Entrada actual
Alto el fuego, Debaltsevo, Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, OSCE, Rusia, Ucrania, Uncategorized

Un nuevo conflicto

1513440740_e-news.su_7La firma de los primeros acuerdos de Minsk -que durante apenas unos meses hicieron descender la intensidad de la guerra en el intervalo entre el final de la batalla de Ilovaisk y el estallido de la batalla final por Debaltsevo- dieron lugar también a la creación, a propuesta de Ucrania, del Centro de Control y Coordinación Conjunto (JCCC por sus siglas en inglés). Con participación de Ucrania, Rusia y también de representantes de la RPD y RPL y en colaboración con la Misión Especial de Observación de la OSCE, que ya se encontraba sobre el terreno desde el verano de 2014, el centro debía favorecer el cumplimiento de los aspectos militares de los recién firmados acuerdos. Ese papel debió tomar mayor importancia después de la firma de los segundos acuerdos de Minsk de febrero de 2015, cuando se describió en mayor detalle tanto el acuerdo como los pasos necesarios para implementarlo.

En octubre de 2014, la web de la misión de la OSCE publicaba un comunicado del Grupo de Contacto Trilateral creado a raíz de los acuerdos de Minsk en el que se apoyaba el trabajo del centro, entonces situado en Debaltsevo, aún bajo control ucraniano. “El Grupo de Contacto Trilateral saluda el comienzo del trabajo en Debaltsevo del Centro de Control y Coordinación Conjunto para asuntos relativos al régimen de alto el fuego y estabilización de la situación, con la participación de representantes de Ucrania, la Federación Rusa y la OSCE.

Los miembros del Grupo de Contacto Trilateral expresan su firme deseo que el Centro Conjunto favorezca una mejoría en la situación en la región de Donbass y garantice un control efectivo y verificación por parte de la OSCE de los acuerdos existentes de acuerdo con el régimen de alto el fuego, retirada de formaciones ilegales y su equipamiento del territorio de Ucrania, así como el establecimiento de un control efectivo de la frontera ucraniano-rusa”. A principios de 2015, ante lo inminente de la batalla final por Debaltsevo, el centro fue trasladado a Soledar.

Desde su creación, los éxitos del JCCC han sido escasos. De ese inicial comunicado del Grupo de Contacto, planteado claramente en términos ucranianos, ninguno de los objetivos se ha cumplido. Ni las milicias han sido desarmadas, ni el alto el fuego se ha cumplido completamente, ni el armamento pesado se ha retirado del frente. Sin grandes éxitos que reivindicar, el JCCC ha vuelto a aparecer recientemente en las declaraciones oficiales por las quejas sobre las condiciones en las que se encuentran los oficiales rusos. “Se ha creado una situación peligrosa alrededor del Centro de Control y Coordinación Conjunto. Ucrania, concretamente el presidente Poroshenko, que lideró la creación de dicho centro en 2014, ahora hace todo lo posible por crear un entorno insoportable para los oficiales rusos y plantea exigencias inaceptables con el objetivo de cerrar el centro. La responsabilidad de ello recaerá, como es natural, sobre las autoridades ucranianas”, afirmó recientemente el ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, Sergey Lavrov.

Parece confirmarse ya que los oficiales rusos abandonarán el JCCC en los próximos días, por lo que las próximas semanas -especialmente tras el habitual alto el fuego que habitualmente se produce durante las fiestas de año nuevo- dejarán claro cuál es el efecto de esta decisión. Por el momento, la RPD y la RPL han declarado su intención de continuar con la colaboración con el centro. Esa colaboración deberá producirse con la comunicación sin mediación rusa, directamente con el lado ucraniano. Ese matiz hace imposible descartar la posibilidad de que el movimiento ruso busque también el diálogo directo entre Kiev, Donetsk y Lugansk que Moscú lleva reclamando desde que se firmaran los acuerdos de Minsk.

El origen del último conflicto

Artículo Original: Colonel Cassad

Uno de los recientes informes [publicado el 15 de diciembre] de la OSCE sobre la situación en Donbass contiene un detalle interesante. Rusia ha informado a la OSCE sobre la intención de retirar a sus oficiales que trabajan con el Centro de Control y Coordinación Conjunto.

El 14 de diciembre, “los representantes de las Fuerzas Armadas de Ucrania en el Centro de Control y Coordinación Conjunto en el cuartel general del JCCC situado en la localidad de Soledar, (a 79km al norte de Donetsk) bajo control del Gobierno, entregaron a la Misión Especial de Observación (SMM) una carta del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa en la que informa de la intención de la Federación Rusa de retirar del territorio de Ucrania a los oficiales de sus Fuerzas Armadas del JCCC”.

El informe contiene también otra ronda de la “rutina” de Minsk.

Aparentemente, se trata de la continuación lógica de la historia después de que Ucrania publicara una carta del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa en la que se denunciaban las inadecuadas condiciones de trabajo para los oficiales rusos en Ucrania, que posteriormente Kiev procedió a filtrar (ya sea por iniciativa del Ministerio de Defensa o el SBU). Rusia considera que las condiciones son inaceptables y así lo plasmó en la carta (lógica que explicaron en una reciente entrevista en Rossiya 24).

Teniendo en cuenta que la guerra no va a detenerse (algo que ya ha expresado abiertamente el representante de Estados Unidos Kurt Volker), el JCCC ha perdido todo su significado, ya que es evidente que este organismo no ha sido capaz de garantizar un alto el fuego ni de implementar las cuestiones militares de los acuerdos de Minsk.

Parece que se ha decidido que aguantar la humillación gratuita de sus propios oficiales por los dudosos beneficios del “Minsk informativo” (especialmente una vez que los documentos han sido filtrados a la prensa) no es necesario, de ahí la notificación oficial a la prensa. A medida que el derramamiento de sangre gradualmente aumenta, los cálculos adicionales de número de muertos y bombardeos que realiza el JCCC en la línea del frente pierden sentido. De hecho, a mediados de diciembre, ya se ha calentado parte de la línea del frente tanto en la RPD como en la RPL. Por el momento, todo progresa según la versión habitual de la guerra de trincheras, pero las posibilidades de intensificación aumentan.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.092 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.250.351 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: