lista de países que se enfrentan a una crisis alimentaria. “Para desayunar, los VIP reciben una botella de champán francés valorado en más de 300 euros, langosta a un precio de 120 dólares, fresas, frutas tropicales, pasteles, huevos y rollos de salmón. El plato estrella de la isla es el atún, especialmente famosa es la carne de melva y atún de aleta amarilla. También se sirve una serie de pescados exóticos, como wahi, mahi mahi”, explicó al diario Vesti un representante de la turoperadora de Maldivas.

Y ahora, solo unas semanas después, el presidente del país más pobre de Europa ha acudido a la gala anual de la ópera de Viena. Según las fuentes disponibles, el alquiler de un palco asciende a más de 20.000 dólares. Medios europeos han publicado que el coste del viaje de Poroshenko y su séquito asciende a 800.000 grivnas, que, por supuesto, han salido de las vacías arcas del Estado.

Pero Poroshenko no es el único representante ucraniano que se hace ver en viviendas o vacaciones de lujo. Es el caso del Fiscal General Yuriy Lutsenko, que pasó las vacaciones de invierno en las Seychelles, donde alquiló dos lujosas villas con vistas a las azules aguas del mar y vuelos en helicóptero. También el ministro de Cultura y antes líder de Maidan, Yevhen Nyschuk, que viajó a Suiza y causó un pequeño escándalo al contratar el servicio VIP de transporte al aeropuerto por 24.000 grivnas.

Hay quienes lo consideran una paradoja, pero cuanto más pobres son los ucranianos, más esfuerzo hacen sus líderes por mostrar, ante el país y ante el mundo, que se han enriquecido a costa del empobrecimiento general. Y si hace cuatro años la ciudadanía de Ucrania se indignó por la residencia de Yanukovich, mostraron su ira ante los míticos panes de oro, todo intento de utilizar el mismo discurso en referencia al viaje secreto del presidente a las Maldivas ha chocado con el gran ejército de Poroshenko: nuestro amado líder es un millonario que tiene todo el derecho a gastar de más en una isla tropical. Y quienes piensen lo contrario, quieren hacer volver al país al igualitarismo, es decir, directamente al horrible pasado comunista. De esa “amenaza roja” hablaron los representantes habituales: desde la vicepresidenta del Parlamento, Irina Gerashenko, al bloguero Eldar Nagorniy.

Mientras tanto, la desigualdad en la sociedad ucraniana ha llegado a tal nivel que ya ni siquiera pueden ignorarlo los representantes europeos más partidarios de Kiev. El 5 de febrero se refirió a ello abiertamente el embajador de la Unión Europea en Ucrania, Hugues Mingarelli. En un acto ante grupo de político ucranianos del ala “euro-optimista”, realizó un discurso sorprendentemente crítico que, por supuesto, no tuvo ninguna opción de ser mencionado por los canales de televisión del país.

“En vuestro país hay un inaceptable nivel de desigualdad. Sí, sé que algunos de vosotros habréis pensado ante esas palabras algo como: este hombre debe de ser comunista si habla de desigualdad. Por supuesto, podéis pensar eso, pero no creo que sin un mínimo nivel de cohesión social en la sociedad ucraniana vayáis a poder tener una democracia real en el país, al menos en la forma en que yo entiendo el término. Y estoy dispuesto a probarlo.

Si no queréis que demasiada gente apoye a partidos populistas en las próximas elecciones, tendréis que reducir la enorme estratificación de la sociedad ucraniano que hay ahora mismo. No podréis tener éxito en la trasformación y modernización del Estado si la gran mayoría de los ciudadanos solo puede aspirar a sobrevivir mientras en Kiev se ven más Porsches, Ferraris y Lamborghinis que en Roma, París o Berlín. Porque entonces esto no es un país, es una república bananera”, afirmó Mingarelli intentando razonar con los políticos ucranianos, a los que pidió que no ostentaran de riqueza ante su empobrecida ciudadanía.

Por supuesto, la preocupación del embajador de la Unión Europea sobre la desigualdad no está libre de hipocresía y engaño. Al fin y al cabo, este hombre mantiene la rígida línea oficial de las negociaciones de los representantes europeos, cuya exigencia es, una y otra vez, aumentar los precios de los servicios básicos a cambio de créditos, provechosos para los oficiales corruptos cercanos al Gobierno. Y esos créditos harán aún más pobre a la sociedad ucraniano. Mientras los políticos ucranianos que llegaron al poder gracias a la misma Unión Europea se compran, sin ningún problema, coches de lujo o se marchan a descansar a remotas islas del océano.

La desigualdad seguirá aumentando. Y con ella aumentará el descaro de la élite ucraniana, que hace tiempo que ha dejado de intentar aumentar su popularidad y aparentemente pretende gobernar el país por la fuerza, apoyándose en tribunales supervisados y ejércitos privados de extrema derecha como la “Milicia Nacional”. Dará igual cuánto se ha empobrecido el país, ellos seguirán viviendo alegremente, riéndose de la población sin prestar atención a las tímidas protestas de los desfavorecidos. Mingarelli tiene razón: es el típico país tercermundista en el que las villas conviven con la pesadilla de los pobres.

La fiesta continúa -una fiesta que se celebra en guerra, que comenzó en Ucrania hace cuatro años- con la victoria del régimen más cínico y antisocial de la historia moderna del país.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.273 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.228.950 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: